lunes, 17 de octubre de 2016

Crítica: Crudo

Juventud, vegetarianismo, ambulancias a la salida del cine, iniciación, expectativas, sangre, carne cruda. "Grave" , también conocida como "Raw" (y ahora "Crudo"), viene pisando fuerte y su directora Julia Ducournau vigila nuestras reacciones. En nuestra juventud es determinante el papel que juegan las restricciones, pues estas son las que representarán la parte más sangrante de nuestra rabia adolescente y nuestra rebeldía. Creces de una manera en la que sientes que dictan cada uno de tus pasos y cuando decides ser tú mismo, estés preparado o no, sueles exaltar cada una de tus reacciones contra el mundo, contra todo lo que te rodea y contra ti mismo.

Las reacciones en esta difícil etapa de la vida es en lo que ahonda "Grave" para armar una historia contundente sobre el autoconocimiento, el descubrimiento, la provocación y las relaciones enfermizas. ¿Necesita esta película toda esa publicidad de las ambulancias en la puerta del cine en las proyecciones, los desmayos y las escenas más desagradables del año? Definitivamente no, es más, le perjudica porque uno se puede hacer una idea equivocada de lo que "Grave" ofrece, y con esto lo que pretendo es que dejéis de pensar en la corriente del terror extremo francés con la que seguimos obsesionados y a la que tenemos mitificada, aunque den tentaciones de hacerlo. "Grave" tiene la suficiente fuerza como para no necesitar ninguna publicidad engañosa.

"Grave" viene a poner el punto sobre la i a esa etapa en la que intentamos encontrar el rumbo, manifestar una personalidad propia y dejar la prestada atrás, en la que nos iniciamos en el sexo, la desconfianza, la libertad y en la que despreciamos las reglas. En este caso es Justine, quien nos lo va a mostrar en su primer año de universidad. Si os presento a la Justine reprimida, os tendría que decir que es una estudiante modelo, vegetariana convencida ya que es lo que ha conocido siempre, pues toda su familia lo es y sin una personalidad definida, ya que lo único que hace es seguir los pasos de sus padres y su hermana en la carerra de veterinaria. Si os presento a la Justine real, os tendría que hablar de su descontrol, de sus impulsos, de su desubicación y de una fragilidad que contraresta con la contundencia del autoengaño.

En "Grave", Julia Ducournau, quiere que el espectador también se sienta iniciador de una experiencia única y aterradora para todos, en especial para sus protagonistas, y para ello acompaña a Justine de una complicada relación con su hermana Alex, quien lejos de ser un modelo, es un desencadenante y de su compañero de habitación, Adrien, quien no es un amigo, es un vehículo para ser ella misma. Esta iniciación a un mundo diferente se hace a través de la carne, la sangre, el dolor y la brutalidad.

En "Grave" la carne se aprovecha como elemento ambivalente, por una parte es vida y como no, por otra es muerte, porque cada proceso que viven Justine y Alex es carnalidad pura, todo se entiende y se siente desde la visceralidad más pura, desde lo que dictan las tripas, desde lo que pide el estómago y en ese aspecto, la utilización de los recursos narrativos y técnicos están muy orientados a esa reacción que la directora busca constantemente en el público.

El dibujo de los personajes es el que necesita una historia que retoma con fuerza un subgénero controvertido, pero tremendamente vistoso, que dirigido con mimo y pulso deja de ser el típico producto gore sin más, para convertirse en una canción iniciática que se adentra en el tenebroso mundo de la aceptación, las relaciones fraternales, el sexo, las drogas y la falta de control, sin pretender concluir con ninguna enseñanza moral o con alguna cantinela para hacer reflexionar al personal.

