viernes, 9 de diciembre de 2011

Crítica: The Gate

Mañana soleada en la urbanización, tranquila, muy tranquila, demasiado tranquila diría yo. Un niño montado en bicicleta, Glen, hijo pequeño de la típica familia bien norteamericana de finales de los 80. El niño pedalea hasta la puerta de su casa. -¿mamá? ¿papá?- pregunta en voz alta con la inocencia de un ídem pero con la mosca detrás de la oreja de aquel a quien ya le han salido los primeros pelillos en las pelotillas, al entrar y comprobar que la casa está vacía. Sube las escaleras en el mas absoluto silencio, bueno no, miento, de fondo, una sobrecogedora banda sonora a base de los típicos sintetizadores de la época, nada complejo, de esas de tocar tres teclas y mantenerlas pulsadas, pero con clase, con estilo. Su habitación está vacía. Mira por la ventana, en el jardín, un inmenso árbol y en su copa, una preciosa cabaña de madera (me cago en dios, siempre quise tener una de esas cuando era un crío, pero claro, yo no tuve la suerte de vivir en una bonita urbanización de los Estados Unidos… la de fiestas que me habría pegado en una de esas cabañas, a la de niñas que habría…, que habría dicho, NO, no puedes subir a mi cabaña, zorra, búscate un par de pollos y piérdete por ahí).


Como decía, una bonita cabaña de madera, lo raro, es que ya no es de día, ya no quema el sol, ahora es de noche. El niño sale al jardín y siguiendo una misteriosa voz, un susurro de niña que viene de la casita, trepa hasta lo alto, empinado, no el niño, el árbol y en el interior, descubre (seguramente decepcionado) que no es una niña, es una vieja muñeca de trapo (bueno, en realidad no es de trapo, pero me gustaba como sonaba, siendo fiel a la verdad, es mas bien una de aquellas Nancy, aunque creo que aquellas tenían todo el cuerpecillo de plástico, esta, la de la cabaña, la que puso cachondo al pequeño Glen, tenía el torso de tela, las extremidades si eran de plástico… da igual, en cualquier caso, poco se podía hacer con ella). De repente, una tormenta se cuela en la noche y un gran rayo cae del cielo, justo en el árbol, el cual ya no está empinado, el niño tampoco. Un estruendo, fuego, la música sube en intensidad, en emotividad. El árbol cae, el niño cae, la muñeca cae. Todo cae. El niño, Glen, se despierta sudoroso en su cama, todo ha sido una pesadilla, a su lado, su mascota, un entrañable y peludo can que le da los buenos días. ¿Sabéis que significa esto?, ¿lo tenéis claro, verdad? Exacto. El destino del perro es cruel. Los perros de las pelis de terror siempre mueren, siempre.

Ahí ya nos tienen pillados por los coj.., por el corazón. Se masca la tragedia, somos conscientes de que vamos a tener que emplear, tarde o temprano, el viejo truco, el truco de “se me ha metido algo en el ojo”, o como diría Depredarock, “he estado pelando cebollas” (no confundir con "he estado pelándome la cebolla", suena parecido, pero es muy diferente). Pero la carga emocional del filme no termina ahí, pues es mucha y variopinta. El niño, detalle que no he mencionado, que es Stephen Dorf, supuesto guaperas de nuestro tiempo y al que muchos recordarán por encarnar al casposísimo, cutrísimo, ridiculísimo vampiro malote al que se enfrentó el bueno de Wesley Snipes en la primera y flojera entrega de “Blade”, decía, el niño, también tiene una bonita familia, unos padres que le quieren, como bien ilustra la secuencia donde papá le arropa en la cama, una hermanita que roza los dieciséis que, aunque tiene en la entrepierna la humedad característica de la edad, muy receptiva a la llamada de la selva (o de las hormonas), ella sabrá si se depila las ingles y que en principio, parece que no está muy por la labor de atender las necesidades emocionales de su hermanito pequeño, se deja entrever que lo quiere y se preocupa por él y sobretodo, la amistad de un amigo del alma, la figura de ese amigo que todos hemos tenido en algún momento de nuestras vidas. En este caso, Terry, un chavalín con gafas bastante gamberrete, vestido con tejanos, un chaleco de ídem y una camiseta de alguna banda de metal ochentera, vamos, el amigo ideal, aunque ahora pasa por una fase de su vida algo conflictiva, pues su madre murió hace cosa de un año.

El propio Glen, para ser un niño cara bollo (y para ser Stephen Dorf), también cae en gracia, rezuma inocencia y mala leche a partes iguales, da gusto ver como planta cara a la imbécil panda de amigos de Lori, su hermana. Son estos tres personajes, el trío formado por Glen, Terry y Lori, los que llevan el peso de una narración a medio camino entre el terror y las aventuras de corte adolescente tan prolíferas allá por los ochenta. Y funciona, vaya si funciona. Especialmente erótica resulta la delicada pero certera interacción o complicidad, entre el lado más oscuro del filme y su talante más juvenil. Fantástico el contraste entre “chiquilladas” y terror. Secuencias a destacar, muchas. Ahora, la del armario, con el niño poseído, atacado de forma cruel, alevosa y si se me permite, con extrema putería, en el ojo, con la piernecilla de una Barbie, buen ejemplo de esa citada comunión entre terror “adulto” y pseudo comedia mal entendida.

