domingo, 9 de diciembre de 2012

Crítica: Masters del Universo

¡Por el poder de Grayskull! Las veces que había chillado esto de crío sujetando al muñeco de He-man al aire para luego darle de ostias al muñeco de Skeletor. Recuerdo tener casi toda la gama de juguetes que fabricó Mattel y pasarme horas arrodillado al suelo hablando con todos los personajes, tomando el té y… Ejem… Eso… El té no, quería decir en cuchichear en la oreja del Hombre Bestia de cómo tenía que hacerlo para ligarse a Battle Cat, la mascota de He-man. O de ayudar a Skeletor para que no siempre perdiera, pero ¡Yo tenía el poder! Y He-man era mi héroe, así que el esqueleto chungo lo tenía.

Según rezan los créditos finales de la película, “Masters del Univero” está inspirada en los juguetes, no al revés. Curioso. Lo que no sé si los dibus son antes o después de la película, y mira que era un fan acérrimo.

El otro día vagabundeando por la biblioteca fui a parar con un DVD que rezaba en la portada “Cine de Acción II, Grandes Clásicos”. Figuraban tres películas: la que nos ocupa hoy, la primera de Van Damme “Retroceder nunca, rendirse jamás” y otra del mítico Michael “El Guerrero Americano” Dudikoff cuyo título no me acuerdo. Más que nada la cogí por la de Dolph Lundgren para recuperar parte de mi infancia, aunque con cierto recelo, porque como sabemos todos, los ojos de un niño no son los ojos de un adulto y los que nos parecía cojonudo y flipante ahora se puede convertir en un gran truño (véase el Equipo A, El coche Fantástico, V…). Pero no. No señores. “Masters del universo” sigue siendo cojonuda, graciosa, dinámica y digna de un visionado adulto.

Empezamos por la caracterización de los personajes con unos cosplays de puta madre, por algo detrás de muchos diseños especiales está Moebius. La máscara de Skeleton cuando se convierte en Master es espectacular, la Meg Foster, una mujer pálida, con unos ojos claros y unos labios rojos como la sangre que me pusieron morcillón durante toda la peli, incluso más que ver a una joven Courteney Cox o a una Chelsea Field con ese vestido de guerrera que le aprieta tanto el pompis que dan ganas de achucharle y quedarte dormido en él, eso sí, si no se tira ningún pedete.

Como cualquier película de fantasía siempre hay los malos que de tanto aburrirse solo piensan en dominar el mundo, en este caso la frase utilizada por Skeletor es “lo quiero todo”, aquí da para muchos chistes que contar, y claro están los buenos. Por varias razones. Una, la película duraría diez minutos si los malos ya ganan de primeras y dos, siempre hay un guionista que frustra los planes de los malos inventándose toda una troupe de variopintos personajes que hacen el bien. En este caso tenemos a He-man, un tipo untado en aceite cual tostada de desayuno con una gran espada entre las manos como un pincho moruno a la hora de cenar. Le acompañan El guerrero y su hija, dos tipos que parecen sacados de un taller mecánico que en teoría son los únicos que quedan de los rebeldes ¡Qué Dios nos ampare!, un enano, como no gracioso, que es el inventor de la llave del espacio-tiempo. ¿Por qué a todos los enanos los pintan patosos, chistosos y pelirrojos? A estos se le suman los típicos terrícolas adolescentes y un policía gruñón que no atiende a razones, ni a nada más. Frase típica del poli “¡Son los comunistas!” al ver toda la legión de monstruos aparecidos de otro planeta.

Una película familiar que combina muy bien el cine de aventuras con el de acción, ciencia ficción y comedia. Tiene muchos elementos de Star Wars, los soldados imperiales de Skeletor parecen los hermanos pequeños de los soldados de Space Balls con sus grandes cascos en los cuales se podrían hacer ensaladas, batir huevos o utilizarlos de orinales en caso de emergencia. Pero no solo ella bebe de otras películas sino que hay otras películas que beben de ellas. No sé si alguien se acordará del desastre que le hicieron a la segunda entrega de “Los Inmortales” y la mierda esa de que si era una raza de otra galaxia que no se lo creía ni Cristo. Pues bien, en la de Lambert había unos mercenarios que volaban sobre unas plataformas circulares (¿Debían ser los ya desaparecidos Láser Disc?). Pues en “Masters del Universo” también los hay. Pero no pilotados por personajes sino por muñecos y es que hay escenas que han cogido los muñecos de Mattel, un par de maquetas y ala, arreando.

