domingo, 24 de febrero de 2013

Crítica: The ABCs Of Death

Desde que aquellos que vivimos en el abismo que es este bendito mundo del terror escuchamos lo que se pretendía de una propuesta tan ambiciosa como "The ABCs of Death", toda la saliva de nuestras bocas juntas no era suficiente para aliviar la sequedad y el ansia de la interminable espera. No era para menos, la brillantez de la idea era, de largo, el caramelito mas delicioso (de esos que repartían a la puerta del colegio) que podíamos imaginar para este año.

26 historias de no mas de 7 minutos, cuyo presupuesto sería de menos de 5000 dólares por historia, que completaran una abecedario del horror, en el que los directores elegidos deberían desarrollar una idea que comenzara por la inicial que por sorteo les tocara (todas excepto la "T" que fue por votación en el concurso organizado por Drafthouse). La libertad a la hora de crear era absoluta, no había límites, no había reglas, sólo desarrollar una idea inspirada por una letra del abecedario. Para mi, esta forma de crear tan libre, con 26 participantes tan diferentes entre ellos y teniendo que comprimir tantísimo el desarrollo de estos mini-cortos, era lo mas tentador que podía tener entre manos. Sin duda "The ABCs of Death" llevaba mi nombre, consideraba esta película de mi propiedad, me devoraba la impaciencia.

Llegó el momento de verla, y no pudo ser mas glorioso (el momento, digo), tenía permiso de fin de semana para ir a casa (tranquilos no estoy en la cárcel, era otra cosa...) y ese fin de semana, mi socio El Rector, decidió que se venía conmigo y así me vigilaba de cerca...Luz suave, cena agradable, un postre de lujo, la mejor compañía que podía imaginar y "The ABCs of Death", desde luego, el escenario era tan perfecto que asustaba... mi sonrisa no podía ser más radiante, y justo antes de que empezara la primera historia el sr. Rector me hace una indecente proposición que no pude rechazar, shhhhhhhhhhhhhh, acercaros un poquito, que esto me da vergüenza...bien, él me dijo: "Missterror, ¿qué te parece si hacemos la crítica de esta película a medias? ¿qué tal si nos repartimos 13 historias cada uno?". En ese momento le miré a los ojos, y cómo le quise...esa ayuda me venía de perlas en ese momento, y me parecía tremendamente atractivo hacer algo así con él. La única condición fue no hablar de ninguna de las historias hasta que no hubiéramos escrito cada uno sobre ellas (para mi eso es ley, yo jamás hablo de las películas de las que escribo antes de su publicación, de la misma manera que no leo nada sobre ellas).

Así fue cómo surgió la idea de la crítica compartida. Espero que vosotros también lo disfrutéis...Obviamente y como era de esperar, al no haber ningún nexo de unión entre historias y por la disparidad de la misma, el resultado es bastante irregular, para que nos entendamos, hay de todo, algo, que por otra parte, no tiene que sorprender para nada. Así pues, comencemos a contar letritas:

Comienza esta mega antología con un director patrio, con el gran Nacho Vigalondo y su A is for Apocalypse. La entrada a este festival no puede ser mas triunfal, entramos en el mundo de este particular abecedario con un corto realmente bueno en todos los aspectos, tanto en su idea, ejecución, rodaje y efectividad. Una idea aparentemente sencilla, con un humor tan negro como el carbón que funciona de una manera tan agria como acertadísima e inesperada.

Una mujer intenta acabar con su marido con saña, con mucha prisa, con preocupación...fácil lo que propone Vigalondo (o eso parece). No sabemos los motivos para tal sadismo, no entendemos la urgencia de la muerte, sólo sabemos que para ella, esta no se puede hacer esperar... y ¿qué vemos hasta ese momento? Actuaciones tremendamente creíbles y sensación de nerviosismo cuando concluye esta cortísima historia (que se merece mucho mas metraje). Es en ese gran fin donde entendemos que es una historia mas compleja de lo que parece, que curiosamente no necesita ser contada y que, desde mi punto de vista, logra practicamente la brillantez, porque no hay nada mas desgarrador que no ser ni si quiera capaz de esperar unos minutos a ver morir a tu pareja barajando dos opciones: la rabia o demasiado cariño (a mi, algo me hizo decantarme por la primera.

Desde mi punto de vista, es de lo mejor de toda la antología (en cuanto a idea desarrollada, me atrevo a decir que es la mejor) NO hay duda, Nacho Vigalongo es la inteligencia del terror español, tal cual.

A de Apabullante



B is for BigFoot (Adrian Garcia Bogliano)

Hay personas que simplemente, son basura. Esa es la moraleja que se esconde detrás de “Bigfoot”, el segmento dirigido por el argentino Adrián García Bogliano (“No Moriré Sola”, “Sudor Frío”, “Penumbra”), fábula macabra que reinventa el mito del hombre del saco y lo pone al servicio de uno de los impulsos más básicos y primarios del ser humano, el instinto sexual. Dicen que no hay personas tan malas, ni personas tan buenas, que a la gente hay que descubrirla. Pero si hay actos que de una forma u otra, delatan la auténtica naturaleza de cada uno de nosotros. Jugar con la maleable y frágil mente de un niño en pro de nuestros propios intereses, no es precisamente algo que diga mucho a favor de nadie y al final, en ocasiones, la balanza de la justicia se equilibra y pone a cada uno en el lugar que merece.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: No te ensucies el culo por un polvo de mierda, no vale la pena.

Cuéntame un cuento y verás que contento, me voy a la cama, y tengo dulces sueños: Las tetas de la protagonista y el fiel retrato que dibuja Bogliano, de determinado perfil de persona, así como de otro rasgo característico del ser humano: el egoísmo.

Poco más se puede rescatar de la discografía de Celtas Cortos: Lo tópico y previsible de una historia extremadamente sencilla y carente de elementos a destacar.



C is for Cycle, de Ernesto Diaz Espinoza. Pocas cosas hay mas tristes que ver cómo copian una gran idea, intuyendo que hay talento para desarrollar una propia sin problemas.

