jueves, 1 de marzo de 2012

Crítica: The Rocky Horror Picture Show

Esta película se basó en una ópera de rock inglesa. Se rodó en 1975 y se convirtió hasta ahora, en una obra de culto para todo el mundo. Aunque la ópera en si misma no tuvo mucha repercusión y, de hecho; la película no fue nadie a verla el día del estreno; ha permanecido en cartel desde entonces, lo cual no es moco de pavo. En estos pases que se sucedieron a la verdadera época en cartelera, acudían fans de la misma disfrazados como personajes de la película y armando un auténtico guirigay.

Pese a que la historia en si misma es maravillosa, porque es sencilla, original y mezcla terror, comedia y ciencia ficción; es cierto que la película no consiguió llevarla a cabo tan bien como hubiera podido. No se aprovechó tanto como se habría podido con otros recursos.

Vayamos con la trama: Brad (Barry Bostwick) y Janet (Susan Sarandon) son una pareja de enamorados que se queda estancada en el bosque durante una tormenta cuando iban de camino a ver al Dr. Scott. Se dirigen pues a un castillo que han visto por el camino y es en este, donde quedarán atrapados/secuestrados por el loco y bizarro Dr. Frank N Furter (Tim Curry), una especie de transexual que está en pleno experimento: devolverle la vida a un musculado muchacho para que se convierta en su juguetito sexual. Aunque Brad y Janet se unen rápido a las actividades del Dr Furter, desgraciadamente, ésta y el muchacho musculman, se enamoran. Furter, que no se deja engatusar fácilmente; quiere vengarse, y cuando unos compatriotas de su planeta natal llegan a la mansión, todos juntos se ponen a la obra para no dejar que los visitantes acaben con sus pequeñas actividades sexuales.

Ahora, con esto ya sobre la mesa podemos ver que la historia en si tiene su miga y los actores son de cartelazo; pero es cierto que a las claras se quedó algo pobre en cuanto a puesta en escena, por mucho que entendamos su naturaleza de comedia parodia del terror y la ciencia ficción, tanto en la trama como en los personajes, como ese doctor Furter a lo Frankenstein, que en realidad, lo único que quiere es un amante con el que saciar su lujuria o la pareja de enamorados que llega al castillo y contra toda lógica y pronóstico, se unen al doctor rapidísimo (les gusta más una orgía que a un tonto un lápiz), en conjunción con el resto de secundarios que van impregnando las escenas de toda esa locura sexual que es “The Rocky Horror Picture Show”.

Y es precisamente con esta carga de locura sexual, de iconografía pornográfica (leve, ¡no vayamos a!) que el resultado resulta mediocre. A mi me encanta esta película, me río muchísimo. Pero es por el aprecio que le tengo a los personajes y porque toda lo que sea una óptica bizarra, excesiva, gótica y picante a mi me chifla. Pero debo reconocer que en realidad los personajes se pasan la mitad de la película en taparrabos y en portaligas. La película tiene mucho carácter, tiene mucho estilo, mucha personalidad propia y la esencia es demasiado marcada para la puesta en escena. El problema no reside en la idea original, porque es perfecta. La música no ha sido escogida como debería, no engancha. Y es un musical… lo cual nos deja con un punto negativo muy grande. Si en un musical, las canciones se olvidan es que falla algo. Por mucho que los personajes lo hayan bordado en las coreografías.

A la postre, sabemos que todo este carisma y este ritmo que hace que la película sea tan valorada, es por el actor Tim Curry, que llena la pantalla completamente y que parece no necesitar a nadie más para ayudarse. Muchos de sus diálogos son frases sin sentido y poemas extraños pero no importa, porque tiene una presencia que ilumina la escena. Barry Bostwick y Susan Sarandon, en uno de sus primeros papeles, están bien, no son cantantes y aun así mantienen el tipo muy bien.

¿Cuál podría ser el problema? Es posible que fuera la dirección. Jim Sharman está algo errático. Si no fuera por Tim Curry, el ritmo decaería por momentos. Cuando se presenta el origen de esta locura. Un doctor Frankenstein obsesionado con su muñeco y con lo que venga porque se siente solo está muy bien, pero dura poquito. Luego ya, se van introduciendo una serie de personajes sin sentido, Meat Loaf de motero, Riff Raff que es el propio creador de la ópera rock, una breve aparición del Dr. Scott que viene a torturar a Rocky. No se, muchos actores que van entrando y saliendo a igual velocidad y Rocky de fondo o en primer plano cantando, bailando y llenando la pantalla.

Con todo no se puede decir que no sea una película que choca cuando se ve. Por su parafernalia sexual, por el impacto que te da ver toda esta hipérbole de lujuria desatada. La sátira se queda corta para dar paso a una oda a la libertad sexual.

