lunes, 17 de septiembre de 2012

Crítica: La Matanza de Texas

A film by Tobe Hooper The film which you are about to see, is a account of the tragedy which befell a group of five youths, in particular Sally Hardesty and her invalid brother Franklin. It is all the more tragic in that they were young. Bit, had they lived very, very long lives, they could not have expected or would they have wished to see as much as the mad and the macabre as they were to see that day. For them, an idyllic summer afternoon became a nightmare. The events of that day were lead to the discovery of one of the most bizarre crimes in the annals of American history, The Texas Chain Saw Massacre.

August the 18th,1973

A PARTIR DE ESTE MOMENTO TODO CAMBIÓ.

A partir de este momento, después de estas frases construídas en un inglés tan extraño, para mi nada fue igual. Tras de esto, yo me quedé en aquella casa en medio de Texas, a la que Hooper nos invitó a pasar la noche.

Sin duda "The Texas Chainsaw massacre" marcó un antes y un después en el cine de terror. Una película de presupuesto mas que modesto que giró el rumbo del slasher e inauguró el género que ahora se conoce como survival, porque sí, desde mi punto de vista, "The Texas Chainsaw massacre" es el máximo exponente del survival y el que mejor define y defiende este subgénero.

Hechas las presentaciones, y entendiendo que no son necesarias, vayamos de una vez a Texas, sabéis que hace calor allí, mucho calor, hay polvo, vamos a tener que correr mucho, vamos a gritar, vamos a luchar por nuestra vida, así que niños y niñas, estoy segura de que vamos a sudar muuucho.

EL VIAJE AL CENTRO DEL INFIERNO

Un armadillo atropellado. Un viaje sin retorno.

Sally Hardesty y su hermano Franklin viajan por Texas hasta la tumba de su abuelo, la que , según las noticias de la radio, ha sido profanada. No viajan solos, Kirk, Pam y Jerry acompañan a los hermanos. Son los años 70, y en esa furgoneta verde que utilizan para moverse se dibuja a los personajes según la época, destacando especialmente al impertinente Franklin, quien utiliza de excusa su paraplejia para ser bastante odioso. El viaje es pesado, el calor es pegajoso, la conversación insuficiente, un autoestopista parece una buena idea, ya sabéis, un lugareño que cuente historias que hagan mas ameno el viaje, pero lo que parecen buenas ideas, no siempre terminan siéndolo, y esta es una de esas ocasiones, así que en los pocos kilómetros con el autoestopista en la furgoneta, ya podemos imaginar que a Texas no llegó el lema de "Paz y amor", y que las hostilidad va a estar presente durante todo el metraje.

Una vez que se deshacen del extraño pasajero, comienza el verdadero viaje. LLegan al corazón del infierno. Contrariamente a lo que nos han hecho creer, en el infierno no está todo en llamas, allí en aquel infierno, hay un bosque tranquilo, en el corazón del infierno, la oscuridad trae un silencio inquietante, hay una casa grande, el polvo se te pega al cuerpo y allí, Sally y sus amigos sacan la lengua para saborear bien lo que Satán tiene preparado para ellos, y lo sabéis, en esa casa se les recibe con todas las ganas del mundo, siendo uno de los anfitriones, Leatherface, quien mas lo demuestra.

En este viaje, observamos una fotografía muy típica de la época, muy cruda, sucia, muy acorde con el presupuesto del que se disponía, pero realmente no es ninguna pega, pues es lo que una propuesta como "The Texas Chainsaw massacre" exige.

Hooper es hábil con las tomas y se recrea en aquellos elementos que otorgan un impresionante dramatismo y tensión al guión ,elementos que son capaces de ocultar las carencias de la cinta (me refiero, por supuesto a la necesidad de efectos especiales y un buen maquillaje...)

Este viaje termina para los protagonistas cuando comienza para el espectador, pues lo que empieza con el inicio de otro viaje en la escena final para Sally, supone para nosotros un comienzo en la visión del terror después de "The Texas Chainsaw Massacre" y un fin a la idea del slasher convencional.