Este es el pecado del sr. Diaz Espinoza, que tengo la impresión de que podría haber hecho algo bueno con otra propuesta mas personal (eufemismo), pero que se limitó a rodar una versión reducida de "Los Cronocrímines" o "Triangle"...A nivel técnico es aceptable, pero yo no puedo consentir o justificar, que te den libertad ilimitada para crear una historia y que no seas capaz de otra cosa que no sea fijarte en lo que hace el de al lado.

El corto más allá de estas "coincidencias" es flojete, ¿destacamos algo?, no sé, no me atrevo cuando desde mi punto de vista no hay originalidad por ninguna parte.

C de Copia



D is for Dogfight (Marcel Sarmiento)

Contrariamente a lo que se pueda desprender a priori de un relato (aka videoclip) compuesto íntegramente por violencia gráfica, “Dogfight”, de Marcel Sarmiento (“Deadgirl”), no es otra cosa que una oda al cariño y a la amistad. Se dicen muchas cosas. Dicen que vale más una imagen que mil palabras o que el perro, es el mejor amigo del hombre. En este caso, ambas cosas son aplicables a los impresionantes cinco minutos que nos regala Sarmiento en la que a mi juicio, sea una de las mejores historias de toda la antología. Un espectáculo visual de órdago que en perfecta harmonía con una no menos acertada banda sonora, nos sumerge en un mar de sensaciones, en un universo plagado de pequeños detalles a descubrir en cada plano, en cada secuencia, en cada gesto. Adictivo desde el primer hasta el último segundo, “Dogfight” nos recuerda que a veces, la amistad, está por encima de cualquier otra cosa y que la nobleza, afortunadamente, no es un rasgo exclusivo de esos pequeños peludos que andan a cuatro patas.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: Vacuna a tu perro contra la rabia, por lo que pueda ser.

A cuatro patas mola mucho: La enorme plasticidad de todas y cada una de las imágenes y su enorme capacidad narrativa pese al hecho de no contener ni una sola línea de diálogo.

Pero luego ni se te ocurra subir cinco pisos sin ascensor: Que a los perritos no los quiero ver maltratados ni en la ficción.



E is for Exterminate, de Angela Bettis. Aquí tenemos el corto de la que para muchos siempre será "May" y mito femenino del terror. Bien, esta mujercita demuestra que el refranero español es bastante sabio y que aquello de "zapatero a tus zapatos" no fue un dicho baladí... El corto es una chorrada como un templo, simple como él solo, donde una araña es el nexo entre realidad, ficción y fingida tensión, que propone la versión risible de la mítica historia de "Creepshow" "They are creeping up on you " (vamos, la de las cucarachas), pero sin sentido alguno.

La banda sonora enfatiza aún más el desastre y el vacio de una propuesta pensada en medio minuto.

Angela, querida, tú dedícate a actuar, que aparecer en los créditos de esta antología como directora está muy bien y es muy cool, pero hay que merecerlo nena, y para ello al menos podías haber mostrado un poquito de interés..

E de Esfuerzo mínimo



F is for Fart (Noboru Iguchi)

A ver, que los nipones tienen una forma distinta de entender la vida, lo tenemos todos bastante claro. Por supuesto, el humor no es una excepción. Y sabido es también, que humor, hay para todos los gustos y para todos los estómagos. Si hay otra historia que le va también a estos japoneses, es el royo de los fetiches... parece ser que el amigo Noboru Iguchi (“Robo-geisha”), además de tener un sentido del humor MUY japonés, tampoco va falto de fetiches, en este caso, escatológicos. Y no es precisamente este tipo de humor, el escatológico, uno que a mi me haga especial gracia, y eso que voy bastante sobrado, de sentido del humor, digo. Pues bien, por lo visto, a Iguchi le van los culos, los ojetes y los pedos. Esto es así y esto es lo que el tipo, sin vergüenza alguna, plasma en “Fart”, un monumento al mal gusto y al humor cafre que supongo que hará gracia hallá por su tierra, porque lo que es a un servidor... colegialas, pensamientos impuros, CGI y gases, muchos gases.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: Va a ser que no, esto me supera.

Ponerle Hemoal en el culete a depende que persona, puede ser una experiencia incluso erótica: La total falta de pudor de la que hace gala el director.

Aunque ni siquiera las diosas popan flores: Quien no disfrute del peculiar humor nipón, mejor aprieta el ojete y se aleja de semejante chorrada soez.



G is for Gravity, de Andrew Traucki. Y llegamos al hombre de agua (conocido por "Black Water" y "The reef"), llegamos a la historia de las historias, aquella que te deja con cara de asombro total, aquella historia que nadie entiende porque está "pensada" para no ser entendida, y dicho sea de paso, disfrutada.

La G es la mas floja e insulsa de todas las historias con diferencia. Desde el principio, la propuesta es mareante al extremo, sin diálogo, imágenes en primera persona de una caminata al mar que no tienen sentido ninguno en una antología de horror. Intentas meterte en la historia, lo intentas con todas tus fuerzas, pero no lo logras ni un solo instante. Te admites a ti mismo que no estás entendiendo nada, pero, ¿qué quieren expresar con esos jodidos movimientos de cámara? ¿La gravedad? para eso entonces daba igual cualquier tema con tal de mover la cámara y pararla de repente ¿no?. Esperas con toda tu alma que al final todo se resuelva, que se te borre esa expresión e la cara, que seas capaz de disfrutar con ese punto G. Pero termina de una forma taaaan tonta que tienes que parar la reproducción de la película para respirar, contar hasta 10 e ir a por el siguiente corto.

Historia: una tabla de surf (eso sí, al menos es la mas corta...).

G es Gilipollez



H is for Hidro Electric Diffusion (Thomas Cappelen Malling)

Con ecos al “Aces High” de los Iron Maiden arañándome la piel, se abre “Hidro Electric Diffusion”, nuevo homenaje al heroísmo de la Royal Air Force, en su enfrentamiento contra la Luftwaffe alemana en la batalla de Inglaterra en 1940. Es el noruego Thomas Cappelen Malling (quien no tengo aun muy claro que pinta en esta antología), quien se encarga, de forma sorprendente, de dirigir otro de los grandes trallazos de The Abcs of Death. De acuerdo, no estamos ante ninguna gran historia, en realidad, no estamos ante ninguna historia, más bien ante un sketch que a modo de cartoon reconvertido a carne y huesos y al más puro estilo de los dibujos animados de la Warner, pero en esta ocasión, eso es lo de menos. Cappelen no pretende contar nada. Tan solo divertirnos durante escasos minutos y en ese cometido, sin duda alguna, sale victorioso. Una puesta en escena preciosista, con grandes efectos especiales, sublimes caracterizaciones y una creatividad desbordante, donde lo único que tenemos que hacer como espectadores, es disfrutar atónitos, ante tan magno espectáculo visual. No hay más y no hay que buscarlo.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: Nunca te fíes de una gatita que acabas de conocer en un garito, al final, todas terminan arañando.

