martes, 18 de junio de 2013

Crítica: Stoker

La primera vez que vi el tráiler de Stoker creí que la película narraba otra historia más de bullying contra una chica ‘rarita’, luego descubrí que era de Chan-wook Park y empecé a interesarme más. Cuando por fin la vi, resultó que la historia se había convertido en una profecía de su propio título. La cinta en sí se siente como un simbolismo en busca de una historia, provocación sin excusas y sin destino; y si nunca hubiera visto Oldboy, creería que Chan-wook Park es un estudiante de cine más. Pero como he visto Oldboy (en repetidas ocasiones), vamos a llamar a Stoker una noche libre. O quizá dirigir una película escrita en un idioma que no es el tuyo complica demasiado las cosas. Cualquier excusa es buena para perdonarle este film.
 
En el lado positivo, Park junto al escritor Wentworth Miller (el calvo de Prison Break); hacen que explicar el argumento sea muy fácil: la problemática India Stoker (interpretado por Mia Wasikowska con unas ridículas lentillas) es la típica chica pálida, rica, melancólica y posiblemente con algún poder psíquico bizarro sacada de cualquier cinta de Tim Burton. Cuando su padre muere, su espeluznante tío Charles (Matthew Goode) se muda a su casa, en principio parece ser que para tirarle los trastos a su madre, que es algo putilla; Nicole Kidman (gracias por tu colaboración). Y ya está.

Llamo espeluzante al tío de la muchacha pero más bien cualquier cosa que hace durante los primeros dos tercios de película podría ser considerado normal, o incluso educado; y es sólo el encuadre y la música lo que convierte su halo en perturbador. Parece que Park no entendió realmente el subtexto del guión que estaba rodando (o quizá, la falta de él, de subtexto, no de guión). De hecho, los primeros 30-40 minutos de la peli consisten enteramente en acción y diálogo mundano, colocado a conciencia para aburrir a través de música forzada, trucos de edición y planos de stock, como: la chica ingenua en su eterno vestido blanco de encaje abre la ventana de su habitación en el segundo piso mientras la brisa lo ondea; baja la mirada y contempla a su antagonista, saludándola y sonriéndole de manera ominosa mientras cava agujeros extraños en el jardín. El contenido no lo hace portentoso, sólo la manera de rodarlo. Nunca estás seguro de porqué estás viendo esa imagen, en vez de porque alguien cree que es importante. (¿Quién es ese alguien? Frank Stallone.)

Stoker te deja esperando (y esperando), desesperado porque algo interesante ocurra. Finalmente ocurre, para crédito de la película, con una memorable escena de ducha que no voy a espoilear a nadie. Sin amago de sorpresa, la mejor escena de la cinta que no tiene diálogo. La escena lleva la historia a otro nivel, un nivel muy extraño, y se convierte en algo interesante por un tiempo, pero luego cae al intentar llevarlo a otro nivel de rareza. Da la sensación de forzar la reacción deseada en el público, más que intentar comunicar su visión. Se nota que está intentando Shyamalanearnos, y lo consigue en algunos momentos; más a la manera de El Bosque que El Sexto Sentido. Independientemente de las ediciones de escuela de arte o los trucos de cámara, los giros y revelaciones se parecen más a un capítulo de Ley y Orden que a Oldboy, dejando un final que adivinas al dedillo. No hay sorpresa aparente en la revelación del asesino.

Stoker tiene más hiperrealidad excéntrica y cursi de una cinta de David Cronenberg sin casi nada de su visualización escabrosa y original que lo justifique. Es en algunos momentos entretenida y no tiene mucha paja por la que ir a través, pero me sorprendió mucho que durara 98 minutos, porque parece que hayas estado dos horas y media sentada mirándola.

 

12 comentarios:

Blanch dijo...

Totalmente de acuerdo contigo TWG, solo que le hubiera puesto una nota más baja. No se que les pasa a estos orientales que cuando van a occidente pierden todo su encanto. Como dices si el tipo no hubiera dirijido Old Boy sería una película de estudiante.

Saludos.

Anónimo dijo...

estupenda critica coincido con blanch la nota demasiado alta ,estos orientales se aburguesan o hamburguesa total q se vuelva a su tierra y se deje de mariconadas como esta.hijo de kron

Mr Stardust dijo...

Muy correcta la crítica, la vi hace poco y también la reseñé, pero te doy la razón a todo (o a casi todo, a mi no me pareció haber estado mucho rato, tiene un buen ritmo para el film que es, a mis ojos claro está xD)

Creo que la escena de la ducha la recordaré toda mi vida,

Max Cady dijo...

TWG, una gran reseña con la que estoy bastante de acuerdo pero con matices. Vaya por delante que dije y me mantengo, que pese a algunos reparos me parece una de las propuestas más estimulantes que he visto en cine este año (que está siendo nefasto).

Coincido plenamente en que el guión es superficial y no desarrolla todo el potencial que atesora (una verdadera lástima), porque podría haberse realizado una disección de la naturaleza del mal asombrosa. Pero no estoy de acuerdo en cuanto a que parece la obra de un estudiante. Si me parece tan estimulante es por la fuerza y belleza que desprende la cinta (gracias a una planificación y montaje fabulosos obra de su director), que además se enfatizan de forma estupenda con la música y una preciosista fotografía. De hecho, creo que si esta cinta (de guión tan plano) la hubiera rodado otro director (sobre todo anglosajón) no le habría sacado ni la mitad de rendimiento a la historia.

El problema de muchos directores que llegan a Hollywood, procedentes de otros países (como Corea del Sur en este caso) es que son triturados por la maquinaria de la industria cinematográfica, además de contar con los guiones que allí se "elaboran" (y últimamente son muy malos). Al menos Park Chan-wook ha conseguido imprimir su toque ambiguo y malsano a la cinta.

