Crítica: Un Lugar Tranquilo (John Krasinski, 2018) Crítica: Hidden: Terror en Kingsville (The Duffer Brothers, 2015) Crítica: Repo Man (Alex Cox, 1984) Crítica: Wildling (Fritz Böhm, 2018) Crítica: Reeker (Dave Payne, 2005)

martes, 13 de febrero de 2018

Crítica: Totem

En algunas culturas, en su gran mayoría pertenecientes a tribus nativas de norteamérica, creen en fuerzas sobrenaturales que canalizan de alguna forma mística mediante un tótem, una figura inanimada que los representa como tribu dentro de la sociedad, incluso en la actualidad. Figuras adornadas en su mayor parte con animales como el oso, el halcón o el bisonte. En la cultura occidental actual, dicha figura se ha reducido a un simple objeto más pequeño y portable, que protege espiritualmente a su portador y que en algunos casos va más allá de lo puramente estético. Aunque, también se utiliza con una finalidad concreta, espiritualmente hablando, claro. Probablemente, Christopher Nolan no sea el primero ni el último, pero el británico hizo un sensacional uso del totemismo en su película Origen.

Tótem es la nueva película de Marcel Sarmiento, director del film Deadgirl y del segmento D Is for Dogfight, sino el mejor, uno de los mejores cortos de The ABC’s of Death. Pero lo cierto es que estos trabajos tampoco son especialmente destacables entre el amplio panorama cinematográfico de la actualidad. Sarmiento hace uso del totemismo mediante un simple collar heredado. Un film de ‘terror’ bastante plano acogido por la productora Blumhouse, responsable de producir y distribuir películas de terror de presupuesto moderado tirando a bajo con una notable fuente de ingresos frente a su coste inicial. Por ejemplo, The Purge, Sinister o Split, pero uno de los casos más ‘efectistas’ es Paranormal activity de Oren Peli.

James, un padre viudo le pide a su nueva novia Robin que vivan juntos. sus hijas, Kellie y Abby, tienen problemas para acostumbrarse al cambio, y las cosas empiezan a ponerse cada vez más tensas cuando una serie de sucesos extraños llevan a Kellie a buscar la forma de utilizar un tótem que controle la presencia sobrenatural que habita en su casa. 

Sarmiento apuesta por el terror, género que comenzó a experimentar en Deadgirl, después de dirigir la comedia Atado a ti. Pero lamento decir que Tótem es una película muy descafeinada en este ámbito, así que el que espere encontrar un chute de adrenalina y escenas inquietantes con un toque bastante terrorífico del estilo de Expediente Warren, se va a decepcionar muchisimo.

Sarmiento utiliza los elementos convencionales de un film de terror a su manera en una historia donde éste plantea situaciones y personajes bastante típicos/as que, en ocasiones, se acercan más al drama que al terror visceral. Tótem contiene los tics clásicos del género, pero lo hace con muy poco ímpetu. La amenazante presencia sobrenatural es un simple recurso para poder desarrollar una historia en la que la típica familia disfuncional tiene más protagonismo que los propios espíritus. A pesar de la baja nota que se le otorga en las principales bases de datos y todo lo malo que menciono en los párrafos superiores, sin esperar mucho de ella, me ha entretenido lo suficiente. Ahora bien, creo que es un film bastante fácil de olvidar.

Como bien indica la propia sinopsis, la película se pasa la mayor parte del tiempo construyendo la situación familiar entre las dos hijas y su progenitor. Situaciones y emociones estandarizadas dentro de una familia que comienza con un alto grado de empatía entre ellos, creando un amplio contraste en su desviada relación familiar que tiene vital importancia argumental.

En el plato principal tenemos a una sensual Kerris Dorsey que le hinca bien fuerte las garras a su personaje de adolescente y lo hace suficientemente creíble para el espectador, aunque algunas situaciones vayan simplemente a favor del guión escrito por el debutante Evan Dickson y sean dubitativas. En términos generales Ahna O'Reilly (Jobs) y James Tupper (Me and Orson Welles) dan la consistencia suficiente a una historia que por sí sola no es de lo mejor que veremos en el género.

Tótem me ha parecido una película extremadamente convencional y poco aterradora, aunque su desenlace le suma algún punto extra a mi valoración final, no esperes mucho de este nuevo trabajo ‘apadrinado’ por Blumhouse. Si eres veterano en este mundo del terror actual, ya deberías saber que no todo los ríos desembocan al mar, algunos lo hacen en pantanos.


4 comentarios:

Missterror dijo...

Coincido bastante con tu crítica Patrick. Es cierto que "Totem" tiene todos los tics del cine de terror sobrenatural pero que no se han sabido explotar correctamente.
Como bien dices, su parte final es lo que le salva porque realmente es bastante sorprendente. Me da lástima que el director no se haya atrevido a ir un paso más allá en el final donde se plantea una situación atípica y morbosa, en la que se podría haber profundizado más para hacernos olvidar el tortuoso camino para llegar hasta esa parte que está lleno de sonrojantes tópicos tanto en situaciones como en los propios personajes.

Como dices, para ver y olvidar.

Saludos.

El Rector dijo...

Viniendo de alguien como Sarmiento, esperaba mucho más. "Deadgirl" a mi si me parece uno de los grandes títulos del terror de corte más extremo de los últimos años, por eso, cuesta encajar una propuesta como "Totem", donde el cineasta apuesta gran parte del metraje a un tipo de cine tan comercial como impersonal, que a falta de un buen presupuesto en el que apoyarse, deja bastante indiferente.

"Totem" me ha parecido una cinta aburrida y eso que la mano ganadora se la reserva para el final, en uno de esos giros que puedan cambiar por completo la concepción de un filme, el problema, como comenta Missterror, es que Sarmiento, esta vez, no se atreve. No se atreve a cruzar aquella línea que ya cruzara sin tapujo alguno en "Deadgirl" con el tema de la necrofilia y los abusos y se queda en la superficie de lo que podría haber sido una nueva historia tórrida y rompedora que sumar a su filmografía. Se queda en la simple insinuación, cuando el tema daba para algo muy gordo, de haberse tratado en profundidad y sin miedo. Una pena.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Misterror

Si le quitamos el giro final, sería infumable. Para mí, es lo que la salva un poco. En cuanto a profundizar más, yo no veo muchas posibilidades de ello.

Rector

No he visto Deadgirl, pero leyendo tu comentario, intentaré verla.

Saludos.

Missterror dijo...

Patrick. Yo creo que había un mundo de posibilidades dentro de esa relación hija-padre, de hecho Marcel Sarmiento es un especialista en mostrar la parte más oscura y morbosa del ser humano y en "Totem" tenía la oportunidad servida en bandeja.
"Deadgirl" es una película imprescindible (creí que ya la habrías visto, pr lo que pones en la crítica). Para mi fue una de las películas más destacadas del año y teniendo en cuenta que fue el año de "Martyrs", imagina. No te la pierdas ;)
Para mi Sarmiento sí que ha destacado en lo que ha hecho, tanto "Deadgirl" como el corto "Dogfight" demuestran que tiene talento. "Totem" es un patinazo brutal para un director con este potencial, a ver si remonta con "Faceless" en la que al parecer va a contar con Alex Essoe.

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.