Para concluir diré que el film necesitaba más agudeza, más gracia en el libreto, en el guión y que posiblemente, si hubiéramos tenido otro director que ajustara más las tuercas, no hubiéramos tenido una obra un tanto blandita y tibia. Si no se hubiera dejado llevar por la inercia de la obra, el talento natural hubiera aumentado las virtudes de la película. Aun así, está claro que impacta, que es refrescante, que es una obra para pasar un rato increíble y que se le coge cariño rápido. Yo le tengo un aprecio a la historia y a los personajes que, aunque no lo parezca por la crítica, me hacen adorar totalmente esta cinta.

10 comentarios:

newzombie dijo...

un choque frontal entre el puritarismo de los 50 y la libertad sexual de los 70. curioso a mi toda y cada una de las canciones me apasionan, los personajes ni uno estan metido con calzador,alguna revision mas a la pelicula para llegar a entenderlo y ese toque casposo es inolvidable.
un clasicazo y despues de leer mi querida critica ya puedo morir tranquilo,a la que os den(recordar que en futuro de los simpsons que os den a substituido al asta luego ^^)

Darkotica dijo...

Pues es raro, pero esta vez no coincido totalmente con tu crítica TWG, y es que yo la encuentro perfecta tal y cómo es, y llamadme rara, pero los temas musicales me parecen magníficos y absolutamente pegadizos, en especial los temas "Dammit, Janet" y "Sweet Transvestite" que cada vez que veo la peli me paso un par de días canturreandolos porque no me los puedo quitar de la cabeza...

Tampoco veo nada de malo que los protagonistas se pasen la mayor parte de la película en taparrabos y/o ligueros ¿O acaso has visto a alguien que le sienten mejor los ligueros que a Tim Curry? jaja!, y viendo todas las circunstancias que se dan, tampoco me parece tan extraño que los, en principio reprimidos, de los recién casados se terminen uniendo a la fiesta.

Para mi The Rocky Horror Picture Show es como una bizarra obra de teatro, el despiporre, la primera película en salir del armario, una crítica a los tiempos pasados, un carnaval con muchas estrellas brillando y dándolo todo, es absolutamente "TRANS" (de transgresora y de transexual), en definitiva: es todo un SHOW.

Hay mucha gente a la que no le gusta TRHPS, y es que no deja de ser una fiesta desmadrada en la que el espectador debe participar, debe verla con ojos desinhibidos, debe comprenderla, y sobretodo tiene que divertirse...y si no lo consigue es que simplemente no pertenece a la galaxia Transilvana ;)

newzombie dijo...

I'm Going Home que canta al final tim curry es preciosa y the heroes es wow...........

El Rector dijo...

En mi opinión, uno de los mejores musicales que ha dado el cine, por lo menos, uno de los más divertidos, aunque supongo que el término adecuado para la ocasión sería: cachondo. Muy grande Tim Curry, muy sexy Susan Sarandon (¿ves newzombie? no eres el único enfermo de por aquí que ha fantaseado con la srt. Sarandon) y SUPER sexy, Meat Loaf. Me encantan todos y cada uno de los numeritos musicales, sin excepción.

newzombie dijo...

a mi tambien me fascina y babeo con columbia y margenta y con sarandon mis mitos eroticos.
tambien recomendaria otro clasico de los 70 otro gran musical el fantasma en el paraiso, si te gusta rocky horror esta te encantaria

Darkotica dijo...

No sabía yo que la señorita Louise, digo...Sarandon levantara tantas pasiones jejeje!.

¿El Fantasma del Paraíso? sinceramente...no conocía ese musical y me acabo de enterar que es un clásico de Brian de Palma, así que apuntada queda en mi lista de "bizarradas pendientes de ver"...mercy!

newzombie dijo...

tienes que verla,es impagable,a la descargala o comprala

RecallerReminder dijo...

Es de mis peliculas favoritas de todos los tiempos (aun cuando la viera en la infancia y por ende no tuviera la capacidad de entenderla ademas del hecho de que no hablaba ingles).

Anónimo dijo...

Es mi pelicula favorita... de hecho recuerdo que la conoci por error y me encanto al verla...
Es un musical de comedia sexual... Lo que si me dejo confundido era si frank n furter era gay o ¿que?...despues cuando frank y brad tuvieron sexo no entendi muy bien... al parecer todos los actores de esa pelicula eran gays o algo... todos al final en la piscina se besaban y me produjo u7n sentimiento de raresa jeje ._.

Luz Leira dijo...

No entiendo cómo puedes decir que las canciones de esta peli no son buenas : o. Bueno, cada uno con su gusto, pero lo que te puedo asegurar es que no se olvidan, de hecho millones de personas no las han olvidado. ¡Si es una banda sonora conocidísima y comercializadísima!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.