sábado, 4 de agosto de 2012

Crítica: Alien Resurrection

Informe de la nave NO-comercial Nido de Cuervos, informa la oficial Darkotica. Los demás miembros de la tripulación, Missterror, Ted, Blanch, Sepulturero, The Wrong Girl, Ash, Norman, y el Rector, están de juerga. La nave y el cargamento están siendo víctimas de un guateque, repito, están siendo víctimas de un guateque. Debería llegar a la frontera dentro de seis semanas. Con un poco de suerte, las patrullas podrán recogerme y sacarme de este infierno (esto comienza a parecer la puta rave de “Matrix Reloaded”). Ha informado Darkotica, última persona sobria del Nido de Cuervos, fin del informe.

Antes de seguir leyendo, deberíais saber que me considero una admiradora confesa de todas las entregas de "Alien", si, de todas y cada una de ellas, salvo de esos sucedánios de “Alien VS Predators”, aclarado esto, os dejo con una historia que cuenta cómo una trilogía pasó a convertirse en una cuadrilogía.

Érase una vez, en 1997, cuando nadie pensaba que fuera posible un nuevo capitulo de “Alien”, no sólo por las injustas malas críticas que se llevó la secuela anterior de la que se encargó Fincher, sino porque además ésta terminaba con la muerte de Ripley. Por lo visto, la 20th Century Fox quería una secuela con un aire diferente al resto, así que se pusieron a tantear directores como David Cronenberg, Danny Boyle o incluso Álex de la Iglesía (me pregunto si hubiera metido al satánico de Carabanchel entre los personajes), pero finalmente el director que se la llevó fue el francés Jean-Pierre Jeunet (“Delicatessen”, “La Ciudad de los Niños Perdidos”) y con su particular estilo visual, y su equipo habitual, demostró que no había nada imposible, aunque para llevarlo a cabo tuviera que poner a Hollywood y a la genética patas arriba. ¿Y de guionista a quien teníamos? Pues ni más ni menos que a un joven Joss Whedon, así que la mezcla prometía ser explosiva. Y así fue, como cinco años después de “Alien 3”, nació “Alien: Resurrection”, la primera película de Jean-Pierre Jeunet rodada en habla inglesa (y posiblemente la última), una tarea realmente difícil tras el elevado listón que habían dejado Ridley Scott, James Cameron y David Fincher.

¿Y en el reparto a quien tenemos? Me gusta que me hagáis esta pregunta aunque todos sepáis de sobra la contestación. Veréis en un principio, para la historia de la película, pensaron en clonar a Rebecca “Newt” Jorden, la niña de “Aliens: El Regreso”, pero Sigourney Weaver, que es muy lista, accedió a participar en el proyecto por la cantidad de 11 millones de dólares, así que le dieron una patada en el culo a “Newt” y metieron a la auténtica reina de “Alien”. Mientras que la odiada por muchos y amada por pocos, Winona Ryder, no lo dudó ni un instante cuando le ofrecieron el papel, la chica dijó el “si, quiero” sin ni siquiera haberse leído el guión, ya que la Ryder es fan incondicional de todo el universo “Alien”, y trabajar junto al personaje de Ripley era un sueño que se le iba a cumplir, incluso le daba igual morir en la primera escena. La bestia omnipresente, Ron Perlman, que ya había trabajado con Jean-Pierre Jeunet en “La Ciudad de los Niños Perdidos”, tampoco lo pensó dos veces, aquello era un papel hecho a su medida, aunque en esta ocasión, la que puso pegas fue la productora, que por lo visto no le agradaba Perlman, pero Jeunet los convenció, cosa por la que muchos le estaremos por siempre agradecidos.. Lo mismo que Dominique Pinon, el pequeño gran actor con cara de payaso, es prácticamente hermano siamés de Jean-Pierre Jeunet, resulta que el francés ha aparecido en todas las películas del director, y donde está uno, siempre está el otro. Por otra parte, el conocido por muchos de nosotros como “Top Dollar” por dar vida al villano de “El Cuervo”, me refiero al actor canadiense Michael Wincott, también se subiría al carro, y en esta ocasión sin tener que hacer del malo de la película, todo un acontecimiento. Un jovencito y casi irreconocible Gary Dourdan, más conocido como el investigador negro de CSI, haría aquí una de sus pocas incursiones en la gran pantalla.

