miércoles, 22 de octubre de 2014

Crítica: Alleluia

Halleluyah, Aleluya, Hallelujah, Alleluia, no importa cómo lo escribas, la pronunciación es la misma y el significado también: es la palabra que se utiliza para alabar a dios creador. Nuestra "Alluluia" también es un cántico, una forma de alabar al dios en el que cada uno cree, el dios que cada uno crea y una forma de llamar a la locura, que por mucha felicidad que traiga, no deja de ser locura. "Alleluia" es la celebración del feismo y la ceguera del amor.

Fabrice Du Welz nos vuelve a llevar a Ardenne para seguir con las historias granuladas, que comenzó con la enfermiza "Calvaire", en la segunda parte de la trilogía pensada por el director para explorar el terror rural y las bondades de una atmósfera opresiva y claustrofóbica. Esta vez, nos habla de la obsesión, de los celos, del amor y como no, de la locura, otra vez desde la mirada enfermiza que fija él como nadie. Fabrice Du Welz vuelve a explorar las relaciones humanas de una forma extrema, tomando como punto de partida la verídica historia de los asesinos de la luna de miel, Raymond Fernández y Martha Beck, quienes se conocieron en una agencia matrimonial y se dedicaron durante un periodo de tres años (desde 1947 a 1951), a engañar, seducir y asesinar a solteronas adineradas, a las que Ray engatusaba para ganarse su confianza y Martha terminaba matando. 

"Alleluia" nos lleva por esos amplios y bastos caminos de la obsesión, los de Gloria, una trabajadora de la morgue, separada y con una hija, que se deja llevar en un arranque de soledad, por las páginas de citas de internet, para tener una velada romántica con un señor llamado Michel que, desde el principio parece interesantísimo. Este encuentro, lejos de quedarse en anecdótico, marca el inicio de una espiral de locura, amor y sexo malsano que arrastrará a Gloria y Michel hasta un pozo del que no podrán salir. 

Dividida en cuatro actos, "Alleluia" es la incomodidad hecha película, no sólo por lo que se nos cuenta, sino por cómo se nos cuenta, y es en esa habilidad que tiene este director para transportarnos a esa región francesa que le obsesiona, la que hace de esta película otra obra maestra para tener en cuenta cada vez que se mire al país vecino, y no solo hablo de esa imagen fea, degrada y llena de arena que llena cada plano, sino los enfoques, los silencios después de cada grito y sobre todo la credibilidad absoluta que le da a situaciones totalmente caóticas y retorcidas. 

GLORIA 

Entramos en terrenos pantanosos de manos de Lola Dueñas, quien desde el momento en que vi "Alleluia" se convirtió para siempre en Gloria, una enfermera que siente la soledad muy dentro de sus huesos, y que es capaz de rompérselos para estar siempre acompañada, una vez que encuentra a Michel (un maravilloso Laurent Lucas, ya presentado en "Calvaire"). Lo que Gloria relata es un cuento de amor enfermo, obsesivo, atroz, doloroso y totalmente dependiente en el que ella, simplemente lucha por su otra mitad, protege su relación y se vuelve loca a cada segundo. La actuación de Lola Dueñas, es de una fuerza tan brutal, que es imposible no meterla dentro de tu piel para sentir la incomodidad de un amor tan desesperado y desesperante. 

MARGUERITE 

Con el segundo acto, titulado como el nombre de la desencadenante de la la espiral de violencia, Marguerite, empezamos a conocer la verdadera naturaleza de los protagonistas, y se empiezan a desvelar las historias que discurren paralelas a la vida de los amantes. Marguerite será la primera mujer seducida por Michel, con quien se casa y con quien convive junto a su "hermana" Gloria. Es fácil entender cómo terminará la combinación celos, desesperación y enajenación en un marco de perturbación en cada esquina. Destaca la presencia de Edith Le Merdy, a quien ya conocimos como Lara en el desconcertante y también enfermizo primer corto, en 1999, de este gran director que es Du Welz: " Quand on est amoreux c´est merveilleus". 

GABRIELLA 

La historia, como toda buena historia, engancha desde el principio y va en linea ascendente en cada una de sus partes, con un desarrollo que no decae gracias a un guión muy bien pensado, y sin grandes artificios, pero al que se ha sacado un gran partido a través de unos personajes absolutamente maravillosos y dignos de inclusión inmediata en el olimpo de los grandes, una cámara que se mueve cómoda por los lugares más oscuros de la mente y de Ardenne, y una banda sonora excepcionalmente escogida, que es decisiva en cada toma. 

Gabriella nos muestra la naturaleza del ser humano al servicio del deseo, y como consecuencia, Fabrice Du Welz sigue tambaleando a su protagonista entre paredes desconchadas y luces ocres, donde parece que el tiempo se ha detenido, para sacudir al espectador con cada susurro de Michel, y cada palabra rota de Gloria. 