Los personajes, como decía, están bien exprimidos, dejando ver lo justo y necesario de cada uno de ellos, para que le cojas el pulso a la historia y vayas queriendo conocer cada vez un poquito más. Todo se cuenta de una forma muy dinámica, rápida si queréis, y aquí llegan las sombras de la película, pues todo es tan repentino y a la vez está tan definido, que se pasa de un estado de quietud a otro de frenetismo de la protagonista de manera casi inmediata, lo que hace que no termine de ser creíble en la historia, que con algo más de calma y en pequeñas dosis que desembocaran hasta el momento cumbre, hubiera sido más espectacular. Aquí hablamos de que los momentos más incómodos de la película vienen dados casi desde el principio, y no es gore precisamente lo que incomoda, sino escenas que no tienen nada que ver con la sangre.

Aún con este handicap, aún con esta falta de entendimiento por parte del espectador del comportamiento de Justine, empiezas empatizando con ella para luego mostrarte frío con ella, de manera que te vuelves parte del paisaje de la película, parte de cada fiesta en la que sólo hay impulsos y nada más, parte de cada novato de la universidad y parte de cada vetenaro, parte de cada prueba sobre la validez de la persona dentro de determinado círculo estudiantil y te preguntas por el papel de los adultos en todo este tinglado, pues en "Grave" están totalmente aparte y uno no le deja de sorprender que se permitan las vejaciones que vemos en pantalla de un modo tan despreocupado. Debe ser que yo he debido estudiar en la universidad más rancia del mundo, en la que se estudiaba, se tomaba café en la cafetería y poco más, pero dentro del realismo que en algún momento debería contar una historia tan alucinante y alejada de nuestro día a día como esta, el papel de los responsables de estos chicos debería haber tenido algo más de protagonismo, de la misma manera que yo hubiera dado mucha más importancia al rechazo hacia la carne por parte de la persona vegetariana y la lucha interior antes de la catarsis.

Técnicamente, "Grave" es directa, no demasiado artificiosa, a excepción de las incursiones en las raves, donde abundan los neones y las imágenes solapadas y donde casi toda la importancia la tiene la banda sonora (otro de los puntos fuertes de la película), e impresiona más en momentos donde la sangre fluye menos como apuntaba antes, algo que nos dice que el guión tiene empaque, y por eso también debemos darle las gracias a la señorita Ducournau. De igual manera tengo que decir que los momentos sangrientos, que también los hay, podéis estar tranquilos, estén realizados a la perfección. Sobre las actuaciones de Garance Marillier (Justine) y Ella Rumpf (Alex), sólo puedo decir que son maravillosas y desde mi punto de vista, Garance era otra de las que apuntaba maneras para llevarse el premio a la mejor actriz.

Durante la proyección tuve algunas referencias en la cabeza que prefiero no desvelar para que no relacionéis con la trama todos aquellos que no la hayáis visto y que así no suponga un spoiler, pero hay un aroma de mujer francés que sin duda se ponía en las muñecas Julia Ducournau para rodar cada día. "Grave" es retorcida y perturbadora, una de esas piezas que se conservan igual de interesantes, e incluso ganan, con el reposo. Una historia terrorífica que también se acerca al drama y que tiene momentos de humor negro interesantes, porque "Grave" no pretende ser intensa ni aleccionar, lo que quiere ser es una película que tengas en mente cuando recomiendes visionados obligatorios de este 2016. Lo que consigue es ser una propuesta contundente que pasará a formar parte de las películas destacadas del cine de terror.

En el festival de Toronto hubo personas que se desmayaron y no pudieron terminar de ver la película. Lástima que cada uno de ellos fuera a verla con el estómago vacío y se desmayaran de hambre ( cualquier otro motivo es ficción), porque se perdieron un final que pone el broche de oro a una película que todo aficionado al género tiene que ver.

Yo, que también he sido jovencita, no he coqueteado nunca con el vegetarianismo, tampoco he sido demasiado amante de la carne, pero sí he vivido la rabia adolescente hasta que me he encontrado a mi misma y he definido mis gustos. Por el camino me hubiera gustado haberme convertido en Justine en determinados momentos, porque la vida a veces es cruda y nuestras reacciones son lo único que puede cocinarla.


