jueves, 20 de noviembre de 2014

Crítica: John Muere al Final

Recuperamos la crítica realizada en su día tras su proyección en la edición 2012 del festival de Sitges, con motivo del inminente estreno (mañana mismo) en DVD de "John Dies at the End", una de las mejores películas fantásticas rodada en años. Mas vale tarde que nunca.

No he entendido nada, en serio, no he entendido nada. Y poco o nada tuvo que ver el hecho de que delante mío, tuviese la cabeza más grande que servidor ha sufrido en su puñetera vida, la cual me privase de leer alguna que otra línea de diálogo. Ni siquiera el hecho de estar sentado al lado de una maciza de cuidado, aunque todo sea dicho, tenía pinta de modelo de capa caída. No amigos y amigas, no la he entendido por dos motivos, el primero, que soy un jodido retrasado, el segundo, que el señor Don Coscarelli, es un puto maestro en esto de ponerse detrás de las cámaras y es capaz de alegrarle la vida a uno, con una película que, en realidad, no tiene ni pies ni cabeza.

Hablar a estas alturas de Don Coscarelli está de más, ver a este señor dirigirse a la horda de fanáticos empalmados que abarrotábamos la sala del auditori deseosos de violarlo o cosas mucho peores, en un más que correcto castellano, mientras recibía el premio “La máquina del tiempo” en reconocimiento a su exitosa carrera de manos de un automatizado Ángel sala, fue uno de los momentos más mágicos que ha vivido este pobre desgraciado que suscribe en sus ya múltiples visitas a tan mítico festival, según palabras del propio Coscarelli: “el mejor festival de cine fantástico del mundo”, aunque no hace falta ser Don Coscarelli para saber esto. Bien, lo que decía. Coscarelli, padre de la que posiblemente sea, una de las sagas más emblemáticas que haya dado nunca el género, por supuesto, hablo de “Phantasma” y al tiempo, de una de las películas más bizarras, divertida e incalificable que se haya visto en una pantalla, por supuesto también, “Bubba Ho-Tep”, todas ellas, visionado obligado para CUALQUIER persona que se jarte de ser aficionada a esto del cine de terror.

Vale pues, no voy a hablar de Coscarelli (aunque date por violado, date por violado múltiples veces), si voy a hacerlo de su nueva película, “John Dies at the End”, serie B de alta cuna que a día de hoy, está al alcance de muy pocos, Don es uno de ellos. Esta vez, llevando a la pantalla la exitosa y a la vez, polémica obra literaria homónima de Jason Pargin (aka David Wong), un demencial relato que mezcla horror, comedia y ciencia ficción a partes iguales y que de manos de Coscarelli, nos transporta a la gloriosa época de la susodicha serie B de finales de los 80 principios de los 90, aunque remasterizada, actualizada, re-engendrada, a tiempos actuales.

Esta vez, no voy a desvelar nada sobre la trama de la película, esta es una de esas cosas de la vida que uno debe descubrir por si mismo, algo así como cuando rompes con tu pareja de los últimos once años y te enfrentas a dilemas tales como: ¿que ropa debo poner en la lavadora de color, y cual con la lavadora de blanco, cuando lo único que tengo blanco son los calcetines? Esto te lo puede haber explicado miles de veces durante largos años, pero, no es hasta que ves a la bestia mirarte fíjamente a los ojos, mientras el suelo se derrumba bajo tus pies hacia el abismo infinito y las llamas del averno comienzan a calentarte los testículos más de la cuenta, que descubres que hay cosas en esta vida, para las que aun no estás preparado. Esto hay que vivirlo así, de cero, “John Dies at the End”, también.

A la cabeza me viene una película de 1989 (si tíos/as, recuerdo el año exacto, soy así de chulo) de nombre “Las Alucinantes Aventuras de Bill y Ted”, creo que luego llegó a hacerse incluso una serie animada (y lo de “creo” es para hacerme el interesante, por que lo se de buena tinta, la veía siempre), pues el argumento de la cinta de Don, tiene bastantes similitudes con las aventuras de aquellos dos jovenzuelos, aunque para dar con la receta exacta, haría falta echar mano de otros muchos títulos: “Donnie Darko”, “ExistenZ”, “Regreso al Futuro”, la propia “Phantasma”... bien, lo único que debéis saber, es que “John Dies at the End” y ya fuera coñas, es una película delirántemente divertida que atesora un humor de tal acidez, que ni siquiera la persona más sosa del planeta, aquella con menos sentido del humor, podría resistirse a dedicarle al menos, una prolongada sonrisa de hora y media.

