jueves, 21 de septiembre de 2017

Crítica: A Ghost Story

Dicen que el tiempo es relativo, y es cierto. La velocidad con la que se nos escurre entre los dedos de la mano como resbaladiza arena del desierto cuando lo estamos disfrutando y en cambio y por contra, un efímero instante, un simple minuto, puede tornarse en toda una agónica eternidad cuando lo estamos sufriendo. De la misma forma, cada uno lo valora, el tiempo, según sus propias inquietudes y/o necesidades. Algunos gustan de disfrutarlo solo, otros en compañía. Para aquellos que abogan por lo segundo, para aquellos que necesitan de otros para rellenar su tiempo, no imagino peor infierno que la soledad, más aun cuando esa soledad viene precedida de la tragedia de la pérdida de aquellos que más amamos y por tanto, necesitamos. Dicen también que el dolor es relativo y que cada uno tiene su propio umbral... los que dicen esto, está claro que aun ni han pisado el infierno, ni han sido olvidados por las arenas del tiempo.

Esta vez me voy a saltar el protocolo. Lo habitual cuando nos referimos al apartado sonoro de una película es dejarlo para el postre, pues por lo general, hablamos de un apartado complementario, esa guinda dulce que suele ponerse sobre el pastelito para que quede bonito. Pero en “A Ghost Story” no hay nada habitual, comenzando por el papel de la banda sonora, me atrevería a decir que el actor más importante de esta función. El compositor Daniel Hart, quien recientemente ha musicado el sorprendentemente notable salto de “El Exorcista” (“The Exorcist”, William Friedkin, 1973) a la pequeña pantalla, no solo crea una sugerente partitura con la que enfatizar las situaciones que el filme propone, crea una composición con entidad propia que si el mundo fuera justo, que no lo es, debería aparecer con nombre y apellidos en los títulos de crédito no como un actor más, sino como el actor estelar, por encima incluso de la reconocida pareja protagonista: Casey Affleck y Rooney Mara, parece ser, dúo fetiche del director David Lowery, quien ya contó con ellos en “En un Lugar Sin Ley” (“Ain't Them Bodies Saints”, 2013). Viendo “A Ghost Story”, uno tiene la sensación de que en esta ocasión, el proceso se ha efectuado a la inversa, primero se compuso la música y luego, se le añadieron las imágenes.

Dicho esto, lo fácil a primera vista para intentar definir el nuevo trabajo de Lowery, sería hablar de una versión gafapasta de la mítica “Ghost” (Jerry Zucker, 1990), pero pese a las apariencias y aunque incluso pasados los primeros treinta minutos de metraje, uno pueda seguir aferrándose a dicho discurso, la realidad es que “A Ghost Story” poco tiene que ver con aquella historia de amor sobrenatural que tantas y tantas manualidades con barro inspiró en toda una generación de románticos empedernidos, ni en la forma, ni en el fondo, pues la cinta de Lowery, aunque si es cierto que se clasifica dentro del denominado drama sobrenatural (los que busquen terror aquí, una vez más, ya pueden coger la puerta), no trata sobre el amor, trata sobre la soledad y sobre la rácana misericordia del tiempo. Porque aquí, aquello de que el tiempo todo lo cura, nunca fue una falacia más grande.

Estamos ante una historia de fantasmas atípica y contada desde el otro lado, donde al igual que ocurría en títulos como “Bitelchus” (“Beetlejuice”, Tim Burton”, 1988) o “I Am a Ghost” (H.P Mendoza, 2012), el espectador se sitúa en el plano sobrenatural desde el cual, nuestro protagonista, uno de los más expresivos que yo haya visto nunca, pese al dato anecdótico de no tener lineas de expresión, o directamente, un rostro... en realidad hablamos de una simple sábana con dos agujeros negros donde deberían ir los ojos, en todo un homenaje a la figura del fantasma clásico del folclore popular, ofrece un trabajo tan extraordinariamente afilado, apoyado tan solo en los gestos y en la quirúrgica banda sonora, que como espectadores, seremos degollados repetidamente en el transcurso del filme y víctimas propicias e indefensas, de todo el carrusel de emociones que Lowery nos tiene preparado en esta triste y emotiva performance sobre la vida, la muerte y la innata necesidad de tener un propósito para dar sentido a nuestra existencia.