CUANDO ALICE MIRÓ A SALLY A LOS OJOS

En el proceso de decidir si me enfrentaba al reto de realizar la crítica de mi película favorita de terror de todos los tiempos (como es el caso) o no, tuve que echar la vista atrás, tuve que volver a mi primer encuentro con Sally Hardesty, y lo hice porque ese día, hace ya muchos años, Sally me susurró al oído una cosa muy cierta: "Te he vuelto loca, y me llevarás en la mente para siempre". Así fue, porque desde el día que yo vi TTCM, ella nunca me ha abandonado. La sensación de incomodidad, de terror, de agobio, de asfixia y a la vez de naturalidad siempre ha estado presente al pensar en la familia de Texas mas famosa que nunca ha existido.

Para mi siempre ha sido obvio que esta película la sostienen los dos gigantes que la protagonizan: Sally y Leatherface, eso sí, muy bien acompañados. Y aquí es donde Tobe Hooper demostró tener muy buen ojo a la hora de elegir los músicos que acompañan al cantante.

Por una parte, tenemos a Sally y su crew, 4 jóvenes más que se convierten en la carnaza, que son las perfectas víctimas, que mueren fuera de plano, pero que muestran el horror en cada gesto.

Es imposible no recordar la muerte de Pam, cómo es "reservada para luego". Es imposible que se nos olvide su mirada mientras la cuelgan, es imposible que se nos vaya de la mente la escena mas famosa de la película, sin embargo, lo que es muy posible es que la gente que recuerde esta escena y haga tiempo que no revise este título, así como la gente que ha visto "The Texas Chainsaw Massacre" y no es amante del cine de terror, piense en esta escena con una Pam totalmente ensangrentada, y nada mas lejos de la realidad, porque una de las genialidades de "La Matanza de Texas" es que precisamente, la sangre no es uno de los protagonistas, y pensar que esta película es reconocida por los espectadores ajenos al mundo del terror como algo "demasiado gore" o "con demasiada sangre", se me antoja definitivamente una genialidad, y enlaza con lo que anteriormente dije, pues haber planteado mas muertes dentro de plano, con unos buenos efectos, hubiera sido soberbio y hubiera encajado perfectamente con lo que se cuenta en la trama, sin embargo tengo totalmente claro que en esto Hooper fue un tipo listo y optó por insinuar antes que mostrar (a la fuerza para él, claro), y dejar que el mundo creyera lo que quisiera (lo que yo imaginaba probablemente era mas aterrador de lo que hubiera sido la realidad), que al fin y al cabo el propósito de la película era incomodar y hacernos partícipes de una locura in crescendo.

Siguiendo con las féminas, me gustaría darle todo el protagonismo a quien lo tiene, y no es otra que Marilyn Burns, mi scream queen favorita, no solo por la literalidad de su título (diossss, no ha habido nadie que me haya clavado tanto sus gritos en la cabeza como ella, esta mujer, simplemente nació para gritar), sino porque Marilyn Burns-Sally Hardesty, aguanta con valentía un ritmo frenético en el que es el epicentro de una explosión de sensaciones, que estoy convencida que solo ella puede transmitir con tanta elegancia, y hablar de elegancia cuando quiero decir que ella lo que muestras es dolor, terror, angustia, rabia y finalmente aceptación de la locura que está viviendo, sólo indica que Marilyn Burns es Sally Hardesty y que Sally Hardesty es Marilyn Burns, y en medio de esas dos personalidades, yo observo desde la distancia, con envidia y admiración, pues algo que también me susurró esa mujer al oído la primera vez que la vi, fue "sé lo que buscas, me buscas a mi". Tenía razón, Sally lo sabe todo.