Por su parte, Dan Hedaya, uno de esos secundarios eternos, se ocuparía de dar vida a, posiblemente, el personaje más grotesco y más cómico de la saga, el más Jeunet. Y para terminar, he dejado a mi querido Brad Dourif, aquel que comenzase su carrera cinematográfica haciendo de loco en "Alguien Voló Sobre el Nido del Cuco", y que a lo largo de los años daría vida a otros personajes, todos ellos excéntricos e inolvidables, en películas y series como “Dune”, “El Señor de los Anillos”, “Star Trek: Voyager”, “Expediente X”, “Halloween: El Origen” o “Death and Cremation”, daría aquí vida a un personaje hecho a su medida, un cínico científico, un auténtico “mad doctor” del futuro, tan retorcido que llegará a sacar de quicio incluso a los aliens. Pues ya están hechas las presentaciones, o al menos las más destacables.

¿Pero cómo era posible, tras los acontecimientos de “Alien 3”, que Ripley estuviese otra vez vivita y coleando? Pues la respuesta no es nada sencilla, porque no existía ningún tipo de duda, en la tercera parte Ripley había muerto y con ella la reina alienígena que llevaba en su interior, así que para la ocasión se llegó a barajar la patética posibilidad de que todo lo ocurrido en “Alien 3” no era más que un sueño. Por suerte, al final se optó por algo más original y trabajado, situar la historia doscientos años después, y contarnos que la teniente Ripley ha sido clonada por un grupo de científicos en la nave Auriga. Con la finalidad de que el clon de Ripley (conocido como número 8) dé a luz a una reina alien con el fin de recolectar huevos y crías de alien para su investigación y domesticación. Tras siete intentos previos, logran un clon perfecto de Ellen Ripley, y le es extraen el embrión de alien que se encontraba en su pecho. Pero sucede algo inesperado, Ripley conserva sus recuerdos, y no sólo eso, el proceso de clonación y los genes alienígenas, han dotado a Ripley de varias habilidades especiales de la criatura que llevaba en su interior. A mi, particularmente, me da lo mismo que en esta historia las leyes de la genética no se sostengan por ningún lado, porque la simple idea de mezclar a Ripley con su gran enemigo, los Aliens, era algo que me entusiasmaba.

Que yo recuerde, “Alien el Octavo Pasajero” de Ridley Scott fue mi primera vez, la primera película de ciencia ficción y terror que vieron mis ojos cuando aún era una niña, la experiencia me fascinó tanto (y me aterrorizó) que desde entonces siento debilidad por el género. Sus asfixiantes pasillos, su suspense, la criatura, los personajes, su guión, lo adoro todo de esa película. “Aliens: El Regreso” me gustó prácticamente igual que la primera, para mi ambas películas son absolutamente imprescindibles, solo que en esta ocasión James Cameron me hizo disfrutar de la mejor acción de todos los tiempos, un auténtico subidón de adrenalina, un gustazo para los sentidos y la culpable de que Sigourney Weaver, se convirtiera en la mejor heroina del cine de acción/ciencia ficción/terror que yo haya visto jamás. Y con la tercera llegó el escándalo, “Alien 3”, el debut de David Fincher a mi me gustó, me da igual que el propio Fincher reniegue de ésta, aunque tal vez sea porque entre Fincher y la 20th Century Fox se creó una auténtica batalla campal debido a unas cuantas restricciones artísticas, porque el estudio terminó mutilando la cinta, eliminando partes que el director creía imprescindibles, por eso recomiendo ver siempre la versión del director con 30 minutos más de metraje. Puede que “Alien 3” no sea una obra maestra como sus predecesoras, pero se acerca, con su misticismo, con un solo Alien como en el principio, con aquella prisión planetaria, aquellos personajes, con Bishop, con aquella atmósfera, con la imagen de Ripley rapada al cero, la película consiguió hacerme bajar a los infiernos. Tal vez su gran error fue su criatura alien algo diferente en cuanto a su diseño y además creada de forma digital, pero su final me pareció absolutamente soberbio, aunque no fuese definitivo.

