viernes, 23 de junio de 2017

Crítica: The Lure

No han sido precisamente las sirenas, las criaturas del imaginario popular fantástico, mejor tratadas dentro del cine de terror. En muchas ocasiones (por no decir en todas), episodios más preocupados en explotar la vertiente erótica de dicha figura folclórica, que de aspectos cinematográficos. Es cierto, que tampoco podemos hablar de una exagerada prolificidad a la hora de recordar películas centradas en esta exótica criatura marina, mitad mujer, mitad pez, aunque por supuesto, haberlas, haylas. Títulos más o menos recientes como “Siren” (y me refiero a la de Andrew Hull, no a la de Greg Bishop) o “Killer Mermaid” (“Mamula”, Milan Todorovic, 2014) han intentando relatar en clave de terror con muy poca fortuna la figura de la sirena, si bien puede que encontremos en “La Criatura” (“Mermaid Chronicles part 1: She Creature”, Sebastian Gutierrez, 2001) con una estupenda Carla Gugino, una de las propuestas “sirenales” más agradecidas realizadas hasta la fecha.

miércoles, 21 de junio de 2017

Crítica: The Shack

Es difícil escribir sobre una película como ‘The Shack’ sin herir sensibilidades y más hoy en día donde las personas estamos demasiado susceptibles a comentarios que puedan criticar aquello en lo que creemos o que nos lleven la contraría como si nuestra opinión fuera única e irrefutable. Fui educado en la fe cristiana y hoy en día no solo no practico sino que además no comparto muchas de las decisiones que ha tomado la Iglesia a lo largo de los años en infinidad de temas pero eso no me impide ser justo cuando he de serlo y extremadamente crítico cuando toca en lo referente a los temas que afectan a esta institución.

domingo, 18 de junio de 2017

Crítica: Hounds of Love

Si los perros son los mejores amigos del hombre y el amor es el sentimiento más intenso, hipnótico y feliz que podemos sentir, unir lo mejor que nuestros amigos peludos nos pueden ofrecer y el poso más fascinante del amor , debería significar la plenitud en su máxima expresión, por lo que entiendo que ser un perro del amor tendría que ser la mayor aspiración del ser humano. No se me ocurre mejor deseo para todos vosotros que tener al lado a un perro del amor bien entendido. Por el contrario, si las bestias son letales y el amor es tóxico, no se me ocurre algo más cruel que le puede pasar a un ser humano que ser víctima de una bestia del amor, alguien que te use, que te abuse, que te hiera y que haga que tus cicatrices emocionales siempre estén infectadas y no puedan cerrar jamás. Lamentablemente, en "Hounds Of Love" vamos a hablar de lo segundo, de los perros del amor mal entendido.

sábado, 17 de junio de 2017

Crítica: We Go On

Desde tierras estadounidenses nos llega otra (sí, otra) película de fantasmas con aires de thriller y con una maldición como semilla que germina la historia de un drama familiar entre madre e hijo con traumas del pasado. Todos sabemos que las películas de fantasmas y maldiciones siempre acaban recurriendo a los tópicos y clichés del género, con formas oscuras y siniestras que se deslizan por las esquinas de una habitación o aspectos sonoros que hacen el golpe de efecto para asustar al espectador. Una vertiente dentro del género que se encuentra especialmente trillada y desgastada, si hablamos de originalidad artística.

jueves, 15 de junio de 2017

"Sitges 2017", abierta inscripción Samsung Sitges Cocoon y exposición "El cinema es fantàstic"

Abierta la inscripción de piezas de realidad virtual a Samsung Sitges Cocoon 

El Festival estrena una sección oficial competitiva, hecho inédito en el panorama europeo de festivales 

miércoles, 14 de junio de 2017

Crítica: Awakening the Zodiac

Pasan los años y Zodiac sigue vendiendo, películas como ésta y libros basados en su historia parecen indicar que todavía a día de hoy es un reclamo comercial suficiente. Quizá no es para menos con un escabroso y lamentable currículum como el suyo, y que todo hay que decirlo, además de un asesino en serie fue también un personaje egocéntrico con ganas de llamar la atención. Su afición por enviar cartas a la prensa vanagloriándose de sus crímenes y descolocando a la policía con sus mensajes cifrados fue una excentricidad que lo diferenció del modus operandi de otros asesinos.