EL SILENCIO ROTO POR LA MOTOSIERRA, LA SANGRE QUE NO MANCHA

Decía antes, que por una parte, teníamos a las víctimas, a los jovencitos incautos que no saben la psicótica suerte que van a correr. A aquellos que desfilaron todos ante nosotros. Unos pasaron mas inadvertidos que otros, todos posaron para Leatherface, y es curioso, porque la persona que mas "pena" debería haber causado, es la que menos lo hace, me refiero a Franklin, claro. Es difícil conseguir que cuando se acaba con alguien en su situación, no se provoque una reacción negativa ante el espectador, sin embargo Hooper , muy muy bien acompañado por el otro guionista Kim Henkel ( y sin desmerecer el papel que Paul Partain hace, con esos grititos histéricos y esas caras odiosas) consigue que Franklin te de absolutamente igual, consigue que no empatices nada con un personaje con el que deberías hacerlo desde el primer momento, y voilá!!! otra genialidad.!!!! Solo pensamos en Sally, en que escape de ese infierno, en que deje de correr en círculos por el bosque, en que pueda salir de una vez por todas de esa casa, en que se despida de esa familia para siempre.

Pero no hay víctima sin verdugo, y en este caso, el verdugo se convirtió en un mito, en un referente, en un semi-dios, y teniendo en cuenta que la intención era que pareciera una especie de retrasado inmenso sin sentimientos ni remordimientos, adorar a un ser así, no deja de ser curioso y probablemente demuestre nuestra estupidez, pero yo no lo puedo evitar, soy bastante estúpida y adoro a Leatherface, y lo hago porque desde el primer instante en que le vi, detrás de aquella puerta metálica, con ese delantal manchado y su máscara de piel humana, sabía que aquello era el mal, y que el mal nunca se sacia, y que las motosierras ya nunca mas servirían para cortar madera, sino para acariciar, desgarrar y comer la carne de aquellos que no corrían rápido.

Leatherface, el icono, solo necesita un martillo, solo una motosierra, solo alguien que respire y nos hace disfrutar como nunca, con una naturalidad apabullante, es lo que hace y sabe que lo hace muy bien. Sus gestos, sus gruñidos, su alegría cuando levanta la motosierra solo es comparable a la mezcla de horror y placer que produce en el espectador, y ahí, cuando Leatherface vuelve a bajar y clavar la motosierra en la carne, es cuando me rindo ante él, y mientras observo la sangre, pienso en su dulce sabor, el sabor de la vida y la muerte, y justo en ese momento me doy cuenta de que, como dije al principio, nada sería lo mismo sin Leatherface (personaje inspirado por el asesino Ed Gein, quien contrariamente también a lo que se cree de un asesino tan famoso, solo asesinó a dos personas...es como la sangre en "La Matanza de Texas, para que nos entendamos).

Leatherface, con sus limitaciones mentales, obviamente no vive solo, la familia lo es todo, la motosierra es la familia, la carne es la familia, la locura es la familia, la America profunda es la familia, y queda bastante claro en la cena familiar a la que asistimos, sin habernos puesto nuestras mejores galas.

REUNIÓN FAMILIAR

Como ya estais leyendo, esta crítica no es una crítica, es un homenaje, el mío particular, porque no se me ocurre hablar de nada que no sepáis todos y cada uno de vosotros, así que lo único que estoy haciendo es disfrutar pensando en cada detalle, en cada fotograma de esta maravillosa película, compartiendo con vosotros momentos que para mi fueron de otro mundo, y sin duda, uno de ellos fue la famosa cena en familia.

El abuelo, Leatherface y sus hermanos y esos muebles de diseño me ganaron para siempre. La locura a la mesa, y mi Sally con una mirada absolutamente histérica, caótica, desesperada, una mirada que dificilmente se podrá volver a filmar.

En ese momento de tensión absoluta, llega otro de los puntos álgidos de la historia...la unión Sally-abuelo, el martillo que se desliza en la cabeza y falla, la sangre que cae por la cara de Sally, el caos y la esperanza...

Sally no termina la cena, Sally hace lo que mejor sabe hacer, correr hasta el amanecer y regalarnos uno de los mejores finales del cine de terror. Cerrando el círculo, Sally sube de nuevo en otra furgoneta. Lo que deja atrás es la decepción del mal, la pérdida del mundo tal y como lo conocía y sobre todo, lo que se queda atrás es ella misma, pues mucho me temo que una parte fundamental de Sally Hardesty se quedó en aquella casa, cenando para siempre.

CUANDO SE APAGA LA MOTOSIERRA

En mi cabeza solo gritos, en mis retinas, los ojos de Sally, en mente la idea de que esta película, para mi, es insuperable.