16 comentarios:

El Rector dijo...

Missterror, ni una coma puedo añadir a tu estupendo análisis. Secundo todo lo que comentas, en especial, lo poco que ha jugado a favor de la película toda esa controversia prefabricada que ha ido acumulando, cuando para nada estamos ante una cinta polémica ni desagradable para el espectador (por mucho que algunas secuencias no anden cortas de truculencia), todo lo contrario, pues está rodada con una elegancia y un buen gusto que no hace otra cosa que augurarle un fantástico porvenir a la srta.Ducornau. Sin ir más lejos, "Dans Ma Peau" de la también fémina Marina de Van, me parece bastante más perturbadora y "difícil" de ver, que esta "Grave.

Cierto que tiene algunos aspectos mejorables, que pese a su ritmo pausado, es algo precipitada en el desarrollo de algunos personajes y algunas partes (importantes) de la trama no están tan bien explicadas como debieran, pero vamos, que le da de sobras para colarse entre las diez mejores películas del festival y al igual que a ti, el trabajo de Garance Marillier me parece brutal.

Mención especial para la fabulosa banda sonora.

Sin duda, una de mis favoritas de este año y una de esas películas que ganan incluso, con algo de reposo.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Está muy bien, pero si no hubiesen dicho nada de los desmayos, me habría gustado bastante más. Me parece más impresionable el contexto de alguna escena que su apartado visual. Para mí, un 3 y medio sobre 5.

Saludos.

Missterror dijo...

Lady Deathpoet- Claro que la recomiendo!!! Si la crítica no lo había dejado, esas ocho estrellitas que le he dado deberían haberte dado una pista ;)

Rector-SPOILER- Aquí sí ya puedo hablar de referencias y desde luego "Dans Ma peau" está la primera en la lista, junto con "Ginger Snaps" y esas relación entre hermanas y de iniciación a una nueva fase de violencia. También tenía presente "Eat" y en general todo lo que implicara esa desazón que el sabor de la carne humana debe provocar...
Sin duda el impacto en el momento de ver la película es positivo, pero gana una vez digerida, algo que le pasa a las buenas películas y el debut de Julia Ducournau lo es.ç

Patrick Bateman- A estas alturas lo de los desmayos ya no debería condicionarnos, porque todos los años es lo mismo. Publicidad de las productoras, que funciona les funciona como reclamo, pero que genera reticencias para el público habituado a este cine.
El contexto en el que ocurren todas las situaciones es tremendo, y más que podría haber sido, si por ejemplo, se profundiza más en la naturaleza de los accidentes de coche, algo que pasa por anecdótico en "Grave", pero que tiene una fuerza importantísima y que debió ser más exprimido.
UN 3,5 de 5 es un casi un notable, ¿no? Yo le otorgo más estrellas, pero la tuya también es buena nota :)

Saludos

Patrick Bateman dijo...

Ya no debería condicionarnos, cierto. Yo este tipo de promociones no hago caso, pero sin querer, afecta un poco en la valoración final. Es buena, pero podría haber sido buenísima si no hubiese cierto hype por culpa de la promoción. Una muy buena escena, es la de las tijeras.

Saludos.

Missterror dijo...

Patrick. La escena de las tijeras es definitiva, pero las del pelo y la cera en las ingles a mi me hicieron apretar los dientes...

Patrick Bateman dijo...

No tanto para los 'gúrus' del desmayo, pero tienen su punto.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Que maravilla de película y que mal, pero que mal la han vendido. La vi el otro día en el cine y al principio los comentarios de la gente eran del tipo: 'A ver si aguantamos toda la película', conforme avanzaba el metraje y veían que 'Crudo' no ofrecía lo que esperaban la gente se ponía a hablar y a comentar todo tipo de tonterías.. Según acabo de leer en algunos cines de Nueva York incluso dan bolsas para vomitar.. La única duda que me queda sobre este tema...Si no se hubiera vendido así...¿Se habría estrenado en tantos cines o habría sido relegada a un lamentable estreno como en el caso de 'Swiss army man' o directamente al mercado domestico?