¿Por qué no atrapa ya el coyote al correcaminos y lo hace hamburguesas de una vez?: Su grandiosa puesta en escena y la gran sonrisa que a uno se le dibuja en la cara a lo largo de todo su visionado.

Porque algunos (coyote incluido), hemos venido a este mundo a sufrir: Aquellos que no sean aficionados al universo de los cartoons, lo encontrarán una soberana tontería.



I is for Ingrown, de Jorge Michel Grau. El autor de la irregular "Somos lo que hay", nos trae una historia en la que, para mi, una vez más, peca de contención.

La idea es buena, pero se te queda a medias, intenta una reflexión social, una dureza dada por la situación que vive la joven protagonista en una bañera, amordazada, maltratada, asesinada...Muestra las últimas divagaciones de una mujer, pero no son suficientes, como digo, se queda a medias. La idea de poner voz y explicación a los momentos previos a la muerte, me fascina, pero el guión flojea, y en este corto, el guión debería ser casi el 80% de la historia. La necesidad de una explicación a lo que vemos, pese a que parece todo claro, me parece imperiosa, pues la protagonista (muy válida por otra parte), no es capaz de acertar en el discurso final en una bañera que ha debido ver de todo...y precisamente ese todo es lo que me hubiera gustado a mi percibir en los pocos minutos que dura el corto.

Aún así, aprueba sin problemas, porque se hace incómodo y crudo, y en esta historia estas dos sensaciones son básicas.

I de Incompleto



J is for Jidai-Geki (Yuday Yamaguchi)
 
Primer marrón importante al que me enfrento en esta antología. Primera vez (espero) en la que mi intelecto queda en entredicho, pues señores, no he entendido el mensaje, no me ha llegado. Me he reído eso si. Si la intención de Yuday Yamaguchi, de quien reconozco no tengo repajolera idea de quien es (tampoco es que mis conocimientos sobre cine asiático vayan muy allá), era esa, buscar la risa fácil del espectador, lo ha conseguido. Ahora bien, si quería transmitir algún tipo de mensaje, yo, al menos, me he perdido. Dos personajes, víctima y verdugo. Hasta ahí llego. Cualquier otra consideración, para aquellos que jueguen en otra liga, eruditos o gente que lea, yo, como cortito oficial, lo único que puedo certificar es una cosa: que estos japos están zumbados y, como desgraciado, otra: maldecirme por la desdicha de que me haya tocado comentar la mayoría de cortes asiáticos de la puñetera película... si es que necesito unas birras con el coyote, YA.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: Si consumes (droga, se entiende), no te pongas detrás de una cámara.

El wasabi no pica tanto como dicen, al menos el que ponen en el chino de mi barrio: Su capacidad para (de)generar la carcajada del espectador simplemente, rizando el rizo de lo absurdo y sus vistosos FX artesanales.

Y en realidad me la suda, porque lo único que me va de la cultura japo, es la Nintendo: Mucho me temo que esto no tiene tanto que ver con mis limitaciones de raciocinio, como con las del propio director, que no tenía ni puta idea de que rodar.



K is for Klutz, de Anders Morgenthaler. El primer corto de animación que me toca y la palabra Horror se queda corta.

Lo primero es que los dibujitos animados en cuestión eran mas cutres que "Los fruitis" (sí, los de Gazpacho y Mochilo, que siempre van con pincho), pero es que la historia merece ser vista con 15 whiskys on the rocks encima, porque es una mierda (y nunca mejor dicho). La trama trata de una mojoncillo muy gracioso que sale del culete de una mujer y que le hace todo tipo de perrerías y burlas para volver al sitio donde al parecer se siente cómodo, que no es otro que el ojete de tal señorita... y digo yo,¿qué pinta esto en "The ABCs of Death"? ¿tan difícil era encontrar otra palabra que empezara por K y que no causara vergüenza ajena?, lo digo porque el límite entre lo escatológico y lo vergonzoso es fino, y hay que ser muy hábil para no atravesarlo, este corto pisotea ese límite y se queda tan contento...

K de KK



L is for Libido (Timo Tjahjanto)

La eyaculación precoz siempre ha sido uno de los grandes temas tabúes del macho ibérico (aka Mercenario). Muchas veces se ha relacionado la hombría, con la capacidad sexual del individuo. Bien, pues aquí el señor Timo Tjahjanto (“Macabre”), rompe una lanza a favor de todos aquellos que sufren de dicho problema y da una vuelta de tuerca a toda la mitología sexual popular, no tanto tratando dicha problemática, pues en realidad “Libido”habla precisamente de eso, de la libido y de paso, de la degenerada y perturbadora naturaleza del ser humano, pero si lanzando un claro mensaje de optimismo y esperanza a todo aquel que forme parte de tan desafortunado colectivo: correte o muere ¿por qué me resultará tan familiar semejante frase?). El caso es que aquí las reglas del juego han cambiado, de nada sirve la resistencia estoica, no mis estimados machotes, aquí el primero que descarga la mercancía es el que salva las pelotas (literalmente). Intensísimo mano a mano (nunca mejor dicho) en el que Tjahjanto pone a prueba los límites morales tanto de participantes como de espectadores, todo ello además, aderezado con la crudeza característica del cine de este señor. Intenso, gráfico, desagradable y de incierto desenlace, “Libido” se posiciona por méritos propios como otro de los grandes baluartes de “The Abcs of Death”.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: Puede que pensar en tu suegra, no sea, desde un punto de vista ético o moral, la opción más apropiada para aguantar más de cinco (por no decir quince) minutos copulando con tu pareja, pero si la más efectiva.