Y me vais a permitir que dedique esta crítica/reseña/comentario/pensamientos de la película que mas me gusta de la historia del cine de terror, a la persona que mas admiro, a mi socio, a El Rector. No imagino una película mejor para dedicarle que esta. Para ti, socio, cuídala.


13 comentarios:

thewronggirl dijo...

Qué bonita crítica. Se nota que esta película es tuya. Lo cierto es que es una obra de arte, así que enhorabuena!

Dr. Gonzo dijo...

jo jo jooo, has dado en el clavo con cada una de las palabras, y con la película elegida.
La matanza de Texas, para mí, es muchísimo más que una película. Es un cúmulo de recuerdos procedentes de mi niñez y parte de mi adolescencia. Es olor a tarde de verano y a calor asfixiante. Olor a campo profundo, lejos de la civilización. Ese lugar en el que puede ocurrir cualquier cosa.

Cuando vi por primera vez La matanza de Texas vivía en un cortijo en mitad de un lugar muy parecido al que se puede ver en la película, así que me caló tremendamente hondo. Jamás una película ha conseguido que me meta tanto en ella como La matanza de Texas.

Independientemente de los recuerdos que esta película me trae, y en lo muy "identificado" que me sentía con lo que el film enseñaba, para mí es una obra maestra total, en la que se consigue que nuestro cerebro presencie escenas gore que jamás aparecen en pantalla.
Otro de los aspectos que me fascina de esta película es su atrezzo, que no parece que un equipo artístico haya estado trabajando en él, sino que ya lo encontraron todo así. Una casa de los horrores situada en la América más profunda y grotesca.

Bueno, y luego está Leatherface y su familia de chiflados. Todo un indiscutible icono del cine de terror, al que, como bien dices, no deberíamos admirar, pero ¡qué coño! ¿cómo no se puede admirar a un psicópata ataviado con una máscara de piel humana y blandiendo una motosierra al amanecer?

Blanch dijo...

Bueno pues seré yo, again, el que lo jode todo. Sí, a sido el máximo exponente del cine de survival y marcó a muchos, a mí también. La escena de Pam clavada todavía la recuerdo muy bien. La família de Leatherface ha creado escuela, bueno como se ha dicho toda la película a creado escuela.

Pero creo que viéndola ahora a perdido mucho fuelle. No sé si será que estamos saturados de este género y que ya hay pelis que la superen (Cold Prey es un claro ejemplo, aunque muy lejos de parecerse o la segunda parte de Morirás en tres días, impresionante).

No por eso, he de reconocer que es una magnífica película, peeero creo que ha sido superada por su remake.

Creo que ahora por ahora prefiero reeler tres veces tu crítica que volver a aburrirme con esta película. LLamadme loco, pero es que la última vez que la puse no pude terminar de verla.

Saludos.

El Rector dijo...

Esta crítica,a parte de bonita, como dice Reb, es pasión en estado puro, pasión por el cine y pasión por el terror. Por lo tanto, no me queda más, que rendirme ante la autora.

Dicho esto, y considerando a la película como lo que es, un clásico del terror, así como sus muchas virtudes a nivel técnico (dentro de su modestia, me parece un trabajo de dirección por parte de Hooper, MAGISTRAL), decir también que nunca he sido gran fanático ni de esta, ni del resto de la saga (ya aviso que no he visto algunas de ellas). Hace unos años, no muchos, le revisioné, y al igual que le ocurrió a Blanch, me pareció muy aburrida y pesada. Cierto que la fotografía es grandiosa, cruda como un hueso y tiene algunos planos alucinantes, secuencias memorables para el recuerdo, como ese mítico desenlace, pero en general, siempre me ha parecido una película aburrida, sin capacidad alguna de incomodar más allá de las tres secuencias que todos sabemos y muy sobrevalorada.

Creo que mi problema es que la vi ya de mayor, después de haber visto ya muchas cosas, la cosa igual hubiese sido diferente de haberlo hecho con diez o doce años.