Si en “Encuentros en la tercera fase” encontré el final más hippie y surrealista sobre como comunicarse con los extraterrestres, acordaos que utilizaban notas musicales de colores para comunicarse con ellos, en ésta utilizan también notas para abrir la llave espacio-tiempo pero con más soltura sin llegar a la vergüenza ajena que me provocó la de Spielberg. Así que chicos ya sabéis, coged un teclado y empezad a abrir puertas hacia otras galaxias e id despejando la Tierra, que ya somos muchos.

Película recomendada al 100%, ya sea para recordar la infancia, pasar un rato divertido, ver tus historias con los muñecos en carne y hueso y ver, que se echa de menos, a un malo que sea malo de verdad. Sin remordimientos de última hora o cambios de planes o que se deja comer el coco para que utilice sus poderes para hacer el bien y convertirse todo el mundo en un mundo feliz, alegre y con mariposas y todas esas mierdas de la primavera que a un servidor le producen alergia.

Vamos para terminar, levantaros del sillón y a chillar “YO TENGO EL PODEEEEER!

 

23 comentarios:

Max Cady dijo...

Estupenda reseña, casi consigues contagiarme un ánimo juvenil y que me decidiera a revisarla, pero rapidamente afloran en mi mente los sarpullidos que me produjo su visionado en su momento y debo decir que de momento la aparco hasta mejor momento (algunos dicen que soy un gruñón nada nostálgico, pero es que esto era un despropósito brutal).

Por cierto, la serie de animación para televisión (que es muy superior a la cinta protagonizada por el señor Lundgren) se realizó 4 años que el film.

TED BUNDY dijo...

Gran película difícil de encontrar hoy en día. Inexistente en dvd.

newzombie dijo...

una pelicula que por los años se le pilla cariño. esos años dorados de nuestra infancia, que cuando la veo creo que gana mas mi lado eterno niño qu el critico. que nos dejo con ganas de una segunda parte. que parece que sera una realidad.

Ash dijo...

Anda que no,como te lo has currado!Madre mía,esta peli es una pequeña joya,joder,yo también me hacía la colección de muñecos,y la tarde que la dieron por la tele,lo flipé.Un saludo y un abrazo para todos aquellos que en su día lo quisieron todo,todo excepto crecer!!!

TED BUNDY dijo...

YO TENGO EL PODEEEEERRRRRRRRRRR

Descubrí que los Reyes magos no existían cuando pillé a mi tío Carlos poniendo un He-Man encima de mi cama.

Gracias tíos y gracias padres por comprarme tantos He-Man como un niño podía imaginar.

Por cierto,¿como se llamaba el otro gran jefe de los malos?

Kontroverse dijo...

Ay el He-man de mattel, yo tenía uno jaja
Qué recuerdos Blanch, qué recuerdos! Me parece que va a tocar revisionarla aunque sus efectos sean cutres como ellos solos.

Un saludo!

Blanch dijo...

Max Cady . Como dice newzombie más abajo se deja de un lado el lado crítico. Es de esas pocas películas que le coges muuuuuuucho cariño y aunque seas un rancio nostálgico hay que volver a verla si o si. Y la serie fue antes o después? que no me ha quedado claro. Y no sé cual es mejor... me quedo con los dos.

TED BUNDY . No sabía que ni en DVD, por tanto tiraremos de internet o ripearla de la biblioteca jejejeje. Gracias por no dejarme solo con el chillido de poder y creo que el otro malo pudiera ser Hordak??

Ash . Gracias Ash, y sí, lo de crecer es un coñazo, pero por contrapartida ahora tendríamos muñencos de teletubbies y más...ummmmm no sé, no sé.

Kontroverse . Son cutres, muy cutres. Pero el maquillaje está muy bien. Y coño son Los Masters del Universo así que a verla otra vez!!!

Marta Cuesta dijo...

efectos cutres????????

Si son buenisimos :) Mejor que Asylum y en plan artesanal :P Además Moebius metió la mano... por cierto, quiero un traje de esos pa ir al supermercado y que no me cobren las aceitunas.





Marta Cuesta dijo...

mmm... que poca intimidad. No me he dado cuenta... he revelado mi identidad secreta... cachís! Ya no podré salvar a la humanidad del apocalipsis Maya (o zombie)!

Hahahaha! Tendré que convertirme en villana ¬¬

Blanch dijo...

Jajajajajajaja has firmado el Acta de los superheroes al revelear tu nombre Al Curry juas juas juas.

Cutre no siempre significa feo. Son cutres con carisma, en esta ocasión. Yo también quiero un traje o sea que ya puedes coger la máquina de coser y a curra.

Un paso más para Metanowoman???