Hablaba de una película atípica y es cierto. Desconcertante incluso en sus primeros compases, por la curiosa forma con la que el director narra los acontecimientos, abusando de eternos planos fijos que en ocasiones llegan a transvestirse de fotogramas (soy consciente de que más de uno se planteará desistir del visionado tras la secuencia de la tarta) y que parecen no terminar nunca y lo que es peor, no aportar nada. Por ello, no es difícil imaginar que otros tantos, entenderán “A Ghost Story” como una pedantería más de las muchas que se cuecen hoy en día y que incluso se han acomodado en el cine fantástico con cierta asiduidad. Yo soy el primero que rehuyo de este tipo de cine y el primero que tiene muy poca paciencia con según que cosas, sobretodo cuando tengo la sensación de que como espectador, se están riendo de mí o directamente me quieren hacer pasar por tonto. Entiendo no obstante que a Lowery se le pueda acusar de primeras de gafapastismo premeditado o de querer pasarse de listo, PERO, y este debe ir en mayúsculas, nada más lejos de la realidad si hacemos buen uso de esa paciencia de la que muchas veces carecemos, para entender el porqué de las cosas y entender, que en “A Ghost Story” no hay nada gratuito y todo está donde, y como tiene que estar.

Esto no quita que la cinta pueda llegar a resultar prohibitiva para muchos espectadores. Como he dicho, estamos ante una película de fantasmas, pero no una película de terror. Al menos, no ESE tipo de terror que pueda buscar el fan más purista. Estamos también ante un filme extremadamente lento y contemplativo (y aquí es necesario haber visionado la película para entender la grandeza del gag), que tengo muy claro que desesperará a buena parte del personal, que, seguramente recurrirá al recurso fácil que antes comentaba de etiquetar a la obra con los susodichos calificativos que suelen aplicarse a según que tipo de películas, aunque “A Ghost Story” proponga una cosa bien distinta a intelectualismos impostados y demás achaques de pretenciosidad.

Si una de las grandes virtudes del filme es la de hacer partícipe al espectador de todas las emociones de la historia, la otra es sin duda la gran habilidad con la que esta se narra, dotándola de un dinamismo que a priori, uno no esperaría encontrar en un producto como este, donde todo pasa a tan pocas revoluciones, pero así es. Esto se traduce en una película que una vez puestos en materia, olvidados ya los largos preliminares, seduce, enamora y termina matando de amor con tanta elegancia y naturalidad, que uno apenas se da cuenta, e aquí la gran y mágica dicotomía del filme. Vísteme despacio que tengo prisa, que decía aquel. Muy bien vestido, si se me permite añadir.

Lo se, soy muy consciente, “A Ghost Story” no gustará a todos. Pedantería para unos, tostón insufrible para otros. Nada más lejos de la realidad. Estamos ante un ejercicio fantasmagórico de indudable originalidad, que no hace ni la más mínima concesión ni a comercialismos ni incluso al propio entretenimiento y que por contra, termina resultando endiabladamente entretenida gracias a su infinita capacidad de transmitir emociones (tristes gran parte de ellas) y de llevar al espectador a su terreno, amén de una narrativa que roza lo brillante y de la cual es absolutamente imposible escapar, pues dicen que el tiempo siempre te termina atrapando y mucho me temo, que esta es otra certeza imposible de debatir.

Lo mejor: Técnicamente impecable, la banda sonora, la idea, lo efectiva que resulta y la secuencia de la tarta, toda una declaración de intenciones.

Lo peor: No hay termino medio para “A Ghost Story”, amor, u odio.


21 comentarios:

Juan dijo...

Justamente la vi ayer. Tu crítica me parece muy acertada, aunque yo no me siento en ninguno de los 2 extremos... Ni la odie ni la ame. No soy capaz de ver la utilidad de esas escenas alargadas por demás (la que nombraste sin ir mas lejos, 7 minutos de Rooney Mara comiendo una tarta. No creo estar espoileando nada...). Pero el tono de la película, lo que transmite con tan poco y la excelente banda sonora hace que la eleve un poco más... Con 20 minutos menos estábamos ante una película maravillosa. Una pena.