“John Dies at the End”, es un viaje hacia ninguna parte plagado de grotescos personajes e imposibles situaciones, una narración del apocalipsis contada en primera persona en la cual acompañaremos al personaje principal (interpretado por un acertadísimo Chase Williamson) en su particular descenso a los infiernos, travesía amenizada con uno de los libretos más cachondos e ingeniosos que se haya visto en una comedia de terror en muchos años, porque “John Dies at the End” no es una película simpática, es una película desternillante y además, inteligente, sin tópicos, sin clichés, una hondonada de aire fresco en cada secuencia que da sentido a cosas tan en apariencia innecesarias, como pueda ser el lubricante sabor cereza, perfecto diagrama de como debe hacerse una película de género fantástico en pleno siglo XXI y que resulte añeja y actual, a partes iguales.
Y todas estas impresiones, nacen a partir del propio auto conocimiento de que no he entendido ni papa, de que se me han escapado mil y un detalles entre carcajada y espasmo, de que hay tanto para asimilar y tan poco tiempo para hacerlo, que abruma. De que en un ecosistema tan vivo y en constante ebullición, ni siquiera la aparición en pantalla de ilustres personalidades como las de Angus Scrimm interpretando a un párroco de lengua viperina, del genial Dough Jones (“Hellboy II: El Ejército Dorado”, “El Laberinto del Fauno”) haciendo lo propio con un mensajero del infierno (creo) o de Clancy Brown, moldeando en el barro al mejor personaje de la película en lo que parece un homenaje directo a nuestro querido Cavan de “El Día de la Bestia” aunque en un nivel superior de existencia, consiguen ejercer de punto de inflexión ni en la memoria, ni en la narración, pues esta segunda es tan vertiginosa y brillante, que lo que en cualquier otra ocasión, sería un bonito recuerdo que llevarse a la tumba años después del visionado, aquí es poco más que una mera anécdota, un aquí te pillo aquí te mato.

Visualmente tampoco se desinfla la cosa. Cierto que hay algunos efectos digitales por ahí, que no terminan de cuajar, pero son una minoría dentro de un apartado general donde brillan los efectos tradicionales de vieja escuela, con constantes referencias a la “nueva carne” de Cronenberg así como al propio universo Coscarelli, por supuesto.

En definitiva y como no podía ser de otra forma, un nuevo visionado obligado “made in Coscarelli” para cualquier amante del cine fantástico, y van...
Lo glorioso: Su kafkiano derroche de imaginación, inteligente sentido del humor y el tour de force interpretativo entre Chase Williamson y Paul Giamatti.

Lo menos glorioso: Por buscarle un “pero”, quizás en su tramo final, la vertiente cómica se le escapa un poco de las manos a Coscarelli y la cosa termina degenerando en comedia burra.


15 comentarios:

Darkotica dijo...

Creo que en la sala nadie entendió nada, ni siquiera el propio Coscarelli jaja! (eso de "correcto castellano" ejem, ejem!) pero todos flipamos, nos lo pasamos pipa viendo, seguramente, la historia más loca jamás contada (aún más que Detention), eso si...menos mal que había subtítulos en castellano y en catalán, uno a cada lado, y entre cabezón y cabezón si no se leía uno, se leía el otro, en fin (putos asientos reservados...).

Y menudo momento el del bratwurst, lo recordaré toda la vida, y el del perro-conexión, y el de "es que ya tengo los billetes comprados", siiii...hubo muchos de momentos. En dos palabras: Locamente divertida. Entre Bubba Ho-tep, Transpotting, Detention y Donnie Darko, demostrando que Coscarelli aún tiene un espíritu absolutamente teenager, arriesgandolo todo, trantándo de ofrecer algo nuevo y diferente, así se hace Cosca! (me permito tutearle porque le “conozco en persona” jajaja!)

Muy buena crítica Rector, y bueno, los calcetines blancos siempre los puedes meter junto con otra ropa clara que tengas por ahí., no sé, ¿toallas azules, sábanas claras?, y si no, que le den a todo y lo metes todo junto, que digo yo que no creo que cojas disgusto si alguna de tus camisetas negras destiñe y vuelve grises alguno de tus relucientes calcetines blancos (lo malo es si metes algo rojo y que se vuelva rosa ¿recuerdas aquel capítulo de los Simpson?), aunque nunca comprenderé porque coño usas calcetines blancos ¿?. Recomendación de maruja: de ahora en adelante compralo todo negro o gris y mételo a saco en el bombo... ;), joder, me estoy dando cuenta que la vida real parece una película de Coscarelli, pero con pinceladas de Almodóvar...

