domingo, 26 de noviembre de 2017

Crítica: The Ritual

Aquí nos encontramos y esto es a lo que hemos llegado. Hace mucho tiempo que somos adultos y es hora de asumirlo. Comportarse como una adulto no significa no saber disfrutar de la vida, simplemente el disfrute es diferente que cuando tenías veinte años. Nos empeñamos, a veces de manera obsesiva, en luchar contra el tiempo y la manera en que este nos hace comportarnos simplemente porque nos aterra pasar página y asumir que ya no somos tan jóvenes y que aunque emocionalmente nos encontremos llenos de vitalidad, el cuerpo nos va pidiendo más paz y menos guerra y esto, señores (y os llamo así porque lo sois), no es malo sino todo lo contrario. Es el orden natural y aunque es complicado asumir que eres más feliz viendo una buena película tranquilamente en tu casa, con tu pareja después de una buena cena, con todo el relax por delante que en el concierto de tu grupo favorito, la realidad es la que es y aquí nos encontramos y a esto es a lo que hemos llegado.

En “The Ritual” el orden natural pudo con los protagonistas y decidieron saltarse la parte de la paz para pasar a la más terrorífica de las guerras. Estamos pues, ante una película de terror de las que venimos reclamando cada dos por tres en este espacio. Nos gusta que nos hagan pasar miedo, nos encanta esa sensación de angustia, de tensión y terminar la película sudados y extenuados. Y sabiendo todo lo que nos gusta sufrir, los directores se empeñan en subestimarnos creyendo que con subir el sonido en las escenas que se ven venir desde el primer plano vamos a empezar a apretar el culete y a taparnos los ojos con las manos entreabiertas como colegialas. Mal señores directores, se comportan ustedes mal. Menos mal que David Bruckner sabe que ya dejamos la etapa escolar hace mucho y que se ahora se nos conquista por el estómago.

“The Ritual” es un survival en el que vamos a encontrar casi todos los elementos necesarios para hacer que la experiencia sea muy gratificante. Esta no deja de ser la típica película de cuatro amigos que van a hacer senderismo al bosque equivocado y que tendrán que hacer frente a todas las amenazas naturales y sobrenaturales que se van encontrando en el camino. Sí, como digo es la típica película, pero es de las buenas, de las que saben lo que tienen que hacer para mantener el interés en medio de tanta zona común y aportar algún elemento diferenciador que marque la diferencia y que convierta una película pequeña en una experiencia grande. ¿Queréis terror? Esto va de terror y alegrará a todos aquellos que se lamentan día a día porque el género se ha vuelto demasiado dramático en un intento, unas vez más de no querer dar un paso adelante con el susodicho.

“The Ritual” nos sitúa en Suecia, en los maravillosos bosques suecos para ser exacta. Nos vamos a una ruta que convergirá en dos rituales: uno, que llevarán a cabo los protagonistas para honrar la memoria de su amigo recientemente fallecido y otro, al que ellos mismos serán sometidos por la propia naturaleza nórdica que cuenta con sus propios dioses y demonios. En ambos rituales el espectador va a tomar parte de diferentes maneras. En una observará desde la distancia del drama ajeno y en otro se acercará más por la incertidumbre de la que será constantemente partícipe. En los dos rituales, el sufrido espectador lo va a pasar tan mal como los protagonistas porque la empatía con cada uno de ellos es instantánea desde los primeros compases de la película.

Está claro que para que el hecho de pisar sobre huellas ya marcadas en el barro no parezca algo menor, el director tiene que contar con una serie de recursos que nos metan de lleno en un bosque por el que parece que ya hemos pasado antes sin que este hecho suponga un lastre. Esto se consigue con un buen montaje, unas grandes interpretaciones, una acertada banda sonora, unos planos exteriores que sean bellos, inmensos y a la vez claustrofóbicos y un enigma que atrape. En “The Ritual” se conjugan todos estos elementos y aunque sea un poco más de lo mismo, se agradece que se haga de una forma tan trabajada y que nos recuerde que no todo terminó en Black Hills. Os recuerdo que “The Ritual” es la adaptación de la novela del mismo nombre de Adam Nevill, pero creo que en la mayoría de los casos, las comparaciones o la evocación a “The Blair Witch Project” será inevitable.

El bosque, sin duda ha funcionado siempre como un personaje más en cada película rodada entre árboles porque está claro que cada bosque tiene una magia diferente que es palpable en cuanto se pone un pie en él. En este caso más que nunca, cada árbol, cada piedra, cada tronco y cada hoja marcan la ignorancia de cada personaje y sus limitaciones a la hora de enfrentarse ante lo desconocido. En este aspecto, es natural que en parte “The Ritual” nos haga pensar en “The Blair Witch Project”, pero es que todas las reacciones en el medio de un bosque en plena noche nos lo van a recordar así que, dejando de lado la referencia a la película de Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, “The Ritual” tiene personalidad propia en la que se conjuga realidad y juegos mentales a la perfección y en la que, excepto alguna minucia final, todo está hilado con acierto.