Y llegó la cuarta y esta vez con un nuevo estilo, totalmente diferente a las tres anteriores, el peculiar estilo de Jean-Pierre Jeunet, con sus grotescos planos cortos, su estética comiquero-estrambótica, y su recargado diseño...porque Jeunet tiene el don de convertir lo real en algo surrealista, en un mundo imaginario. Y en “Alien: Resurrection” no iba a ser menos, porque el francés, por muchas trabas que le fueron poniendo los de Hollywood, consiguió ser fiel a su estilo y eso es algo admirable. Muchos, muchísimos han sido los que han dicho pestes de “Alien: Resurrection”, pero yo no les escucho, porque todo se me olvida, justo en el momento en el que la veo a ella, apareciendo como una mariposa saliendo de su capullo, con instinto animal, con un ocho tatuado en su piel, el octavo clon, el octavo pasajero...la nueva y la resucitada Ripley.

Y con la nueva Ripley, un universo por descubrir, una experiencia nueva, llena de acción y adrenalina, aquí hay puñetazos, patadas, explosiones, hostias varias, insultos, lanzallamas y hasta una chulería baloncestística (me encanta como se ríe la Weaver del Perlman), e incluso se tomó la libertad de poner un poco de su característico humor en la historia, es más, hasta me atrevería a decir que la película tiene ciertas dosis de erotismo implícito (o a lo mejor son imaginaciones mías, pero así lo siento), aquello era lo nunca visto. “Alien Resurrection” tiene todo lo de sus predecesoras y un poquito más, como un cocktail con el toque Jeunet, y no sólo me refiero a esas pinceladas de humor que hacen que se nos dibuje una sonrisa en el rostro de vez en cuando (especialmente con los encuentros y desencuentros de Perlman- Pinon), sino a su profundidad dramática, recordad por ejemplo el momento en el que Ripley entra a la sala de experimentación, observar su rostro al ver todo aquello y contemplar el auténtico horror, sentir la amargura en sus ojos, eso es dolor, auténtico dolor. O por ejemplo la relación que hay entre Ripley y la androide a la que da vida Winona Ryder, escuchad su conversación sobre sus cuestionados sentimientos y lo que opinan de la naturaleza humana y decidme si no se os ponen los pelos como escarpias, recordad cuando aquella fuerte y estoica Ripley, como una auténtica guerrera, una vikinga espacial, le dice a la sensible y mecanizada Call (Ryder), aquella que había sido creada para eliminarla: "Sospechaba que eras un robot, eres demasiado humana para ser humana". Cuando Ripley le pregunta a Call porqué quiere salvar a la humanidad y ésta le contesta: “Porque estoy programada para ello”. Y como último ejemplo, cuando Ripley le dice aquello de “No importa lo malo que sean los sueños…Cuando despierto, siempre es peor”, escuchadlo y decidme que no lo habéis sentido, que no habéis contenido la respiración durante unos instantes, y que no habéis visto un mensaje flotando en lo profundo del espacio, a través de aquella pequeña ventana: la humanidad no es exclusiva de los humanos.

Por si fuera poco, “Alien Resurrection” también es la más sangrienta de todas las entregas, no escatima ni un pelo a la hora de mostrar y sin ningún tipo de duda también os digo que “Alien Resurrection” tiene los mejores FX de toda la saga “Alien”, y eso es mucho decir. Es un gustazo ver todos y cada uno de los momentos en los que aparece una criatura alien, y encima hay donde elegir, están los de “toda la vida” aunque aquí lucen más terroríficos que nunca, profundamente negros, brillantes, letales y hasta ingeniosos, miradlos a través de esa mampara, son como enormes cucarachas alienígenas que están deseando arrancarte la cabeza, y saben que lo terminaran haciendo. Ahora entrad a la sala de experimentación, observar los especímenes, mirar alrededor, son los clones de Ripley y todos tienen algo de ella, algo de humano y algo de animal, aquello es el auténtico circo del horror, la parada de los monstruos, un despliegue visual con un talento impresionante, obra de Tom Woodruf y Alec Gillis. ¿Y que me decís del momento de horror sub-acuático? Cuando los mercenarios y Ripley huyen de la criatura y atraviesan ese enorme recinto inundado de agua, auténtico espanto fue el que sentí la primera vez que la vi, cuando en medio del buceo aparecen los dos aliens y comienzan a perseguirles, sentí miedo y ganas de levantarme y aplaudir por la perfección y la tensión de la escena.