Preciosa, mucho me temo que esta mañana, vas a llegar tarde al trabajo: La perfecta combinación entre la frenética narración y la dureza de lo que se nos está narrando. Y por supuesto, el divertido guiño a cierto clásico del género.

Cariño, te prometo que es la primera vez que me pasa: Algo más de grafismo en momentos puntuales, habría dado como resultado un producto final aun más enfermizo.



M is for Miscarriage, de Ti West. Sin duda, la propuesta de mínima duración de Ti West era de lo mas esperado de esta antología, pues este hombre ya se ha hecho un nombre dentro del cine de terror, y la curiosidad de lo que podía hacer en un reto como este, era considerable. Pues bien, lo que Ti West ha hecho es lo mas decepcionante de las ventiseis historias, porque se ha limitado a poner imágenes a una palabra, en este caso "miscarriage", que no es mas que un aborto espontáneo que se da en los tres primeros meses de gestación. Eso es ni mas ni menos este corto, y siento el gran spoiler, pero es que es indignante totalmente. No puedo entender en qué pensaba este hombre cuando entregó una tomadura de pelo semejante, lo que sí me gustaría saber es en qué se ha gastado los 4999 dólares que le han sobrado del presupuesto de 5000 que tenía asignado para este corto.

Lo que no se le puede discutir es que su corto es fiel a la palabra elegida, por lo demás, Ti West es el gran fiasco de "The ABCs of death".

M es Malgastar



N is for Nuptials (Banjong Pisanthanakun)

Venga va, que sigo de racha con el cine oriental... menos mal que la moza que tengo a mi lado está de bastante buen ver, que si no... y la verdad es que tampoco me voy a quejar mucho, porque si hay un director oriental que me haya dejado flipado en el pasado, este es sin lugar a dudas Banjong Pisanthanakun, y es que debo reconocer que “Ha Praeng” (“Phobia 2”), sea posiblemente uno de los trabajos de terror que más me han llamado la atención de todos los que hayan venido de aquellas tierras. En esta ocasión, el tailandés se adentra en las siempre complicadas relaciones sentimentales y en los peligros que pueden derivarse de la denominada “pedida de mano”. Cuando a este polvorín, le sumamos además, un tercero en discordia que prenda la mecha, la cosa ya puede terminar en tragedia griega. Una historia sencilla a la par que simpática, donde el humor negro toma la batuta para dirigir una orquesta que si bien no desentona en exceso, tampoco es que ejecute el concierto de su vida.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: ¿Pero no habíamos quedado que el mejor amigo del hombre era el perro? Pues eso.

Fornicar delante de mi animal de compañía, me resulta violento: El pajarillo, adorable.

Fornicar detrás, de mi animal de compañía, puede resultarle violento a él: La gracia del gag se ve venir de lejos.



O is for Orgasm, de Bruno Forzani y Helene Cattet. Los directores de "Amer" nos traen la propuesta mas experimental y sensorial de la antología. Muy en la línea de lo que iniciaban con "Amer", siguen buscando el impacto mediante el cromatismo, los movimientos de cámara, los detalles de ciertas imágenes minimalistas proseguidas de los sonidos correctos, la grandilocuencia de otras imágenes hiperbólicas que intentan explicar el clímax.

Entiendo que en este tipo de propuesta, o conectas desde el principio, o te parecen un acto de pedantería e incluso prepotencia. Para mi es muy fácil conectar con ellas pues las considero propuestas totalmente sensitivas, y hacer algo grande con elementos tan adversos con los que a veces se mueven estos directores, me parece un ejercicio de preciosismo y precisión, una búsqueda constante de elementos que conjuguen bien con lo que se quiere contar. En la "O" simplemente hay que dejarse llevar, y dicho sea de paso, me parece que desmenuzan un orgasmo con una elagancia y una veracidad para quitarse el sombrero.

Una delicia de corto, ahora, terror, horror o como lo queráis llamar, pues cero, no hay por ninguna parte...

O de Obra sensorial



P is for Pressure (Simon Rumley)

Cogiendo el relevo de “Dogfight”, Simon Rumbley (“Red, White & Blue”) nos presenta un nuevo relato mudo, esta vez pero, alejándose del formato videoclip del segmento de Sarmiento, esta vez, a modo de mockumentary y subiéndose en uno de los escenarios más idóneos para interpretar una función de terror: la vida real. Esa vida cruel en la cual muchas veces, somos víctimas de nuestras propias circunstancias, unas veces buscadas, engendradas a partir de nuestros propios errores, otras veces llegadas de forma gratuita en forma de macabro regalo del destino. “Pressure” habla sobre esas circunstancias, sobre como una persona puede verse arrastrada a perpetuar actos de difícil comprensión en un intento desesperado de escapar de la espiral o, simplemente, de sobrevivir dentro de ella, como es el caso. En esta ocasión, el premio al final del camino, es la sonrisa de un niño. Crudo y cargado de fuertes dosis de realidad, Rumbley recrea sin decir nada pero diciéndolo todo, el podrido mundo de la prostitución al tiempo que retrata la decadencia de una madre que se aferra con uñas y dientes al tenue pero incesable viento que sopla las velas de su navío en su particular viaje hacia ninguna parte, sus hijos.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: El fin justifica los medios... pero ten por seguro que los medios, no van a justificar tu fin.

Por favor, tira a mamá del tren: El amargo regusto a cercanía que desprende la historia y su acertado montaje.

… o mamá se va a tirar a todos los del tren: Para mi, “Pressure” no termina de encajar en una antología de terror por más terrorífica que pueda resultar la historia.



Q is for Quack, de Adam Wingard y Simon Barret. Y este era mi gran esperado, pues estos dos señores a mi me ganaron para siempre en "A Horrible way to die", y la sensación fue simplemente correcta.

En realidad es la pieza con mas humor de toda la antología, un acto de autocrítica, una gran demostración de lo que es el sentido del humor. Sin duda es efectiva, logra arrancarte la sonrisa, logra su cometido al 100%, sin olvidarse de que esta pieza va dirigida a donde lo hace, por lo que el humor es negro, y la mala leche queda patente.