Obviamente detrás del éxito en la credulidad de la historia está la labor de los actores. No hay que ser demasiado exagerado en las reacciones en este tipo de apuestas o todo comienza a tomar un cariz en el que la pérdida de interés se agiganta en cada fotograma. No es el caso y el casting está excelentemente escogido, destacando Rafe Spall, que consiguió alzarse con el premio al mejor actor en el pasado festival de Sitges. Personalmente, por mucho que me gustara Spall, creo que Vince Vaughn era la única elección correcta para este galardón, pero bueno chicos y señores, este es otro tema.

Siguiendo con “The Ritual”, sin duda la labor interpretativa de este grupo de amigos, le otorga un peso a la película que de haber sido más mediocre en este aspecto, hubiera obtenido un resultado global totalmente diferente, pues el guión es correcto, pero ni mucho menos brillante. Este punto, sumado a los típicos sustos detrás de los arbustos que funcionan a las mil maravillas y la presencia de un gore más que reseñable, hacen que “The Ritual” sea una película totalmente recomendable, pese a que se le podía haber sacado mucho más partido al desenlace con algunos minutos más de metraje. Al parecer Netflix, esa plataforma digital que parece absorberlo todo, ya se ha hecho con los derechos de “The Ritual” por unos cuantos milloncejos, para ofertarlo en cualquier momento y supongo que ir justificando la subida de precios con la que nos ha sorprendido a finales de año. No deja de ser una buena manera de verla con una calidad decente, aunque “The Ritual” es de las que se disfrutan en el cine, con una pantalla enorme y el sonido taladrando el tímpano.

Y sí, aquí nos encontramos y a esto es a lo que hemos llegado. Somos adultos, pero en un bosque con reglas propias, todos nos comportaríamos como niños porque eso es lo que hacemos cuando algo que no entendemos nos sobrepasa, volvemos a ser vulnerables y buscamos la protección de alguien que creemos más fuerte o más inteligente. A veces tenemos la suerte de tenerlo a nuestro lado, a veces tenemos que ser nosotros mismos el niño y el adulto protector al mismo tiempo, a veces ese ser protector puede abrirnos en canal, así que sea como sea, si no estás capacitado para lidiar con todos los peligros que se pueden presentar en un bosque, mejor vete de vacaciones a Las Vegas.


8 comentarios:

El Rector dijo...

Muy entretenida película, que sin contar nada nuevo ni mucho menos, si consigue atrapar al espectador gracias a su ágil narrativa y el buen hacer del elenco de actores. A mi en muchos aspectos me ha recordado a la última bruja de Wingard, aunque mucho más interesante en su primera mitad, que es donde más flojea aquella. El royo mitológico le sienta de maravilla y le da una nueva dimensión, saliéndose un poco en este aspecto, de los clichés de este tipo de películas.

Ahora, que le dieran el premio a este señor (haciéndolo muy bien) y que el galardón no recayese en mr. ostias como panes o en el grandioso y mítico Nicholas Cage, no lo entienden ni en su barrio.

El cine británico sigue estando a la cabeza a la hora de abordar el terror sobrenatural y "The Ritual" es otro buen ejemplo de ello.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Sin duda es una de las recomendaciones en cuanto a survival y terror de este año. Está claro que los escondites de los bosques dan para buenas películas y que sus misterios pueden seguir saliendo muy rentables para el cine de terror.
El cine británico abordando el terror sobrenatural lleva siendo una apuesta casi segura desde hace mucho tiempo y hay que seguir la pista a David Bruckner en todo lo que haga porque hasta ahora para mi, excepto el segmento "Amateur night" de "VHS" que no me terminó de convencer, todo lo que ha dirigido me ha parecido interesante.

Sobre el premio al mejor actor en Sitges...esas cosas que pasan.

Saludos

Anónimo dijo...

No hay manera humana de encontrar un enlace para verla. ¿Alguien que me pueda echar un cable? Gracias.

Missterror dijo...

Anónimo- Netflix la tiene ya en el saco, solo nos queda esperar para ver cuándo la ponen en parrilla.

JuanCar- Qué grande eres!!! jajajaja

JuanCar dijo...

Existía la tele antes de Netflix???, yo ya no me acuerdo...
Me rindo ante ellos, lo confieso. Acabo de terminar The Sinner, y ya estoy enganchado a Godless...esto no tiene fin...

Abrazos

Missterror dijo...

JuanCar- Qué buena es "The Sinner"! ¡Qué manera de engancharme a cada capítulo! Yo ahora estoy enganchada a "Mindhunter" y "The Punisher" y ya me queda un suspiro con ambas así que empezaré con "Godless" y mañana se estrena "Dark", que también promete...No nos queda tiempo para ver películas y la lista de pendientes sigue engordando como si estuviera en fiestas navideñas a tope de turrones y roscones de reyes!!! Si en algún momento hubo idea de volver a salir y disfrutar de la noche, Netflix ha acabado con ella. Netflix me recuerda lo lejos que quedaron los veinte años noche tras noche,jajajaja.

Por cierto, ¿te acuerdas cuando decías que no te gustaba ver series? Si no recuerdo mal, casi tuvimos que obligarte ;)

Saludos

JuanCar dijo...

No recuerdas mal, no.
En un espectacular mano a mano entre vos y estimado Rector me adentrasteis en este fantástico y luminoso mundo.

Por supuesto que no me cansaré de agradeceroslo.

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.