Para postre tenemos al primogénito, la criatura salida del pecho de Ripley que ha sido gestada en la reina madre, un alien con rasgos humanos que no duda en arrebatarle la vida a la reina que lo ha parido porque la criatura no la siente como a una madre, y aquello se convierte en un despiporre visual, con las criaturas, cabezas arrancadas de todo tipo, sangre y sustancias pegajosas varias. Hasta que la criatura reconoce a Ripley como su madre y en ese momento casi suena una canción de cuna, pero Ripley, mi Ripley, es una perra vieja, da lo mismo que tenga ADN alien en su cuerpo, porque ella es más fuerte que todo eso, y por mucha lástima que sienta Ripley por aquella criatura, ella siempre tiene la costumbre de acabar con todo, de terminar el trabajo por muy sucio que sea, aunque seguramente jamás olvide esa última mirada, esa mirada de decepción, de no entender nada, de ¿por qué?, y Ripley sentirá el dolor de una madre... y llorará.

Antes de terminar, me gustaría hablar sobre la actuación de mi tocaya Sigourney Weaver. Porque lo que consigue esta mujer en esta película es absolutamente fascinante. ¿Cómo es posible que una persona de carne y hueso transmita ese fortísimo instinto alienigena?. ¿Cómo consigue convertirse en un híbrido de Alien? Con ese semblante, ese modo tan ofidio de comportarse, esa manera de moverse y jugar con la presa, oliendo a cada miembro de la tripulación para posteriormente pegarles una mirada que les atraviesa las entrañas, aquello es auténtico instinto animal. Y en esta película, Sigourney Weaver resulta tan letal como atractiva.

Tal vez me he extendido más de lo que debiera, pero creedme si os digo que me he contenido, supongo que es algo que suele suceder cuando uno habla de algo que le entusiasma. Imagino que a estas alturas de la vida todo aquel al que le guste la ciencia ficción ya habrá visto “Alien Resurrection”, y como es normal cada uno tendrá su opinión de la película. Pero sea como sea, os haya gustado en su día o no, si tenéis la oportunidad de volver a verla, hacedlo, pero eso si, que sea la versión del director (así veréis unos curiosos créditos iniciales, aunque también advierto que no pasaron por post-producción), y una escena final sorprendente (no, ésta no termina con una mirada a la Tierra por la escotilla, ésta va más allá...), pero sobretodo que sea en V.O. Moraleja del cuento: Os gustase o no en su día, volved a ver la película, porque en la vida hay cosas tan buenas que hay que repetirlas, y cosas que se merecen una segunda oportunidad, y ya veréis como la disfrutáis igual o más que la primera vez.

Aprovecho la ocasión, para dedicarle la crítica a mi hermano, que sé que ayer disfrutó lo suyo con “Prometheus” y además hoy es su cumpleaños. A ti, porque fuiste el que me descubrió el mundo “Alien” cuando aún era una niña, y también el de las constelaciones, planetas, cometas, estrellas, galaxias, las manchas solares, o incluso las charlas de Carl Sagan...todo un universo. Gracias.

Lo Mejor: El estilo de Jean-Pierre Jeunet en el mundo Alien. La resurrección de Ripley y la actuación de Sigourney Weaver . Los mercenarios, que se terminan convirtiendo en tipos buenos y carismáticos a los que les coges cariño, mención especial para Vriess (Pinon), el enano parapléjico, y para Johner (Perlman), el chulo grandullón. La atmósfera, los espectaculares FX (naves, decorados, tooodo...), las criaturas Aliens, más conseguidas que nunca, y los clones que son impresionantes. La acción, la trama, el terror, la sangre, el drama y los mensajes que lanza, joder que maravilla!.

Lo Peor: Que las comparaciones siempre son odiosas. Que muchos la seguirán viendo como un capítulo horrible de la saga. Que por cosas de la vida y a pesar de haber quedado brillante, el propio Joss Whedon, renegaría de lo que Jeunet hizo con su guión.

9 comentarios:

Blanch dijo...