Para terminar me gustaría mencionar a la enigmática y sensual Mia Wasikowska (posiblemente de lo mejor de la cinta) y la sublime escena de la ducha (arrebatadora).

Un saludo y gran reseña.

Blanch dijo...

Joder pues todavía la considero más mala porque ni me acuerdo de la escena de la ducha. Hay escena de ducha? Y que toque ni gaitas, el tio le ha salido un pastel.

thewronggirl dijo...

Chicos, todos vosotros.
Yo creo que la magia de la película reside en la escenografía y en la fotografía. No me gustó el guión, lo vi muy flojito. Y el terror recae en la cara de Nicole Kidman, que no sé que se ha hecho pero ahora la hubieran cogido como fantasma en Los Otros. Porque es terror puro...
Blanch, LA DUCHA... /* SPOILER: qué se hace un dedo bien majo después de matar al asqueroso en el bosque fIN SPOILER*/
A ver, hay escenas, como la del bosque tío-sobrina que son muy forzadas y ahí el problema no es de guión, es la acción de lo que transcurre lo que cojea. Están metidas a calzador para explicar la historia, y no hace falta. Ya lo vemos venir, sabemos lo que va a pasar de un momento a otro. El bizarrismo va a estallar.
La nota es alta porque en sí la película no me desagradó, porque los personajes timburtoniescos me chiflan, porque hubo momentos que me dejaron un poco sin aliento y porque la escena de la ducha es IMPRESIONANTE. Desde psicosis no se ha visto nada igual.
:)

El Rector dijo...

Pues a mi la primera mitad de película me parece estupenda, la forma en la que Park consigue dar trascendencia a lo intrascendente gracias a la magia de su cámara, es digno de mención.

Una propuesta preciosista que invita al espectadora sumergirse en cada plano, en cada secuencia. Los silencios, la banda sonora, las miradas, un bello retrato de la más absoluta nada argumental en su primera y efectiva mitad de película.

Es en su segundo acto, cuando se nos intenta contar algo, cuando se desploma el castillo de naipes. Una historia simplona y carente de sorpresas que no está a la altura de su envoltorio visual.

Película irregular muy perjudicada por su sorprendentemente flojo guión que pese a todo, consigue enganchar con sus preciosas formas.

Saludos.

Missterror dijo...

Bueno, seré yo quien diga que no es solo que la puntuación que le has dado TWG, me parece muy razonable, sino que yo le hubiera dado incluso más nota.

Estoy totalmente de acuerdo con Max, en que para mi no es nada "de estudiante de cine", sino todo lo contrario, Park demuestra que tiene totalmente controlado aquello de que "una imagen vale más que mil palabras" y destaca aquí por engranar una escena con otra de una manera visualmente maravillosa y fascinante, utilizando como nexo (justo cuando se requiere) una banda sonora que le va como anillo al dedo.

El uso de la cámara amplificando las imágenes y los sonidos para dotar de mayor realismo a unas escenas que parecen sacadas de un cuadro precioso, me parecen para quitarse el sombrero.

Sí, vale, el guión es algo plano, se le podía haber sacado muchísimo mas partido para desarrollar esa explosión del mal, para haber explicado mejor cómo es India, pero en realidad no creo que le haga mal al resultado final, porque el efecto que tuvo en mi, fue que me incentivó a escribir yo esa historia, como si fuera una novela, en mi cabeza, usando todas esas imágenes convertidas en símbolos de las que la película se nutre hasta reventar.
Realmente, ¿qué más se necesita saber?

A mi me ha encantado, y coincido (de nuevo) con Max, en que es una de las propuestas mas interesantes de este año.

Eso sí, Nicole Kidman para ponerle una bolsa en la cabeza y cerrarla bien...

saludos!!!!

El Rector dijo...

Missterror, si ahora resulta que tenemos que ser nosotros, los espectadores, los que tenemos que escribir los guiones o las historias, menudo chollo esto de ser guionista...

Curiosamente, yo también coincido con lo expuesto por Max. En lo que comenta sobre la ambigüedad de la historia, es precisamente cuando se pierde esta ambigüedad y uno descubre realmente de que va la cosa, cuando pierde fuelle la película. Por que lo de "guión plano", me parece muy generoso por tu parte, tu también tienes tu corazoncito eh.

Esta historia, la misma, sin la puesta en escena de Park (que de "estudiante de cine", poco, justo todo lo contrario), y tienes uno de esos relatos de sobremesa que tanto te gustan... me gustaría saber que opinabas entonces sobre el guión ;)

Y que conste que la película me ha gustado yque viendo lo visto este año, lo de una de las propuestas más interesantes de lo que va del mismo, no me parece tan descabellado.

Saludos.

thewronggirl dijo...

Bueno, yo es que creo que ha hecho cosas mucho mejores y que la película podría haber sido mucho mejor si se hubieran currado un guión más elaborado. De todas formas, le he puesto buena nota porque me gustó, simplemente he sido crítica con los puntos flojos porque Park es un tío de mundo en el género cinéfilo. Ya no estamos para tonterías

Kontroverse dijo...

Pues sí, coincido con Reb en todo. Se nota quién es el director... porque se nota, sin Park esta película sería digna de domingo al mediodía en A3. Está visto que lo que auguraba yo en la noticia en su día sobre "Scofield" es lo que iba a haber.

Batacazo tampoco, pero como bien dices, este salto de charco no le ha ido muy bien y no estamos para tonterías.

La actuación de Wasikowska y LA ESCENA, me parecen genialérrimas.

Saludos.

thewronggirl dijo...

Thanks, Yas
:*

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.