SOLANGE 

Toda historia intensa, tiene que tener un final intenso, y para ello, Fabrice Du Welz, reserva a Solange, la mujer que destruye y rehace a Gloria, la mujer que destruye y rehace a Michel y la mujer que finalmente contempla su propia destrucción. Es el final la puesta en pie definitiva de una historia que habla de temas universales, pero desde un punto de vista muy particular. Gloria- Lola Dueñas, se hace dueña de la pantalla y provoca el aplauso en cada paso, en cada grito, en cada orden, en cada lágrima. Todo un homenaje al buen cine, donde pocas pegas se le pueden sacar (en mi caso, ninguna). 

"Alleluia" es una película apabullante, que discurre por diferentes estadios del cine: lo hace por el drama, el terror, el humor negro, e incluso se atreve con el musical, combinandolo todo en una experiencia que deja con la boca abierta al espectador. Para mi "Alleluia" es la ganadora del Festival de Sitges, y sin lugar a dudas, Lola Dueñas debería haber sido la ganadora a mejor actriz, sin discusión alguna. 

Ojalá pudiéramos ver más películas como esta en pantalla grande. He aquí mi dios.


11 comentarios:

May Dove dijo...

La peli se basa en la historia de los asesinos de la luna de miel, no en la película, no? La cinta, en blanco y negro, me parece maravillosa y cautivadora pero no estaría mal; nada mal; ver una nueva versión y de la mano de Lola Dueñas tiene que ser tan magistral, como tu crítica, Missterror.
Añadir también que existe otra versión mediocre de esta historia de la mano de Salma Hayek y John Travolta, Corazones solitarios que no hay por donde cogerla.
Esta, obviamente; tiene pinta de ser espectacular.

El Rector dijo...

Yo es que no puedo coincidir más con tu fabulosa crítica, Missterror. De todas las películas que vi en el festival (y algunas de ellas fueron realmente grandes como It Follows o Tusk), yo creo que me quedaría con Alleluia. Una joya redonda se mire por donde se mire. Técnicamente perfecta, artísticamente maravillosa, con una puesta en escena sucia pero al tiempo preciosista y unas interpretaciones (madre mía lo de Lola...) para quitarse el sombrero.

Un película personal y única que incomoda y te hace reír con apenas segundos de diferencia y que para colmo, consigue meterte en ese mundo obsceno y perverso que propone con suma facilidad.

Tiene algunos momentos que son de absoluta genialidad, la mayoría de ellos, absolutamente bizarros y La banda sonora es de órdago, posiblemente, los mejores créditos finales que haya visto nunca.

Incapaz de encontrarle una sola pega.

Saludos.

El Rector dijo...

Y eso que a mi Du Welz no me había entusiasmado hasta el momento. Calvaire me gustó (más en un segundo visionado) pero tampoco me parece esa maravilla que muchos relatan y Vignan me pareció un tostón insoportable. Pero desde ya, fan total del amigo belga y deseando ya ver su otra película: Colt 45.

Saludos de nuevo :)

Missterror dijo...

May- "Alleluia" se basa en la historia real de los honeymooon killers, así como la película de 1969. Encontrarás muchas similitudes.
Lo que no debes dejar de hacer, bajo ningún concepto, es perderte "Alleluia", porque te aseguro que es pata negra y la vas a degustar como el mejor manjar.

Afortunadamente, " Corazones solitarios", no la he visto...

Rector- Es difícil no coincidir en una película como esta. Pocos defectos se le pueden sacar a algo, que bajo mi punto de vista, no los tiene. La construcción de los personajes, la narración, la evolución de la trama, el ambiente sucio, la atmósfera malsana, el voyeurismo al que el espectador se ve sometido, Michel, Lola... todo es grande en esta película.

Lo más espectacular es que sientas la necesidad de cantar y te mortifique el hacerlo :)

Yo no he visto "Vinyan", pero no tengo muchas ganas...Soy muy fan de Fabrice Du Welz hasta ahora con "Calvaire" y "Alleluia". "Calvaire" me pareció una película muy a tener en cuenta desde la primera vez que la vi, y cierto que aún gana más en un segundo. Tiene escenas que permanecerán en nuestra memoria para siempre, y no creo que se pueda conseguir una sensación de bizarrismo más bestia, que la que se consigue en ese pueblo.

Una pena no poder haber visto "Colt45", porque desde luego, parece que también apunta muy alto.

Saludos a los y muchas gracias!!!

Damien Thorn dijo...

Veis? Me he tragado muchas pelis prescindibles y me he perdido peliculones como esta, que leída tu crítica, MissT, me da una rabia que para qué....
ADORO Calvaire, sin llegar a extremos me parece una incursión en lo desagradable que tantísimo me gusta (frontieres, etc) y disfruté mucho Vinyan hace unos años en Sitges también... Así que no entiendo cómo he dejado pasar esta peli, que viendo que también le ha encantado a Rec, era de las imprescindibles....
Evidentemente esta no la estrenarán en nuestras salas y será una de las que nos cueste ver... Grrrrr!
Fabulosa tu crítica, los dientes largos no, lo siguiente!!!
Saludetes!

Missterror dijo...

Damien- La verdad es que sí que es un peliculón y estoy convencida de que te habría encantado, pero tú mismo lo dijiste, no se puede llegar a todo, hay que sacrificar cosas por el camino. Yo también tengo la sensación de que me perdí cosas muy importantes en el festival, pero más ya era imposible... :(

Que no se estrenará en salas de cine, lo puedes dar por sentado, pero en un tiempecito, no creo que sea muy difícil de conseguir...