Tampoco Leatherface me parece un asesino excesivamente carismático, es lo que decís, tan solo es un jodido retarder (AKA Jurl), carece de misticismo alguno en su origen y eso, me corta mucho el royo.

Otro elemento que me tira para atrás, es que como bien dice Missterror, La Matanza inventa el survival, pero al mismo tiempo también sienta las bases del torture porn, género que aborrezco. Me aburre ver a gente cautiva siendo torturada sin posibilidad alguna de escape y eso, es precisamente lo que ocurre aquí (aunque al final Sally termine salvando el pellejo).

Un clásico que hay que respetar, incluso venerar, pero que un servidor, no volvería a tragarse por nada del mundo.

Blanch, en esto estamos de acuerdo, ahora, comparar un clásico con cosas como Cold Prey (y me chifla la segunda parte)o Morirás en 3 días, es para encerrarte y tirar la llave :)

Missterror, viendo que admiras tanto a cara cuero, no se muy bien como tomarme tu dedicatoria, jeje... es broma, muchas gracias, no se que decir, así que no diré nada, tan solo que la admiración es mutua.

Saludos.

Blanch dijo...

Rector las dos primera partes de Cold Prey son para enmarcarlas en oro y la segunda de Morirás en tres días me dejó flipadísimo de media peli hacia el final.

No la tires muy lejos, la llave, ¿no has pensado en mi necesidades defecales?

El Rector dijo...

Blanch, la primera de Cold Prey es lo más descafeinado que he visto en muchos años, ya me dirás tu, que tiene esa película de especial, nada que ver con la secuela, que si es una pasada y muy carpentiana, por cierto.

De Morirás en tres días vi la primera y me pareció terrible, ya no me atreví con la segunda.

Y no, no pensé en esas necesidades :)

Saludos.

Blanch dijo...

Pues a mi me pareció muy buena.

Dale una oportunidad a la segunda parte. Verás. A mi la primera no me gustó nada pero no tienen nada que ver.

Pues, mal. Muy mal. Luego quien limpia?

Darkotica dijo...

Missterror esto que has hecho es todo un HOMENAJE. Desde luego que la Matanza de Texas es la película de terror más influyente y aterradora que jamás se haya realizado (junto a El Exorcista, claro...), así que hablar sobre ella a estas alturas no debe de ser nada fácil (algo así como hacer un remake ¿no? jaja!), lo que has hecho tiene un mérito enorme, y más si significó tanto para ti, y además, estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que has expuesto. Pero que maravilla...

Yo también soy del club "cuando escucho el sonido de una motosierra aprieto el culete y miro hacia todas direcciones" jaja!, y da igual cuantas veces la haya visto, el mal royo que da ésta película no lo da ninguna otra, no sé si será porque la primera vez la vi de niña y me aterró tanto que simplemente me quería morir (pero era tan cabrona que no apartaba la mirada), o por la escena del primer martillazo en la cabeza (cuando el chico se queda con convulsiones y Leatherface lo mete hacia adentro y cierra la puerta corredera OMG!), la del gancho (nos dolió a todos, y nos sigue doliendo...), o la de la cena con el abuelo y el martillo mientras Sally plasma con su cara el terror en estado puro , por el ambiente, por el sonido, o por tooodo, pero desde luego que también me marcó...

Uff!!! Sólo puedo felicitarte Missterror, y darte un fuerte abrazo en cuando te vea, haré todo lo que esté en mis manos para que dejes de oír los desgarradores gritos de Sally, aunque sólo sea por unos instantes... ;)

Bloody kisses!

Ash dijo...

ufff,no puedo con esta saga,me vienen siempre a la cabeza...moscas.

Missterror dijo...

Wrong girl-Graciassssssss!!! Bueno, la película es de todos, no te creas, pero es cierto que yo la llevo muy dentro y que la siento muy mía...pero no te preocupes, que a mi me gusta compartir...

Dr. Gonzo- pues me alegra que coincidamos tanto, la verdad.
Imagino que verla en una localización como la tuya tuvo que ser algo que no se te olvida en la vida, madre mia!!! Yo sigo oyendo los gritos de Sally, pero tú debes seguir oyendo el sonido de la motosierra en el silencio del cortijo...
Y sigamos admirando a quien queramos!!!!!