El Rector dijo...

Juan, pues estamos tan solo a 20 minutos de estar absolutamente de acuerdo :)

Yo si le veo la utilidad a estas secuencias. Las veo como un recurso por parte del director para que veamos la diferencia entre el tempo cinematográfico y el tiempo real. Esto sirve para entender un poco mejor todo lo que viene luego, cuando en tempo cinematográfico, se desgrana el tiempo real. Algo que creo se consigue y que a mi juicio, es lo más mágico de esta película.

Saludos.

Missterror dijo...

Bravo por la crítica y bravo por la película! Aún estoy sorprendidísima por mi reacción al terminar de ver "A Ghost Story" y mi reacción un día después. Reconozco que cuando terminé de verla tenía sensaciones encontradas y sin paladear, me pudo la estrechez mental. Había malinterpretado el mensaje y creí que "A Ghost story" se trataba de un diálogo entre la vida y la muerte que demostraba que el tiempo es relativo. De esta manera las famosas escenas alargadas se superaron, en especial la de la tarta. Y bueno, al día siguiente con algo más de neuronas, me da por intentar afinar más el mensaje mientras me toca sufrir el transporte público mierdoso de cada mañana y me doy cuenta de que lo que vi fue algo narrado de una forma sublime, SPOLIER porque no es un diálogo, es un monólogo en el que sólo se muestra la versión del tiempo del fantasma, del muerto. De esta manera las escenas mudas alargadas al inicio nos dan cuenta de su nuevo estado y un paso del tiempo intrascendente y agotadoradomente lente, el fantasma aún no es consciente de lo que tiene que buscar, de la dirección a tomar, de lo que tiene que esperar o del lugar al que pertenece. Luego todo esto cambia, y efectivamente la música y la belleza de determinadas escenas muestras un tiempo vertiginoso y ese fantasma sin expresión lo expresa TODO y es algo mágico.
Y ahora me siento lerda por haber expresado en alto que me perecía un corto alargado hasta la saciedad, cuando lo que define a "A Ghost Story" es precisamente el tiempo. Esta película sabe mostrar en imágenes algo tan intangible como el tiempo y eso debe ser valorado y agradecido.
Al final resulta que la película me fascina más a cada segundo que pienso en ella y aún así considero que la escena de la tarta es insufrible. Con menos minutos se capta el mensaje de la misma manera, créeme.

Recomendadísima!!

Saludos.

Edna dijo...

Yo me quedé con tremenda incógnita... "que decía el dichoso papelito ??" :(

El Rector dijo...

Missterror, está claro que esta es una película que hay que disfrutarla con la mente clara y despejada, pues de entrada, requiere de un esfuerzo o dosis de implicación importante para meterte en la propuesta. Ya cuando la historia va mostrando sus cartas, se va volviendo más accesible.

Sobre la secuencia de la tarta (u otras como las de la cama o la morgue), creo que precisamente es esa la idea, que resulten desesperantes y tediosas para el espectador y que este, se conscience de la naturaleza real del tiempo, lo cual como he dicho, puede ayudar a captar mejor el mensaje de lo que viene después. ¿Con menos minutos se habría captado el mensaje? Quizás. Pero siete minutos, son más tediosos que 4 y si esa era la idea, dichas escenas están clavadas. De todas formas, me sorprende que tú, que sabes disfrutar muchas veces de lo absurdo y de todo tipo de excentricidades cinematográficas, que poco o nada tienen que ver ni con la diversión ni con el entretenimiento, no hayas podido con la tarta ;)


Edna, SPOILER SPOPILER SPOILER SPOILER SPOILER yo diría que lo que pone en el papel es una cita del libro de Virginia Woolf, la que sale al inicio de la película y que luego también puede leerse en el libro cuando este cae al suelo y se abre. En cualquier caso esto no es importante, pues lo único trascendente es la búsqueda del papel, no lo que pone en él.

Saludos.

Gsus dijo...