Marta Cuesta dijo...

mmm en mi mente la palabra cutre hace una imagen de santiago segura en tanga... o un helado de morcilla, o una espada de plástico contra la de conan... no digo que no tenga su ángulo hermoso... pero... jope cutres no....

Ash dijo...

A mi una vez en el cole me tiraron una espada de esas de plástico en la cabeza,no recuerdo si era de conan o de he-man,pero lo típico,en vez de enfadarme al día siguiente ya tenía la mía propia(y todo el colegio).Tema aparte el de las siniestras modas del cole que cambiaban de un dia para otro,daría esto para un artículo?Alguién se anima?

thewronggirl dijo...

OHhhhhhhhhhhhhhhhhhh
Qué grande es esta película. La veía con mi hermano sin parar, siempre la ponía, que la teníamos en VHS. Jarrrlll
A mi hermano le encantaba y a mi también, y el chisme que servía para viajar en el espacio-tiempo es igual que el que usan los Observers en Fringe, pero el de ellos es tamaño enano para ponérselo en el cuello y ya espoilers y todo lo que se pueda uno imaginar en este comentario.
¡Por el poder de Greyskull!

Kontroverse dijo...

Eso mismo, cutre a la par que entrañable!!

Blanch dijo...

Las modas del cole era el caos personificado Ash, anda te dejo con la ardua tarea del artículo para ti jajajajaj.

TWG, con Fringe me quedé en el tercer episodio, no pude con esa copiada a X-Files con la tipa y su misma cara de siempre. Ya sé que me han dicho que no sé que temporada empieza lo bueno pero no me lo voy a tragar. Por el poder de los Spoileeeeers!!

Kontroverse, tu sí me entiendes ;)

El Rector dijo...

Yo tenía TODOS los muñecos de Los Masters del universo, incluído el puto castillo de Greyskull, aquel que tenía una trampa y el muñeco se caía a la red... incluso la cueva del terror, que metías la mano en una manopla con cabeza de dragon... vamos, fanático total de la serie animada (lo mejor de mi infancia junto con Dragones y Mazmorras) y bueno, la película me gustó mucho, incluso me hizo la cole de cromos de pannini.

Excelente serie B y excelente crítica Blanch.

Saludos.

Blanch dijo...

Ostras sí, el castillo con la trampa. Eso también lo tenía pero el de la manopla no. Mecachís la mar!!!

Y la colección de Pannini ya no me acordaba jajajaja que grande.

Gracias Rec.

Ash dijo...

Bufff,no podría hacer tal cosa,Blanch,fué una época muy traumática para mi...cuando se pusieron de moda los putos yo-yos(de lo menos 5 estrellas o eras un don nadie y yo era popular,aunque me movía por el submundo de los que no,lo que era un fuego cruzado,y no podía permitirme el lujo de ser normal)tardé siglos en aprender a hacer el columpio,al poco estaban todos jugando a las canicas gigantes,cuando aprendí a jugar a las canicas,todos con la colección de cromos de oliver y benji...casi pierdo la cordura.Infancias destruidas por colegios públicos.

Missterror dijo...

Diosssssssssssss, Por el poder de Grayskull!!!! Blanchy, cómo podría agradecerte que nos recuerdes esta joya??? auuuuuuuuuuuuuuuuuu

Yo siempre fui una fanática de "Masters del universo" (la película). Aforé tanto a Dolph Lundgren haciendo de He-man, que me enamoré perdidamente de él. Envidiaba tanto la mirada de Megan Foster...amaba el sonido de ese casio!!!!

De esta película adoro TODO, y me parece que ha envejecido realmente bien, ¿quien no se lo puede pasar bien viendo hoy en día esta lucha del bien y el mal?

Qué gustazo de crítica Blanch (ahora estoy aplaudiéndote!!!)

Blanch dijo...

No me hables de yoyos k tampoco tenía ni idea y parecía el tonto del cole.

Muchas gracias Missy, está bien que de vez en cuando coincidamos plenamente.

Saludos

Blanch dijo...

No me hables de yoyos k tampoco tenía ni idea y parecía el tonto del cole.

Muchas gracias Missy, está bien que de vez en cuando coincidamos plenamente.

Saludos

Blanch dijo...

No me hables de yoyos k tampoco tenía ni idea y parecía el tonto del cole.

Muchas gracias Missy, está bien que de vez en cuando coincidamos plenamente.

Saludos

Blanch dijo...

No me hables de yoyos k tampoco tenía ni idea y parecía el tonto del cole.

Muchas gracias Missy, está bien que de vez en cuando coincidamos plenamente.

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.