Missterror dijo...

Rector, ese cabezón que tenías delante debía ocupar toda la sala de cine porque yo también lo sufrí, y me temo que yo no podía mirar la parte de los subtítulos en catalán porque no entendía nada, así que NO vi todos los subtítulos, aunque estoy segura de que hubiera seguido sin entender nada de "John dies at the end". El tema es que esta película no hay que entenderla, hay que dejarse llevar por ella, simplemente hay que disfrutarla, creo que si se entiende se pierde su magia, y como bien dices, incluso para gente que no acostumbre a reir con este tipo de propuestas (Siiiiiiiiiiiiii, soy la mas sosa del mundo!!!)

Para mi "John dies at the end" fue la sorpresa del festival, de todas las que vi, la mejor!!! Lo de Chase Williamson, su personaje fue tan brillante que quise ser él en todo momento.
ES que pienso en esta película y me gusta todo, desde su brillante título, sus inmejorables actores, su impresionante guión, sus bizarradas, ese sentido del humor...tooooodo!!!

No sé cómo será esa de Bubba HO no se qué, pero "John dies at the end" es maravillosa!!! ummmmmm, creo que tendré que ponerme las de Phantasm de nuevo un día de estos...o no...ya veremos.

Y una cosa mas...de verdad existe la gente que separa la ropa de color de la blanca en la lavadora?????

saludos

Penumbra dijo...

Vale, salió cortado, o sea que vuelvo:

En respuesta a tu sms, y es que ya no gasto de eso, la película me encantó. No me la esperaba para nada así, tan loca. Es tal el torbellino en clave de situaciones y divagaciones que más de uno debió de salir dando tumbos de la sala, pero tal y cómo comentan un poco más arriba la película es un "dejarse llevar" a varios niveles: aceptar que las reglas del juego son precisamente que no hay reglas es primordial. Un regalazo para los amantes de la serie B alocada y bombástica. Está en mi top five de pelis de Sitges de este año.

Salud!

El Rector dijo...

Chicas/os, no hay debate posible con John Does at the End, esto es una maravilla se mire por donde se mire, lo que me parece de delito es que no se haya llevado ni una miserable mención por parte del festival de Sitges (más allá del premio a Coscarelli) cuando ha sido de largo la película que he generado más expectación y que más unanimidad generó al salir de la proyección... pero bueno, supongo que queda más cool darle la palmadita a algo como Holy Motors.

Saludos.

Max Cady dijo...

Esta cinta es un WTF mayúsculo (y en rojo sangre). Un delirio bizarro muy entretenido y demencialmente recomendable que no dejará indiferente a nadie. No he leído la novela en la que se basa esta cinta, pero creo que es una muy digna plasmación en imágenes del mundo surrealista y desmedido de William Burroughs.

P.D. Que tomen nota los Angelopoulos y Antonioni del mundo de cómo entretener y divertir sin contar absolutamente nada.

El Rector dijo...

Max, WTF. Gran definición la tuya. Un solo título como este, justifica sobradamente, el cuantioso visionado de basuras que uno suele tragarse a lo largo de la semana... en lo personal, aun no tengo muy claro si la película no cuenta nada o cuenta demasiado, pero vamos, que lo mismo da.

Dime, ¿que opinión tienes sobre Coscarelli?

Saludos.

Max Cady dijo...

Rector, sobre Cascarelli debo decir que me parece de esos tipos entrañables ante los que uno debe quitarse el sombrero. Un tipo con ideas interesantes, con aptitudes justitas para narrar lo que quiere, sin medios para hacerlo (producciones B, por no decir Z) y que suple la falta de dinero con mucho cariño y esmero por sacar los proyectos adelante. Un tipo que ama el cine y el género de terror por encima de todo (al menos esa es mi impresión).

John Dies At The End, me parece de largo su mejor película. La considero una gamberrada e ida de olla absoluta pero muy divertida y entretenida, muy superior a la sobrevalorada (y cutrísima, aunque con encanto) Phantasma y cosas muy flojas como El Señor de las Bestias o Bubba Ho-Tep (que siendo chaval me caían simpáticas y ahora no quiero volver a ver, pues se que las masacraría).