Acabo de manifestar mi discrepancia respecto a la crítica de What Happened to Monday, pero en este caso tengo que admitir que comparto en gran medida la opinión del rector respecto a esta interesante película que trata sobre temas tan profundos como las relaciones humanas, el abandono, el paso del tiempo...

Respecto a esos planos fijos que parecen ser fotogramas detenidos en el tiempo, creo que son más que adecuados. A mi gusto, lo único un tanto excesivo es el sermón que se marca el tipo de barbas.Creo que no era necesario enfatizar tanto las propias opiniones del director y en concreto esa escena se me hizo un poco pesada. Sobre el resto, creo que como poco resultó una película distinta, interesante y más profunda de lo que parece.

saludos.

El Rector dijo...

Gsus, aquí si estamos en la misma onda, y veo que ambos hemos sucumbido ante los encantos de esta pequeña joya de David Lowery y eso que te reconoceré, que tenía mis reparos y que comencé a verla con cierta prudencia. No tardó mucho en ganarme.

Sí, coincido también en el tema del "sermón" en la fiesta. No tanto porque se haga pesado (que entiendo que pueda hacerse) sino por el hecho por parte del director de creer que a esas alturas de la película, el espectador necesite una explicación tan obvia de lo que estamos viendo. Pero bueno, supongo que el encargado de escribir el libreto, necesitaba ganarse el sueldo, viendo la escasez de diálogos a lo largo de toda la travesía, jeje.

Ojalá el cine fantástico siguiera más el ejemplo de "A Ghost Story" y arriesgase un poco más con propuestas de este tipo, en lugar de hacernos perder el tiempo con clones y clones de lo mismo (y no, no lo digo por "What Happened to Monday'", jaja!).

Saludos.


David dijo...

Muy buena comedia. Vaya añito de cortometrajes que por necedad de sus directores prologan hasta la agonía. Entre esta y Llega de noche, virgencita...Más películas como Crudo que guardan algo bajo la superficie, y menos pelis como esta que son solo superficie.

Un saludo.

El Rector dijo...

David, por suerte, en estos últimos años, parece que el fantástico a evolucionado, o abierto suficientemente sus miras, más allá de los tópicos, para dar formas a películas tan singulares como esta "A Ghost Story", capaz de horrorizar a alguien como tú, y al mismo tiempo, fascinar a alguien como yo. Ya lo comenté en la crítica, no hay termino medio posible, por su naturaleza, para la cinta de Lowery.

Aunque no la comparta, entiendo tu postura y entiendo que si buscabas más de lo mismo, o algo parecido a una propuesta de "fantasmas" al uso, no hayas podido con esto. Por suerte "Insidious 4", está a la vuelta de la esquina. Lo que ya no puedo entender tanto, es tu afirmación respecto a "Crudo", que siendo una película que me gusta mucho, está muy lejos de la profundidad que ofrece "A Ghot Story", uno de los viajes más trágicos, emotivos y certeros a través de las miserias del tiempo, que al menos yo haya visto nunca. "Crudo" tiene muchas virtudes, pero fondo lo que se dice fondo...

Y ojito con "A Ghost Story", que tiene toda la pinta de venirse de Sitges con algún que otro (merecido a mi juicio) galardón bajo el brazo.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Que maravilla de película. Que maravilla de banda sonora. QUe brutal naturalidad la de Mara y Affleck pero sobre todo.. ¿como es posible que una sabana trasmita tanto?

Es cierto que lo peor de esta película es que o se ama o se odia, es cierto que no es una película que permita un punto medio. Su ritmo, la forma en la que el director plasma su historia en imágenes hace que 'A ghost story' no sea gusto de buen agrado para todo tipo de públicos, pero el que entra en ella la disfruta enormemente.

En los comentarios de 'Annabelle: Creation' el Rector comentó que a pesar de la saturación de películas de género paranormal que vivimos todavía podemos encontrar joyas como esta. No puedo estar mas de acuerdo.

De todo corazón espero que esta película se lleve algún premio en Sitges, espero que como mínimo el de mejor banda sonora..