Entonces, si se logra el cometido con creces, ¿por qué he utilizado el adjetivo "correcto" para definir lo que experimenté al verlo? pues simplemente, y esto es algo puramente personal, porque yo esperaba que me destrozaran en 5 minutos para siempre, no que me hicieran sonreír, pero ahí está la gracia de lo inesperado!!!

Q de CU



R is for Removed (Srdjan Spasojevic)

Quizás era este, el corto de Srdjan Spasojevic, padre de la controvertida y demonizada por algunos “A Serbian Film”, el más esperado por el que aquí suscribe de los 26 que conforman “The Abcs of Death”. Yo, que me declaro “culpable” de todos los cargos imputados por haber disfrutado como un auténtico cerdo con su polémica película y que además, si tengo muy claro que es una ídem que perfectamente puedo recomendar (como ya he hecho en otras tantas ocasiones) a cualquier persona que guste del buen cine extremo, tenía unas ganas locas de ver que podía salir de la enfermiza mente de este hombre. En este sentido, la decepción ha sido importante, no porque “Removed” no tenga su aquel, que lo tiene, sino porque desde luego, no es lo que yo me esperaba. En apariencia, la propuesta del serbio, está encaminada a la acción pura y dura, disfrazándose por cinco minutos de Jason Eisener (quien también hace sus pinitos en esta antología) para perpetuar una fábula de violencia donde la brutalidad de las imágenes nos coge de la mano y nos acompaña por las frías estancias de un hospital. La realidad pero, es que detrás de esta violenta cortina de humo de colores intensos e imágenes desgarradoras, se esconde una curiosa metáfora (o así lo interpreto yo), que versa sobre la explotación a la cual somete la industria (en este caso cinematográfica) a la obra del artista, convirtiendo el arte, en negocio y a éste, en su mera herramienta.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: Cuando una película como “Saw”, tiene ocho secuelas, es que a algún guionista lo están despellejando vivo en alguna fría habitación de hospital.

Si la fama te precede, será porque es más puntual que tu: Su fuerza visual y la de cosas que uno puede llegar a encontrar si busca en el fondo de este armario.

¿Pero aquí nadie se folla a ninguna Nancy recién nacida? Que me devuelvan mi dinero: Los que esperaban una nueva dosis de amoralidad, se van a llevar un chasco.



S is for Speed, de Jake West. El director de "Doghouse" nos regala una pieza que parece que no encaja en ningún puzzle y que termina siendo una pequeña sorpresa. Con un estilo totalmente Russ Meyers, Jake West, nos presenta a dos heroínas que buscan su rumbo, que huyen y que temen, que obedecen a ese ser oscuro que al parecer, todos obedecemos en ciertas circunstancias, y en 5 minutos es capaz de provocar un giro final inesperado que hace que todo cobre un sentido que te tenía perdido desde el inicio.

Un corto preciso, fresco, dinámico y estéticamente muy bien escogido. Una idea muy bien planteada y desarrollada de una forma clara y concisa. Esto es lo que se supone que deberían haber hecho todos los directores. Buscan una palabra, meditar sobre ella, ver cómo encajarla dentro de su estilo y darle forma, vamos lo que se llama, prepararse el trabajo.

En esta antología, Jake West destaca por haber entendido lo que se esperaba de todos ellos.

S de Solvencia



T is for Toilet (Lee Hardcastle)

El debutante Lee Hardcastle, quien participa en esta antología después de haber sido elegido por votación en el concurso organizado por Drafthouse, tiene la osadía de presentarse en sociedad con un producto muy superior a lo ofrecido por algunos directores ya contrastados que se han retorcido con más pena que gloria por las entrañas de esta criatura. Y de entrañas trata precisamente la historia del amigo Hardcastle, quien con un buen puñado de plastelina, da forma (nunca mejor dicho) a una historia inspirada claramente en la serie B y en el cine de terror de los 80, con criaturas grotescas de corte Lovecraftiano, mucha sangre, mucho gore y sobretodo, mucho humor negro. Un viaje retrospectivo a nuestra propia infancia, un eco de aquellos miedos nocturnos que nos atormentaban cuando éramos críos y no tan críos, que ahora supuran de nuevo a la superficie gracias al impecable trabajo de animación que se esconde detrás de esta sencilla, pero preciosista propuesta, en la cual, además del fantástico diseño artístico (atención a la expresividad de las caras) y de las espectaculares secuencias gore que atesora, destaca sobremanera por su macabro sentido del humor. Vamos, una pequeña maravilla que hará las delicias de los aficionados más clásicos.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: Cuando aprieta el ojete y oyes la llamada de la selva, no hay monstruos que valgan. La lucha por la supervivencia, comenzado ha.

Si tiene la consistencia apropiada, se puede hacer un “ghost”: Técnica y artísticamente, una gozada. Su sentido del humor, brutalidad y la lograda sensación de terror que transmite el pequeño de la familia.

De ahí para abajo, natillas (sin galleta) y poco más: Que algunos se gasten millonadas en hacer una película de animación y luego venga un señor de a pie y se casque una maravilla como esta con cuatro duros.



U is for Unearthed, de Ben Weahtley. Que el director de "Kill List" se conforme con esta mediocridad no deja de ser curioso, porque esta historia vampírico-sobrenatural es una de las cosas mas insulsas que han visto estos ojitos...en fin, una idea que no aporta nada, que muestra los momentos previos al fin a través de los ojos de la criatura, pero que no expresa nada, que es un conjunto de imágenes en primera persona sin valor alguno para la narración. Creo que la falta de recursos en esta historia fue fundamental para resolverse de una forma tan torpe. De esas historias que olvidas casi antes de haberlas terminado de ver, y eso que la idea podía haber dado bastante más de sí...

¿Dónde dejan estos autores la originalidad?