Saludos.

P.D. Tengo unas enormes ganas de leer la novela homónima de David Wong (seudónimo de Jason Pargin) sobre la que se basa la película. Lástima que no esté traducida al castellano.

El Rector dijo...

Max, con lo de entrañable y tal, comenzaste bien... ya lo de leer la palabra "sobrevalorada" en un enunciado referente a Don, da un poco, si me lo permites, de repelús. Si ya estamos hablando de "Phantasma", entonces tengo que sacar mi traje fúnebre del armario, calzarme mis zapatos negros de plataforma y mirándome al espejo decirte aquello de: "chicoooooooooo". Por dios, "Phantasma" con sus infinitas limitaciones, es una piedra angular de la serie B. Y como saga, a la altura de las más grandes.

A otro nivel, Bubba Ho-Tep me parece una bizarrada tan absurda como genial y un visionado obligado para cualquier amante no solo del género, sino de Elvis, porque lo que hace Campbell dándole vida, es de otro planeta. Y si, también me chifla El Señor de las Bestias, uno de mis espada y brujería favoritos, jeje.

De todas formas, coincido contigo en que John Dies at the End, sea sin duda alguna su mejor película como tal... aunque hombre alto solo haya uno ;)

Saludos.

Missterror dijo...

Max Cady- a sus pies!!!!!!

Max Cady dijo...

Nando, jajajaja, veo que he tocado tú fibra sensible con Phantasma (si es que ese Hombre Alto, delgado y vestido de negro es… bestial, y máxime si esa imagen tan potente la adquieres de chico como fue mi caso y supongo que el tuyo). Lo que quería decir es que es una película excesivamente mitificada (en mi opinión) para lo que realmente es y ofrece, aunque no cuestiono su influencia (y las pasiones que desata). Por lo demás supongo que coincidimos plenamente. Por cierto, el episodio que dirigió Cascarelli para la serie de tv Masters of Horror (y que si no me equivoco fue el primero) no estaba nada mal.

Missteror, me ruborizas, pero muchas gracias.

Saludos!!!!!!!

El Rector dijo...

Max, ni te lo imaginas tío, además, he de reconocerte que escribí el comentario con la banda sonora de Phantasm como telón de fondo amén de en compañía de una más que considerable erección :)

Sobre "Incident on and off a mountain road", el episodio dirigido para Masters of Horror, de acuerdo contigo, dentro del cuestionable nivel general de la serie, a mi también me pareció de lo mejorcito (con permiso de lo hecho por Carpenter, of course), no hace falta que te diga lo que ocurrió cuando vi al bueno de Angus en aquel sótano, verdad? jaja!

Saludos.

Kontroverse dijo...

¡Por fin la he visto!

Estoy de acuerdo con vosotros 200%. Un WTF como una jodida catedral la mar de entretenido. Me ha pasado como a ti Max, después de verla tengo unas ganas de meterle mano a la novela que no puedo con mi vida. Tendré que empezar a leer en inglés a la de ya, visto lo visto.

Saludos!!

Blanch dijo...

Pues voy a joderos. No me a parecido tan buena ni lica ni rara como comentais. El excesivo humor resta puntos a lo que podría haber sido una joya ya k de momentos buenos sí los tiene. Pero cono digo me ha decepcionado bastante. Solo para pasar el rato y vale. Prefiero mil veces Phantasma.

El Rector dijo...

Blanch, ¿el excesivo humor le resta puntos??? A ver, que igual, para alguien acostumbrado a tratar con los amiguetes de The Asylum, Jonh dies at the end no sea TAN rara, pero vamos, que no has visto una comedia tan absúrdamente inteligente como esta en años. Esto le pega mil patadas a Detention, y creo que a aquella le cascaste un ocho.

Pero si te mola Phantasma, ya te lo perdono un poco... :)

Saludos.

Blanch dijo...

No tiene nada k ver k me guste asylum con el sentido del humor de otras producciones. Y si que prefiero 1000 veces más Detention que ésta. Puede ser k por culpa de tantas expectativas pero al terminar la peli me quedé igual k al principio...

Perdón por mis faltas pero escribir con mobilme es toda una proeza.

Y basta de meterme con Asylum, si que las glorifico pero eso no kiere decir k no me guste-entiende otra clase de cine, simplemente estas me dan lo k busco sin más.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.