Brillante Dark. Has nombrado incluso a Hedaya. No sabía que Whedon se cagase en Jeunet por lo de su guión. Si le quedó muy bien la película.

A mi ese final, cuando muere el bebé Ripley-Alien me dio mucha penita. Pobre criatura.

Solo te faltaba nombrar otro actor: Leland Orser. Un secundario de esos que suelen pasar desapercibidos pero que se nota que están allí (salía en Ressurrection con Lambert).

Saludos

Ash dijo...

Y llegó Jeunet y la lió parda, y de qué manera!Esta entrega es apoteósica digan lo que digan, y es una de mis favoritas precisamente por todo lo que has dicho aquí.Enhorabuena a todo el equipo por las excelentes críticas de esta gran saga!Un abrazo y seguid así!

Darkotica dijo...

Gracias chicos ;)

Uy Blanch! es que aquí había mucha peña que nombrar jaja!. Yo tampoco comprendo lo de Whedon, pero así fue ¿?. Y Si, a mi también me dio penilla la criatura, con esos ojillos, pero Ripley hizo lo que tenía que hacer...licuarlo jaja!

Ash, estoy contigo, soy de las tuyas jeje! "Alien Resurrection" es la leche, un disfrute total. Gracias por tus comentarios y por apoyarnos siempre, otro abrazo para ti.

El Rector dijo...

Estupendo análisis. Coincido con todo lo expuesto, bueno, con casi todo. A mi nunca me gustó mucho el diseño de la criatura de Ripley, esa mueca humana en su rostro... pero bueno, que la película es un despiporre total a todos los niveles, un trabajo super personal del francés para el cual supongo, que muchos no estaban preparados, porque es la única forma de entender una mala crítica hacia esta pequeña joya.

Me encanta como se consigue meter toda esa cantidad de gagas humorísticos sin que el lado oscuro de la historia se resienta (algo así en plan Abierto Hasta el Amanecer). Y bueno, Perlman es mi perdición, con él hasta el infierno, todo lo que toca se convierte en oro.

Grandiosas esas frases Darkotica, las cuales hacen que me venga a la cabeza una de Prometheus muy en la línea de estas, la que le suelta David al geólogo cuando este le pregunta por la fidelidad con la que han sido recreados los androides con respecto al ser humano...

... eso si Dark, cuidado con las segundas oportunidades, que pueden terminar incluso, peor que la primera vez.

Saludos.

Darkotica dijo...

Si, cuando ayer vi Prometheus y David soltó aquella frase, yo también me acordé de éstas jeje!!Que momentazos!

A lo de segundas oportunidades, me refería a que hay veces que uno ve una película y por lo que sea, incluso por cosas ajenas a la película, no le llega a agradar en ese momento. O tal vez porque en su día la vio con cierto recelo, tal vez comparándola con otras de la saga, lleno de prejuicios...y eso es un error (de ahí lo de que las comparaciones son odiosas). Yo creo que Alien Resurrection se merece todas las oportunidades del mundo...es muy grande para dejarla escapar.

Alejandro Rentero dijo...

Para mi es inferior a las tres anteriores, es una pelìcula extraña, lo cual no deberìa ser malo. Tiene una textura enrarerica, pero tambièn tiene algunos puntos de interès, lo que pasa que se encontrò en la disyuntiva de salvar los muebles de una franquicia inconmensurablemente atractiva. Para empezar fue un error que la pelìcula la dirigiera el frances Jean-Pierre-Jeunet, aquel director de obras notables e imaginativas como Delicatessen(1991) y la fascinante Amelìe(2001), parece que podìa ser el director ideal, pero no respetò nada. Ademàs ni guiòn, ni productores, ni muchìsimo menos actores estaban hechos a la altura de una pelìcula de esta magnitud, hubo algo que no encajo correctamente.
Su director traciona de forma deliberada la constante de todas la pelìculas de la saga, la de no mostrar con demasiada exactitud al monstruo. FALLO 1.
Desmitifica en todo momento a la original.FALLO 2.
Es una pelìcula muy excesiva en lo visual, creo que no necesitaba por naturaleza estos excesos. Està claro que esto viene de la mente creativa del director. FALLO 3.
Pero es que ademàs te introduce algunos gags de humor, eliminando toda tensiòn posible al ver la pelìcula. FALLO 4.