Un Saludo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, estaba convencido de que tú la ibas a disfrutar más que nadie. La sabana es sin duda, uno de los mejores personajes del año y como dices, transmite mucho más, aunque pueda parecer mentira, que muchos (grandes) actores del momento, aunque la ayuda de la banda sonora (y ahí no hay duda que es lo mejor que se ha oído este año, no solo por su calidad, sino también por su trascendencia dentro del relato) es fundamental en este sentido.

Una pena que la forma tan cerrada de entender el género de algunos (o de muchos), les impida disfrutar de algo tan especial como "A Ghost Story". En lo personal, una alegría inconmensurable la de descubrir que a día de hoy, una película de género fantástico aun te puede sorprender. Parece que aun no está todo dicho en el género y eso, es una noticia que debería alegrarnos a todos, tanto a los que la han disfrutado, como a los que la han odiado.

¿Apostamos que premio se lleva en Sitges? ;)

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Hablaba con una amiga que estuvo a punto de salirse del cine cuando vio esta película, no sabía si le estaban tomando el pelo o no. Cuando le dije que a mi me encantó y que me parece de lo mejor del año me comento que es porque soy el raro que le gustan este tipo de películas... Creo que me tenéis calado jajaja

Ayer volví a ver 'Ain't them bodies saints' que creo que es una película mucho mas accesible que esta y también posee una gran belleza. La verdad es que me rindo ante el cine de Lowery con Mara y Affleck. Es una pena, como bien dices, que la forma cerrada de entender el cine hará que muchos no disfruten de esta película, pero también hay que reconocer que Lowery no lo pone nada fácil.. pero a veces hay que abrir la mente, dejarse llevar y disfrutar como ocurre con esta película.

¿Qué premio se llevará en Sitges? A mi personalmente me gustaría que arrasara. Y que le echaran un par de huevos y premiaran al fantasma como mejor actor.. pero no se si se atreverán..

SPOILER SPOILER
La verdad es que considero un acierto que no se sepa que pone en la nota. Aquí ocurre lo de siempre, como espectador si vemos que pone nos puede parecer correcto o no, nos puede parecer justificado que el fantasma espere una eternidad a leer la nota o una tomadura de pelo. En pocas palabras, se puede destrozar una película con una sola frase. Aunque me gusta mucho la idea del rector, no dejo de pensar en que tendría que leer yo que hubiera escrito mi pareja para poner fin a mi agonía..
FIN SPOILER SPOILER

Un Saludo!

Donnie

p.d. y sigo sin tener palabras para expresar lo que siento al escuchar la banda sonora que me parece muy superior a la de 'Ain't them bodies saints'. Absolutamente increíble.

El Rector dijo...

Donnie, muchas veces, la línea que separa la tomadura de pelo de la más absoluta genialidad, es tan fina que cuesta verla. Entiendo que tu amiga se lo plantease a lo largo de la película, sobretodo si no consiguió entrar en el particular juego que el filme propone, que entiendo y mucho que no es tarea fácil, sobretodo si uno afronta el visionado esperando una película de fantasmas de las que suelen pasearse por las pantallas grandes de nuestro país.

"Ain´t the Bodies Saints" no la vi en su día en las mejores circunstancias (vamos, que me quedé frito más pronto que tarde) y desde luego, ahora me han entrado unas ganas locas de revisionar. En agenda la tengo.

Darle el premio a la sabana sería una sacada de minga por parte del jurado del festival tan majestuosa, que solo podría ocurrir en un escenario como el de Sitges. No descartemos nada, que cosas más gordas se han visto por aquellos lares :)

SPOILER Y coincido contigo, un gran acierto el no mostrar más de la cuenta y dejar el contenido de la nota a imaginación del espectador. En realidad, un ejercicio que ni siquiera es necesario para entender el mensaje de la película. FIN SPOILER

¿Hemos hablado ya de la mejor banda sonora del año? Sin duda.

Saludos.

La Loba de Wall Street dijo...

Justo venía buscando lo que decía el dichoso papelito y me topado con esta página, enhorabuena me ha gustado mucho la crítica, y felicidades por el blog.

¡Saludos!

El Rector dijo...