Dejando de lado esto, 'Crudo' es una película absolutamente brutal con mucho trasfondo que se beneficia de, como bien dice el Rector, el trabajo de la protagonista (Absolutamente soberbia) y la banda sonora. Y si, también es cierto que a pesar de su pausado ritmo parece que a la directora y guionista le entran las prisas a la hora de rodar alguna escena o mostrar algún personaje. Hace ya un par de días que vi esta película y si os soy sincero no puedo quitármela de la cabeza y que una película consiga algo así me impacta mas que si se me revuelven las tripas o no...

Tal y como comenta MissTerror (Me encanta tu crítica por cierto) también me vinieron a la cabeza varias referencias, algunas me ayudaron a entrar en la película pero otras (Centradas por ejemplo en el papel de la hermana) me hacían distanciarme de ella. SPOILER SPOILER SPOILER Por si acaso.. a mi me vino a la cabeza 'Der Nachmahr' por el tema de las raves y por estar ante dos personajes femeninos que no encuentran su sitio en el mundo y de alguna manera se rebelan contra las normas establecidas, aunque creo que Ducournau sabe llevar a buen puerto a su película no como Achim Bornhak. E incluso 'Carré blanc' por hablar de la represión de los sentimientos me vino a la cabeza.. Pero ya sabéis que a mi a veces se me va la pinza. FIN SPOILER

un abrazo!!

Donnie

Missterror dijo...

Donnie- Hace unos días en mi casa hablábamos precisamente sobre esto, sobre lo desacertado de la publicidad de vómitos y desmayos para una propuesta como "Crudo", pero yo tengo claro que sin esta publicidad no habría llegado a los cines. En este caso, a diferencia de "Martyrs" a la que ya le pasó tres cuartos de lo mismo, esta publicidad le ha dado un empujón en distribución brutal. "Martyrs" no llegó ni a editarse en formato doméstico en España, sin ir más lejos (¿a qué están esperando? grrrrrr)

"Crudo" se te ha metido dentro por lo que te leo. Es una gran película sin duda alguna, que explora una parte brutal del ser humano en su aprendizaje y que lo toca con originalidad, que es lo que siempre pedimos.

Yo no termino de ver las similitudes como "Der Nachmar" más allá de las raves, la verdad, pero qué te puedo decir?? Creo que eres una persona que no puede dejar de referenciar, jajajaj, imagino tu cabeza volviéndose loca cada vez que ves una peli y encontrando mil películas similares. Hay que tener mucha capacidad para eso y mucha memoria y yo ni lo uno, ni lo otro ;)

Un Abrazo!

Max Cady dijo...

ATENCIÓN, PUEDEN EXISTIR SPOILERS EN EL COMENTARIO.

Tu crítica, Missterror, magnífica como siempre, pero está claro que hemos visto películas distintas.

Vista Raw, y al margen de la publicidad de película escándalo del año (provocando desmayos y espantadas en Sundance y Sitges), me ha resultado una pretenciosa, vacua, aburrida y muy francesa versión de Ginger Snaps (la cual por cierto, era ya muy flojita).

Reconozco el esfuerzo por hacer algo distinto en el muy sobado cine de género, y admito que tiene tres escenas muy potentes visualmente que ponen los pelos como escarpias, pero es todo tan plomizo y FRANCÉS, que lo único que me produce son bostezos. Lástima, porque tenía un potencial impresionante.

Saludos.

P.D. Ay, en otras manos (el David Cronenberg de mediados de los 80 o principios de los 90, por ejemplo) esta pseudo-metáfora del canibalismo, la licantropía o el mal en estado puro lo que podría haber sido.

Patrick Bateman dijo...