La convierte en un mero ejercìcio de entretenimiento, que encima tiene el dudoso honor de finiquitar una saga mìtica de una manera lamentable. Es una pelìcula incompleta. Lo ùnico que puedo decir a su favor que el estilo visual es fascinante y tiene algunas escenas de gran calado.
Seguramente al director Jean-Pierre-Jeunet nunca le interesò el mundo Alien, ademàs que se puede esperar de un director que dijo textualmente que nunca habìa pasado miedo en una sala de cine. "Intolerable".


BIOHAZARD100X dijo...

2 años de atraso en comentar pero me encantó la reseña, Alien Resurrection es bastante Buena, hay muchas secuencia de escenas que me agradaron, fue la primera pelicula de la saga de Alien que vi en el cine, tenia 11 años pero ya habia visto las peliculas anteriores y desde ese entonces soy fan de la saga, me gusto mucho el hecho de que en la pelicula 1 y 3 se enfrentan a un xenomorfo y en la 2 y 4 a varios de ellos.

Josep Roca dijo...

Alejandro Rentero tu crítica no tiene ni pies ni cabeza en pocas palabras ni idea de cine,te argumentaré la razón por la cual digo esto:
-Primero de todo dices que los actores,el guión y el productor resultan un desastre,repasando los actores yo veo a Johner (ron perlman) que hace un papel buenísimo y sólido su papel le otorga un aura de carisma,ni que decir del tetrapléjico vreiss (dominique pinon) que dentro de las limitaciones de su personaje para mi logra salirse,otro papel muy destacado el del robot de segunda generación call (winona ryder),que logra convencer a todos de que es un robot con sentimientos y emociones parecidas a los humanos y un poco de rebeldía,el papel de christie (gary dourdan) también muy destacable y convincente,es que hasta los personajes secundarios como purvis (lelan orser) logran destacar,ya ni te mencionaré a ellen ripley que para mi lo borda como híbrido alien-humano,para mi los actores logran estar a la altura,lo que dices de los gags de humor ya me parece algo sin sentido (en todas las películas de alien hacen gala de humor excepto en la tercera entrega ya que supongo que los prisioneros de fiorina "fury" 161 no les hace mucha gracia el tema de cumplir condena con un xenomorfo,supongo que no has visto la segunda entrega (llena de gags de humor por todos lados),hasta en la primera entrega el sintético ash hace alarde de cierto humor negro cuando advierte a la tripulación del nostromo del poder del xenomorfo cuando dice unas frases ya celebres en la historia del cine,creo recordar que dice "su perfección estructural es sólo comparado a su hostilidad,admiro su pureza. Es un superviviente al que no afectan la conciencia, los remordimientos...o las fantasías de moralidad. No tenéis ninguna posiblidad. Pero...contáis con mi simpatía" aparte que parker y brett bromean entre ellos y los chistes durante la comida.Lo que mencionas en referencia a mostrar con demasiada exactitud al xenomorfo y desmitificar a las anteriores entregas ya me resulta de risa total,si te parece el director y productor te van a mostrar un alien entre la niebla para hacerte feliz,en la única entrega en la cual no muestran al alien con exactitud es en la primera entrega por falta de recursos y efectos especiales (la primera entrega se hizo en el año 1979) y por razones obvias no contaban con recursos para mostrar un alien detallado,en la segunda entrega lo muestran al detalle y en la tercera lo vuelven a mostrar al detalle (la tercera si que podría desmitificar a las otras entregas) al mostrar un alien distinto a las 2 primeras entregas,por cierto si conocieras a jean pierre jeunet y hubieras visto delicatessen sabrías que este director es proclive a darle toques de humor a sus películas (le da los toques de humor justos y necesarios sin excederse),para mi la película que cierra la saga de aliens es completa,tu comentario si que es incompleto e injusto.....

Bieitols dijo...

A mi me encantó!
Además está la vi de estreno en el cine. Un lujazo.
Y los toques de humor sin duda le dan un plus.
Alien pasado por el filtro Jeunet, algo bueno tenía que salir. Y encima con sus debate sobre el uso de la manipulación genética y el comportamiento humano como especie y el de las corporaciones y sus intereses creados.
Otro peliculón!
Siburne además en plena forma.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.