Muchas gracias sr. Thorn!!!!

Bieitols dijo...

Buscabais un pero, pues yo lo tengo!
No me lo agradezcais, lo hago encantado.
X)

Todo lo que dices en tu excelente crítica es cierto.
Actuaciones brutales. Y destacaría a la niña del último corto.
Preciosa y fea, ambas como halago.
Técnicamente impecable.
Un uso de la cámara exquisito. Resultaría las estilosas escenas cámara en mano. Y algún plano fijo, como el del asesinato de la beata.
Esa textura granulada de película pequeña (dicho como piropo) que tanto me gusta.
Un último capítulo de los que se quedan grabados en la memoria.
Y un final a la altura.

El pero:
Todo empieza sin explicación. Tanto que me resultó creerme nada hasta que casi iba por la mitad y decidí pasarlo por alto porque sus virtudes eran muchas y no quise lastrar con esa menudencia mi disfrute.
No sé si es que los Honeymoon Killers fueron tan famosos que dio por hecho que el espectador sabría de qué iba la historia. Pero a mi no me sonaban de nada. Y todo me parecía un sinsentido inexplicable. Creo que le falta una buena introducción de los personajes, un desarrollo más calmado de cómo se enganchan el uno al otro.
Spoiler: Ostia, la tía no quería ni intentarlo y tras una cena se lo folla y al día siguiente deja a su hija con un extraño después de la experiencia matrimonial que tuvo? Bufff. Demasiado para mi.
Y la escena del ritual previo a la quedada me parece metida con calzador muy torpemente para explicar lo inexplicable. Me lo imagino escribiendo el guión. Meto un conjuro y así después manga ancha! Le suelta la pasta. Le perdona a la primera... Como tiene un embrujo!
No sé. Incluso la escena del aquelarre particular, si bien visualmente preciosa, solo sirve para justificar que sí, que es que el tío es brujo. Por eso tiene sentido lo del principio.
A mi no me coló.

Todo lo demás perfecto. En particular ese gore realista. Pena que en tan pequeñas dosis. Mi pero puede parecer pequeño, pero a mi me condicionó buena parte del metraje del film. Porque si no te crees las decisiones de los protagonistas, cuesta meterse dentro.

PD: A mi me sobró la cancioncilla de la Dueñas a lo El Otro Lado de la Cama. Hubiera usado ese minutejo en permitirle cortar el pie hasta el final.
;)

Bieitols dijo...

2x1 en peros hasta final de existencias.
No os quejaréis!
:)

Missterror dijo...

Bieitols- Hombre buscar, lo que se dice buscar un pero, yo no lo buscaba, porque no lo tengo, pero encantada de leer diferentes opiniones.
Para mi, que al principio no supiéramos de qué iba la vaina, no es pero, porque considero que no lastra para nada el desarrollo, todo lo vas hilando poco a poco, y en realidad da igual que hable de los honeymoon killers o de asesinos desconocidos. No creo que sea una condición indispensable conocer a estos dos piezas para entender "Alleluia". Desde luego, si algo sabe hacer bien Du Welz es dibujar a los personajes, por lo que la presentación sobra, al final terminas conociéndoles como si fueran de tu familia.
El resto de las cosas que comentas se deben al amor irracional que no entiende nada más que la necesidad del otro cueste lo que cueste.

Entiendo que si eso te condicionó, tu visión es otra, y no eres tan entusiasta con ella como yo, aunque se nota que te gustó ;)

Y la cancioncilla de Lola Dueñas es un puntazo de órdago que descolocó a todo el mundo, y que a mi me pareció una genialidad.

Bieitols dijo...

Por supuesto que me gustó. Es que está muy bien. Y tiene muchas y muy buenas virtudes cinematográficas poco comunes en nuestro bien querido género. Por el que a veces nos enganchamos irracionalmente a pesar de lo mal que nos trata, como los amantes locos de esta película.
Lo que digo es que la toma de decisiones de la Dueñas nada más conocer a Lucas es incomprensible e inexplicable. Lo de dejar a su niña con un desconocido, así hala. Y soltarle nosecuantos eurazos ALAMAÑANASIGUIENTEDECONOCERSE! Pues chirría. Y lo hace sobretodo porque quieren justificarlo con lo del embrujo. Y me sonó a aquello de Excusatio Non Petita, no sé si me explico.
Luego es cierto que se cierra muy bien el estudio de los personajes. Son profundos. Humanos. Cargados de matices. Y todas sus locuras tienen sentido desde su perspectiva.

Volveré a verla en breves. Y ahora ese arranque para mi fallido no me molestará ya. Y la disfrutaré más si cabe. Porque se lo merece. Y yo, también.

Bieitols dijo...

Lo que no compro es la cancioncilla. Hubiese preferido ver ese pié serrado hasta el final en toma fija.
X)

O bien, que cantase mientras le da al serrucho. Así en plan KiliKili de Audition.
Jeje
Creo que hubiese funcionado!

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.