U de Uso erróneo del recurso



V is for Vagitus (Kaare Andrews)

Kaare Andrews (“Altitude”), pone el punto “exótico” a “The Abcs of Death” con este estupendo corto de ciencia ficción que de entrada sorprende por su estupenda puesta en escena, donde los FX brillan con luz propia y no tienen absolutamente nada que envidiar a muchas de las super producciones que inundan nuestras salas de cine. Más allá de la forma, destaca también el fondo. Y es que en apenas cinco minutos, “Vagitus”, consigue inyectar vía intravenosa en el espectador, la suficiente cantidad de daros como para que éste, construya en su mente a partir de estas herramientas, una historia lo suficientemente compleja no solo para dar a luz el corto que tenemos entre manos, sino un largometraje de los pies a la cabeza. Una población sobre poblada y la fertilidad en el ojo del huracán. Tener un niño es ilegal si no tienes los permisos adecuados (me viene “Fortaleza Infernal” a la cabeza y me pica la puntita del pene) y la ley, inmersa en su particular caza de brujas, los persigue como mercancía prohibida que debe ser confiscada y destruida. Influencias de “Appleseed” de Masamune Shirow y los telépatas, nuevamente, como inagotable fuente de inspiración para fábulas futuristas. Vistoso, violento (al extremo) y muy entretenido.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: Tener un hijo es mal negocio Cuando no está el horno para bollos.

Las policías del futuro, cuanto más enfundadas en cuero, mejor: La interesante trama que consigue gestar en apenas cinco minutos y sus grandes FX.

Eso siempre y cuando el cuero, no pase de moda: Deja con ganas de mucho más.



W is for WTF, de Jon Schnepp. La "W" lo es todo. Con esto podría resumir este demencial corto. Sin dudarlo ni un momento, es el mas surrealista, histérico, divertido y desquiciante de todos. Conjuga todos los elementos del terror en pocos minutos, todo a velocidad, todo urgente para que no seamos capaces de procesar absolutamente nada, para crear en nosotros esa sensación de WTF!!! y vaya si lo logra! No entiendes absolutamente nada, pero termina y te encuentras totalmente satisfecho por lo que acabas de ver.

Es una locura, no hay mayor explicación, pero ojo, de esas que se disfrutan.

W de WTF (no puedo decir otra cosa)



X is for XL (Xavier Gens)
 
“XL” es otro de los puntos de inflexión en “The Abcs of Death”, porque el papá de la criatura es ahora mismo, uno de los cineastas de nueva hornada por el que más admiración siento. Xavier Gens, el francés, que si bien no terminó de llegarme con “Frontieres”, reconozco que me destrozó por completo con esa pequeña gran joya de cine apocalíptico que fue “The Divide . De todas formas, la prudencia es algo que normalmente, suele acompañarme y al pollo, no suelo comérmelo antes de meterlo en la cazuela. Después de degustar este “XL”, puedo decir que Gens ha vuelto a destrozarme, algo que por cierto, tan solo está al alcance de muy pocos/as. “XL” no cuenta nada nuevo, pero lo que cuenta, lo cuenta bien. Una sociedad vacua esclava de la apariencia, en la que todo aquel que no se ajusta a los cánones estándares que marca el momento, es menospreciado y/o ridiculizado. En este caso es la obesidad lo que se pone en la palestra. Desgarrador, no se puede definir de otra manera a lo que aquí hace Gens. Un relato perturbador, que además, tiene el añadido de hacerlo, perturbar, sin la necesidad de sorprender. “XL” te agarra por los cojones y va apretando de forma progresiva al compás del marcial suicidio colectivo de los segundos, que van saltando al vacío con cada corte, cada mutilación, cada desgarramiento, tanto de la carne, como del alma. Durísimo, tanto en forma como en fondo.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: Los complejos hay que quitárselos de encima, pero a poder ser, sin la ayuda de un cuchillo.

Otto se comería a su mujer, a su hija y a su perro si lo tuviese y dormiría tan tranquilo esa noche: La crudeza con la que Gens denuncia las miserias de una sociedad podrida y el mal cuerpo que a uno le deja el que con toda seguridad sea, el corto más turbador de toda la antología.

Claro que Otto, no está obeso, solo es de huesos anchos: Que algunos aun tengan la indecencia de aseverar que “The Divide” no es una puta maravilla.



Y is for Youngbuck, de Jason Eisener. Y el director de la sublime "Hobo with a Shotgun" nos acerca al mundo de la venganza de nuevo. Para ellos se sirve de dos elementos determinantes, que no son otros que los dos protagonistas del corto, un anciano y un niño, ambos inquietantes como ellos solos. Con un tipo de montaje que le hiciera famoso, con unas imágenes que llevan su huella, con una historia con un fondo desolador y una forma que de forma (valga la redundancia) contrapuesta, podría clasificarse como festiva, con lo que la mezcla y el resultado es perturbador y efectivo.

Historia corta que podría desarrollarse perfectamente con algo más de duración, porque te deja con ganas de más.

Y de Y no salió nada mal



Z is for Zetsumetsu (Yoshihiro Nishimura)

Bueno, y como no, para rematar, tenía que tocarme cerrar este apasionante (a veces) recorrido por el abecedario del terror, con otro corte nipón. Si no te gusta la sopa, dos cazos. Si digo que la pieza está orquestada por el señor Yoshihiro Nishimura (“Tokyo Gore Police”, “Helldriver”), me parece que no hace falta mucha más explicación, los que conozcan el cine de este tipo, tendrán bien claro lo que aquí se van a encontrar. Historias futuristas, (sin)sentido del humor nipón, tetas y peleas que rivalizan entre lo grotesco y lo ridículo. Me cuesta mucho encontrar virtudes en un tipo de cine que personalmente, no me dice absolutamente nada. Visualmente luce, eso si, pero poco más. Una sucesión de gags (aka chorradas) con regustillo a sushi y una constante analogía entre gastronomía y sexo que termina desembocando en una eyaculación de arroz. Poco más. Si te gusta lo que suele hacer Nishimura, te gustará esto. Sino, mejor te abrazas a tu compañera/o de visionado y preparas tu propia receta mientras estos japoneses se montan su propia fiesta. Aburrido.

Moraleja adicional con aplicación práctica en la vida real: Debo querer mucho a alguien, para perder mi tiempo hablando sobre estas pajas mentales niponas.

No hay nada más satisfactorio que abrir un coulant engendrado con amor y ver como se esparce el chocolate de su interior: Visualmente, resulta vistoso.

Si bien es cierto que el grado de satisfacción es directamente proporcional a la superficie por la que se esparza: Chorradas como esta, ya la hemos visto mil veces.