Eso pasa por promocionar las películas con el efecto 'nausea'. A mí me gustó, pero si no hubiesen dicho nada, mucho mejor.

Saludos.

Max Cady dijo...

Querido Sr. Bateman, por eso mismo recalco que mi comentario es al margen de toda es publicidad (muchas veces campaña de marketing encubierta) que rodea la película. Independientemente de lo que la rodea, sólo centrándome en lo que veo y escucho, me parece una película pedante y soporífera. Aún y con todo, agradezco el intento; tal vez la próxima vez les salga bien.

Saludos enormes.

El Rector dijo...

A estas alturas de la película, el problema no está en la publicidad engañosa (y sensacionalista), el problema está en el que se la cree. No deja de alucinarme que aun haya quien suelta aquello de "pues no es para tanto...".

Max, la simple comparación entre "Crudo" y una vulgaridad de serie B olvidable como "Ginger Snaps", debería ser motivo, como mínimo, de azote en las nalgas. Pero claro, te lo dice alguien a quien le gusta bastante el plomizo cine francés.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Como ya dije, es una lastima que se publiciten películas así. La publicidad juega en contra de la película y de su mensaje. Es así de triste.

A mi no me pareció una cinta pretenciosa. Hablando de comparaciones y aunque MissTerror no vea las similitudes una película que en la que no puedo dejar de pensar al ver 'Crudo' es la, esta vez si, pretenciosa 'Der Nachmahr'. Cinta que muestra a una adolescente en un mundo que no entiende y le supera. El acercamiento a los sentimientos de Justine (Magnificamente interpretada por Garance Marillier) es notable y el ritmo que Durconau da a su película es perfecto ya que ella despierta poco a poco a una realidad que desconoce. El autodescubrimiento lleva su tiempo...

Un Saludo!

Donnie

Missterror dijo...

Max- Cada vez que empiezas con "hemos visto películas diferentes", te temo!!
Sobre3 la publicidad, como dice El rector, ya somos perros viejos y sabemos que no se puede dar crédito a este tipo de artimañanas. En este caso más sangrante porque "Raw" consiguió estrenarse en cines y el intento de acercarse a un público no acostumbrado a este tipo de género sólo por morbo, es menospreciar esta propuesta.
Ta aseguro que en Sitges nadie salió espantado de la sala, sino todo lo contrario.
El hecho de que se intente hacer algo diferente, es un valor añadido, pero creo que la forma en la que está dirigida "Raw" es suficientemente potente para aguantar cualquier envite. A mi el cine francés me gusta mucho, esas pausas tan lánguidas en la narración, lejos de molestarme, creo que agudizan el mensaje.
Entiendo que si te aburrió, ya poco hay que hacer y cualquier defensa te parecerá alienígena, pero a mi me entretuvo de principio a fin y me pareció un viaje delicioso y tremendo.
No encuentro nada pedante en esta película, pero nada de nada.

Rector- Sí que tiene un punto "Ginger Snaps". Ambas juegan con ese despertar d ela bestia interior (mas o menos figurada) justo en una etapa de descubrimiento como es la adolescencia. Eso sí, tampoco fui muy fan dela saga "Ginger Snaps" nunca, asíq ue me quedo, de largo, con "Raw"

Donni- ¿Intentas volver a convencerme sobre las similitudes con "Der Nachmar"? jajajaja, yo sigo sin verlas. Rara vez los adolescentes entienden realmente el mundo y no termina por superarle y aquí sí que realidad y ficción se unen.

Saludos

El Rector dijo...

Si claro, por temática tiene paralelismos, al igual que otros muchos títulos que narren ese proceso, pero como concepto, me parece que son dos películas que no tienen absolutamente nada que ver, más bien todo lo contrario. "Ginger Snaps" no deja de ser una horror teen de videoclub, mientras que "Crudo" es cine de autor de muchos quilates. Vamos, como comparar un sushi de salmón, con un nugget frito.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.