Blanch- si te aburre, te aburre,no hay que darle mas vueltas...Yo entiendo que ahora ya curtiditos, que va todo tan rápido, cueste saborear algo que necesita su preparación, que te introduce poco a poco en la acción, entiendo que lo queramos todo ya...pero si de verdad te paras a pensar en lo que la película supone (no porque lo diga todo el mundo y eso...), sino porque sientas que lo que estás viendo es algo diferente al resto (y con diferente me refiero a las sensaciones, no a las imágenes) la disfrutas siempre de la misma manera...hay algo sobrenatural en esta película, que hace que cada vez que me la pongo (y ya son muuuuchas), sienta que es mi primera vez, cada vez que la pongo, yo soy la Sally Hardesty que no sabe lo que encontrará en esa casa...
Entiendo que si no logras esa comunión entre los personajes y tú, ahora pueda parecer demasiado lenta, incómoda en su rodaje...pero si logras ese hermanamiento, Blanch, nunca jamás te atreverías a decir que es aburrida.
Pero compi, esto son gustos, ya sabes... :)

Missterror dijo...

Rector-Discrepo en la idea de que en esta película solo incomodan esas tres escenas que comentas...para mi, esta película incomoda y asfixia desde el principio hasta el final...esas tres escenas son claves, obvio, pero como en todas las películas...todas se basan en alguna escena que por el motivo que sea gira el universo de dicha película. La Matanza de Texas tiene al menos 3 (para mí alguna más...), así que, estamos de enhorabuena, no???

Puede que eso que comentas de que la viste de mayor tenga que ver, el impacto obviamente no es el mismo, pero aun así...
Supongo que este estilo, que como bien dices, fue el detonante para el inicio del survival y la raiz del torture porn, no te va mucho, y es ahí donde se encuentra el "problema" (entrecomillo, porque cada uno tiene sus gustos y en eso no hay bueno y malo, solo hay que respetar). A mi, como sabes, son subgéneros que me apasionan, y realmente no sé qué fue antes si el huevo o la gallina, no sé si me gusta el survival y el torture porque me apasiona la Matanza de Texas o me fascina la Matanza de Texas porque adoro el survival y el torture...

Mi dedicatoria tómatela como lo que es!!! :)
Sé que la admiración es mutua, pero cómo mola cuando te lo escriben!!!!jijijiji

Blanch- puedes creer que aun no he visto la secuela de Cold Prey??? pues parece que ya estoy tardando...
Y la de morirás en 3 días me pareció horrible!!!!

Darko-No se te escapa una nena!!!La verdad es que no me veía capacitada para hacer otra cosa que no fuera mi homenaje a la Matanza de Texas, no hubiera sabido nunca hacer una crítica...
Estamos de acuerdo en todo de nuevo!!! Y no sabes la alegría que esto me da tratándose de algo que es mucho mas que una película para mi...ese abrazo que sea bien fuerte!!!!!

Ash- solo moscas??? porque son moscas, polvo, sol, sudor, carne, sangre, hedor, locura, descontrol, ruido, gritos, dolor, TERROR...

gracias a todos por comentar, le diré a Sally lo que habéis dicho, le gustará saberlo...

Anónimo dijo...

Solo puedo decir que siendo mi pelicula preferida de genero, has detallado al detalle lo que tambien provoco y marco en mi , y que a dia de hoy todavia tengo muy presente ,esa sensacion de horror,deseperacion y locura que a modo de mazazo mental te golpean sin piedad,es algo dificil de olvidar del cual tambien me enorgullece haberlo sentido con este gran clasico

Missterror dijo...

Anónimo- ¿Qué se puede decir de "La Matanza de Texas que no se haya dicho ya? Mi aportación ha sido más sentimental que otra cosa, y me encantó poder expresar así lo que esta película siempre me ha transmitido, así que si te has sentido identificado con esas sensaciones, satisfacción doble, por haber podido transmitírtelas y hacerte recordar todo lo que se nos pasa por la cabeza cada vez que la vemos.

Gracias por comentar!!!!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.