Conclusión, “The Abcs of Death” redefine el término “irregular”. La realidad es que no podía ser de otra forma, porque esto es lo que sucede cuando le das total libertad creativa a 26 visiones tan distintas de hacer cine. La sensación general a mi juicio, es muy positiva y considero a “The Abcs of Death”, como una de las mejores antologías de terror que se hayan realizado en mucho tiempo. Cortes para todos los gustos y de todos los colores, que para bien o para mal, no dejarán indiferente a nadie. Visionado obligado para cualquier amante del género.

Lo mejor: Su variedad, capaz de transportarte del cielo al infierno en apenas unos instantes, la certeza de que en la actualidad, hay directores de tal solvencia (Sarmiento, Eiserner, Gens...) que podrías dejarte caer hacia atrás con los ojos cerrados con la seguridad de que iban a rescatarte del abismo y por supuesto, el honor y el placer que ha significado para mi, que la Srta. Missterror me haya permitido desvirtuar su crítica con mis chorradas, amén de disfrutar del visionado de la obra en la mejor compañía del mundo.

Lo peor: Esa misma variedad, es un arma de doble filo que a veces (más de las deseadas), corta. Y Ti West, quien sigue en caída libre por el retrete.


22 comentarios:

Blanch dijo...

Más o menos coincido en ciertos puntos pero solo os diré lo que me parece que estamos en desacuerdo. Te pasas Missy en alabar a Nacho este tio no es tan bueno, el corto mola pero no más.

La de la repetición aunque sea una copiada està bien al igual que el de la araña. Aunque tampoco matan algo más de puntuación se merecen.

Imperdonable la de los pedos. De los mejores cortos. Os habéis dado cuenta que en la antología hacen muchas referencias escatológicas?

La de la caca de dibujos sublime, los dibus están bien hechos. La expresión facial de la prota muy divertida.

Ti West nunca me ha molado mucho hasta este corto de 1 dolar. No podía parar de reir.

Ya està. Solo decir que la que me ha gustado más a sido Dogfight y que como vosotros pienso que es la mejor antalogía moderna que hemos visto.

A ver cuando más sorpresas como esta.

Max Cady dijo...

No hay duda que la premisa era interesantísima y muy atractiva, pero dada la libertad y variedad que alberga esta recopilación, el resultado no podía ser otro que la irregularidad. Se pasa demasiado rápido de la genialidad a la mediocridad para considerar el conjunto como satisfactorio. No obstante, merecen mucho la pena algunos mini-relatos. Con mucha diferencia los mejores son (para mí, claro está): A, D, L, O, R, T, V y X.

Saludos!!!!

Missterror dijo...

Blanch- Para mi Nacho Vigalondo es un director a tener muy en cuenta y SIEMPRE me sorprende, siempre. A is for Apocalypse a mi me pareció brillante.

En las bajas puntuaciones,sé que he sido dura, pero he decidido que hay cosas que no puedo tolerar en un proyecto como este y es la falta de interés que, para mi, demuestran algunos directores.

Cierto, la escatología está muy presente en "The Abcs of death", y yo no conecto nada con ese mundo, así que en cuanto a la de los pedos famosa, solo te diré que muy indulgente ha sido con su comentario, porque yo cuando lo vi, se me cambió la cara, pero ya sabes, cosas de gustos...

A mi la de los dibus me pareció de juzgado de guardia, simplemente...

Desde luego que "Dogfight" es de lo mejor (si no es lo mejor), creo que en eso coincidimos todos.
Y coincido (bieeeeeeeeeeeeeen) contigo en que "The Abcs of death", pese a su irregularidad, es una sorpresa total y de las muy agradables.

Max Cady- Con la irregularidad deberíamos haber contado incluso antes de ver el resultado final, eso creo que no sorprende a nadie.
Es cierto que se pasa como dices de la casi genialidad a la mediocridad mas absoluta, pero yo, a diferencia de ti, pensando en esta propuesta globalmente me he quedado muy satisfecha. Disfruté como hacía muuucho tiempo que no lo hacía en una antología,y desde luego por mi parte, solo puedo decir que para mi es una antología imprescindible desde ya.

En cuanto a cortos que destacan con diferencia, estamos muy en sintonía, para mi los top son (y va por orden alfabético):
A is for Apocalypse
D is for Dogfight
L is for Libido
O is for Orgasm
S is for Speed
T is for Toilet
V is for Vagitus
X is for XXL
Y is for Youngbuck

como ves coincidimos en todos los tuyos, y yo añado algún otro ¿ NO te gustó la "S" y la "Y"?

Rector- sorprendentemente, menos en una letrita, estoy completamente de acuerdo con tus comentarios, pero a mi la "H" me pareció ridícula...
Y respecto a lo que dices de desvirtuar mi crítica, querido, tú no has hecho tal cosa, lo que has hecho es engrandecerla con esos comentarios made in Rector, y desde aquí te doy las gracias por compartir este currazo que ha sido todo esto :)

saludos


El Rector dijo...

Blanch, a Ti West habría que encerrarlo en una celda oscura y húmeda y tirar la llave. Empiezo a pensar que lo de La Casa del Diablo tan solo fue una sonada de flauta.

A mi personalmente, me sobra todo el royo escatológico, así como todos los cortos nipones.

Mi lista de favoritos también es casi idéntica a la de Max y Missterror. Tan solo que yo cambiaría la S que no me dijo gran cosa, por la H, que me pareció super curiosa de ver (por cierto, como curiosidad para los amantes del slasher, la voz de la gata nazi, la pone ni más ni menos que la señorita Ingrid Bolsø Berdal).

Y de entre todos y tras varios visionados, diré que si tengo que elegir uno solo, me quedo con la Y. Brutal el amigo Eiserner, BRUTAL. Solo faltaban Plague por los pasillos del instituto... el personaje del pedófilo, es lo más enfermo que he visto en años y la banda sonora, madre mía... por cierto, si me hubiese tocado a mi comentarla, se la habría dedicado a un tal Zylon... tenías razón colega, la del ciervo era tremenda ;)

Missterror, currar a tu lado siempre es un placer y parece ser, que cada vez tenemos más simpatía tu y yo... :+

Saludos.

Max Cady dijo...