La Loba, lo del papelito es uno de los grandes e innecesarios dilemas cinematográficos del año, jeje.

Muchas gracias por tus palabras :)

Saludos.

MARY dijo...

Hola , me parece muy acertada tu crítica , cada vez que se quedaban esas tomas largas yo pensaba: y el q edita la película se quedó dormido o que , no había para pagarle?, De verdad q algunos no soportamos quedarnos allí como viendo pasar el tiempo y cuando se comía la tarta pensé que yo iba a perder la razón de tanto esperar y esperar. Me gustó el mensaje y aunque parezca que un fantasma con sabana es algo demasiado trillado pues funcionó muy bien ,siempre es bueno ver algo diferente , yo no la recomendaría para todo el mundo no no no, solo para aquellos q no son tan radicales

El Rector dijo...

Mary, sin duda no estamos ante una película para todos los estómagos, pues requiere de una paciencia, que no todo el mundo estará dispuesto a invertir en un título tan peculiar como es este. Yo tuve esa misma sensación que comentas al inicio del filme. No entendía muy bien el porqué de estirar tanto determinadas secuencias. Luego todo va cobrando sentido y una vez entiendes lo que la película quiere transmitir, ya es imposible escapar de ella y acompañar a esa maravillosa sábana blanca en su viaje hacia el fin de los tiempos.

Saludos.

MABUSE dijo...

Absolutamente de acuerdo con la crítica Rector. Es más, ya aún le habría subido medio puntito y le daría el sobresaliente. Para mí, sin duda, de lo poco de este año de Sitges que aún me ronda la cabeza una semana después. No puedo dejar de pensar en la banda sonora... Reconozco que hasta el momento tarta estaba un poco desconcertado, incluso pensando que me estaban tomando el pelo. A partir de ahí todo empieza a tener sentido y termina completando, para mí, una obra cuasiperfecta. Es la esencia del trillado y tan difícil de lograr minimalismo, el transmitir tanto con tan poco. PRECIOSA. MARAVILLOSA.

El Rector dijo...

Mabuse, ¿Qué más podemos decir ya de esta pequeña maravilla? Destacar una vez más esa prodigiosa banda sonora y esa capacidad de transmitir tanto con tan poco. Supongo que es lo que debe intentar transmitir también la cocina minimalista... aunque en ese caso me cuesta algo más conectar con la propuesta, pues comulgo mucho más con esa tartaza a palo seco, jeje.

Cierto que me ha faltado un poquito de arrojo para animarme con la excelencia en la nota, ya que la realidad es que le busco pegas y no las encuentro por ninguna parte. no se, es lo que me salió en su momento. Seguramente hoy, le daría ese medio puntito más que comentas.

Saludos.

Rhaul Black dijo...

Chicos, por salirme un poco de tiesto, en esta ocasión he de decir que me defraudó de sobremanera ésta cinta.

Puse esfuerzos en sentirla y vivirla como han querido transmitirla, pero no estoy ya tan gótico como para soportar tanta intensidad. Es una de esas películas que tiene que cogerte en un mal día para entenderla, porque a mi lo del fantasma sábana dando pena, nadie le quiere nadie le ve, ahí está y nadie lo comprende, me parece una soberana idiotez.

Quería callarmelo porque tenía muchas esperanzas en la peli jaja pero me parece un producto gafapástico difícil de superar.

No quita que visual y sonoramente sea interesante, pero es tan particular que se me hace insufrible.

El Rector dijo...

Sr.Black, yo pienso que no se trata tanto del fantasma y de sus circunstancias, como de hacerle sentir al espectador los estragos del paso del tiempo. El fantasma tan solo es una herramienta más en la narración. Y precisamente, yo para nada la veo pretenciosa, todo lo contrario. Me parece una película muy honesta y muy clara en sus intenciones.

Dicho lo cual, entiendo perfectamente tu postura y entiendo que te parezca una idiotez insufrible. Supongo que es un riesgo asumible (y amortizado) de este tipo de propuestas que ofrecen algo tan concreto y peculiar, entiendo que muy conscientes de que horrorizarán al mismo número de espectadores que fascinarán.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.