Missterror, es cierto que deberíamos asumir a priori que será un producto irregular (que por otro lado es lo que ocurre siempre que se hacen antologías y varios autores dirigen relatos que tienen algún nexo en común). Pero es que es muy irregular, demasiado para mi gusto (tal vez era demasiado arriesgado intentar juntar a 26 directores y que en apenas 5 minutos y con libertad total realizaran algo compacto en su conjunto). A pesar de todo reconozco que este tipo de propuesta siempre me atrae. Espero con impaciencia: Paris, I’ll Kill You (a priori pinta muy bien).

No puedo estar más de acuerdo contigo cuando dices que no toleras que algunos autores no se tomaran en serio su propuesta. A mí algunos relatos me parecen indignantes (los de Andrew Traucki (G) y Ti West (M), por ejemplo).

P.D. Las historias S e Y, están bien pero no creo que estén a la altura de los que he mencionado que me parecen de lejos los mejores.

Saludos

thewronggirl dijo...

Todavía no la he visto pero me apetece mucho. Ya os comentaré mis cortos favoritos

Kontroverse dijo...

En pendientes la tengo, cuando deje de ir de culo y pueda mirar algo relajadamente, creo que es lo primero que pondré en la pantalla.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Bueno, entiendo que no te agrade el cine nipon, pero por lo menos guarda respeto por a quienes nos gusta. Buen blog <3

El Rector dijo...

Anónimo, no recuerdo haber sido irrespetuoso en ningún momento, menos aun con los que disfrutáis con el cine japonés, faltaría. Por supuesto, cualquier comentario vertido al respecto, está exclusivamente basado en mis gustos personales.

Me alegra que te guste el blog, muchas gracias.

Saludos.

Kontroverse dijo...

Vista. Y los finalistas son:

A is for Apocalypse.
D is for Dogfight.
H is for Hydro-Electric Diffusion.
N is for Nuptials.
S is for Speed.
T is for Toilet.
V is for Vagitus.
X is for XXL.
Y: Y is for Youngbuck

Y en el podio: D-S-X.

Coincido en que había cortos de vergüenza ajena, como el del aborto y las otras dos pajas mentales japos. N lo salvo por lo que me pude reír con aceptamos cuernos como animal de compañía.

Saludos!

El Rector dijo...

Kontroverse!!! por fin alguien que también disfrutó con la H, debe ser cosa del humor catalán...

Saludos.

Penumbra dijo...

Coincido bastante con todas las críticas. En términos generales, yo la vi en Sitges y salí encantado. Eso sí, a mí me resultó simpática la K, debe ser que a ratos tengo un humor tonto. La G de Gravity infumable y la de la plastelina una de las que más me gustó. La de los pedos del Noboru Iguchi parece una versión corta de la otra película que estrenaba en Sitges y que vimos en el maratón de zombies: Toilet of the Dead. Va exactamente de lo mismo: colegialas flatulentas. Este señor está tarado del todo. La de Libido genial.

El Rector dijo...

Penumbra, a mi la K tampoco me desagradó del todo, en ocasiones yo también soy presa fácil de ese humor tonto, jeje.. lo que está claro es que la G, no le ha hecho puñetera gracia a nadie.

Saludos.

Missterror dijo...

Chicos, siento ser la única que nos disfrutara con la K, (y encima me tocó comentarla a mi...vaya!!!), pero es que aparte de encontrala tontuna, no puedo ubicarla en una antología del horror como "The Abcs of Death"...no le encuentro sentido...

Reconoced que a vosotros los fruitis os ponían...jijijiji

Sphuxis dijo...

Concuerdo completamente con Kontroverse: D, S y X son DELICIOSAS! Esperé the ABC's con ansias, me desilusionó en algunos casos (hay cosas pobres y ridículas por demás, ni hablar), pero esas tres me producen Os de Orgasmo. Y en especial X, de mi amadísimo Xavier Gens, que era la razón más importante por la que tenía que ver esta antología a toda costa. Con S habría sido igual, si hubiera sabido de antemano que actuaba la sensual fetish model Darenzia, mi musa de la adolecencia, jaja.
Bueno. Clap clap!

Sanper dijo...

X, D, y L juegan en otra liga.
S y V también están muy por encima del resto.

Las demás, salvo alguna excepción, no hay por donde cogerlas.

La principal virtud de la peli (la brevedad de sus historias) es tal vez su gran fallo, pues algunas como V dejan con ganas de mucho mas.

Ana dijo...

Que bueno encontrar que coinciden con mi visión, a mí me gustaron mucho T, W y X (Xavier Gens me gusta mucho también). Ahora leyendo esta nota recordé que V también está muy bueno, y que te dan ganas de seguir con la historia.

De todas creo que la T es la mejor, y eso que era quien llegó por el concurso!
Sobre la M, increíble, The house of devil de Ti West me encantó, pero luego no volví a ver nada de él a ese nivel. Han podido ver The sacrament?

Les dejo mi reseña sobre los cortos que más me gustaron:
http://www.cuadernodecine.com.ar/2013/11/the-abcs-of-death-2012.html

Anónimo dijo...

Mis cortometrajes aplastan y sodomizan a cualquiera de esas patéticas letras del Abecedario en todos los sentidos

Missterror dijo...

Anónimo- pues ya estás tardando en sacarlos a la luz!!!!!También puedes firmar el comentario, para que te vayamos conociendo.

saludos

Dander Store dijo...

Un matiz, la G de gravedad creo que no la has entendido bien. Se trata de un suicidio grabado. Me explico; al principio se le ve quitando del coche una mochila en la que previamente a metido unos ladrillos (que se vuelven ver antes de entar al agua. Al llegar a una zona profunda, se tira al agua, y por efecto de la gravedad del peso de los ladrillos de la mochila, se ahoga. Es por eso que la tabla después se ve flotando de punta, atada al tobillo, tira de ella

Missterror dijo...

Dander Sander- Pues es una gran matiz, porque efectivamente no la había entendido, ni bien ni mal, no había entendido absolutamente nada y según lo cuentas, comienza a tener todo el sentido del mundo y ganas estrellitas. Lástima que todo eso no quedara claro para la mayoría de nosotros en la locura de filmación que se marcan, porque tiene su punto...

Saludos y gracias por la aclaración

----------------- dijo...

The ABc´s of Death, o "muchos baños para mi gusto"

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.