A todo esto, el perro, muerto, que no lo dude nadie. Lo cual, no puede considerarse spoiler, pues es de cajón. Joder, es de cajón. Ya hemos utilizado pues a estas alturas, el truco de la mota en el ojo, ¿ha funcionado? Bueno, allá cada uno con su suerte, en mi caso particular si, pues la sala estaba muy oscura y un servidor, tenía una posición de privilegio respecto a su acompañante, claramente inmersa en un mar de sentimientos y recuerdos agridulces cuando de dicha muerte, se estiran un buen puñado de “macabras” secuencias con el único objetivo de rizar el rizo e indagar con mas profundidad en la herida emocional. A todo esto, como dije al principio e indagando (again) ya un poco más en la fisonomía del filme, el onírico prólogo, recurso bastante habitual (el coqueteo entre sueños y realidad) en el género, desde que en 1984, Wes Craven sentara cátedra con su “Pesadilla en Elm Street”, da paso a un Glen perplejo al ver como su pesadilla a trascendido más allá del reino de los sueños. El árbol cayó realmente y su jardín, está plagado de obreros intentando reparar el caos. Algo quedó al descubierto al perderse la erección, un agujero (y no, no es chiste verde, tampoco metáfora). Tanto él como Terry, quedan fascinados por este seductor caldo de cultivo para travesura adolescente, más incentivada aún cuando encuentran un fragmento de mineral susceptible de remuneración. Terry no se lo piensa, como buen metalero, cuando quiere algo, simplemente lo coge. Tenemos que cavar le dice al lechoso Dorf, mando y ordeno. De esto no saldrá nada bueno, mucho menos cuando el dúo recite por accidente, por ignorancia, unos extraños pasajes revelados al abrir uno de estos minerales. ¿El resultado? Pues una invitación a nuestro mundo directa a los mismísimos fuegos del averno, del cual, surgirán entre otras “delicatessens”, una horda de pequeños demonios humanoides con ganas de marcha y la lían. Vaya si la lían.

Con una narración impecable, sin altibajos, sin lugar para el tedio o la desidia, la cinta del húngaro Tibor Takács (quien también filmaría una secuela, bastante menos disfrutable que esta) lleva a su máximo exponente aquello del “in crescendo”, evolucionando de sus simpáticos inicios aventureros a un siniestro e intenso ejercicio de terror ochentero, donde más allá de la gran cantidad de pequeños detalles (atención a ese “bonito” retrato de familia. Grandioso) y momentos para el recuerdo con la que la cinta nos bombardea hasta sus créditos finales, hay que hacer especial hincapié en sus acojonantes efectos especiales y al cerebelo me viene de forma inevitable, la reciente “Don´t Be Afraid of the Dark” (un saludo Halfy), mas que nada, por que resulta bastante increíble comprobar, como los demonietes de esta “The Gate” de 1987, lucen infinitamente mejor que los de la película producida por Del Toro. Hacedme caso, en toda su modestia, “The Gate” es un auténtico prodigio en cuanto a efectos especiales, no faltaba otra cosa pues. Vedla joder, vedla. Y si al final, no estáis empalmados (ya eyaculados incluso) o en su defecto, no deseáis adoptar a Terry, mucho me temo que os habéis equivocado de género.

Lo más grande: Narración, ritmo, simpatía, atmósfera, personajes, efectos especiales… TODO. Para enmarcar la secuencia de Terry escuchando música en su habitación y haciendo playback de la épica narración de uno de los temas de su banda favorita, cubierto con una manta a modo de túnica ceremonial. Casi sexual, casi.

Lo menos grande: Pues que me pasé varios años de mi adolescencia buscando ese vinilo, por supuesto, sin éxito y las escasas pasiones que despertó entre la población autóctona femenina, mi chaleco tejano, lo cual siempre atribuí, a una pésima elección a la hora de parchearlo.

17 comentarios:

Darkotica dijo...

The gate, me encanta esta peli!! estoy contigo en lo mejor... pedazo de historia, adorables personajes y efectos especiales impresionantes(joder, esas criaturas llegaron a darme miedo de lo bien hechas que estaban!), el momento...pues sin duda Terry haciendo el pringui con la manta encima mientras suena aquella narración del disco...Rector reconócelo ¿cuantas veces has hecho tu eso? jaja!

Por cierto Rector, ¿ya buscaste ese vinilo en la tienda que salía en El Día de la Bestia? Me han dicho que allí tenían de todo, de tooodo, cualquier cosa que desearas encontrar... ;D

PD. Hay que cambiar el destino de los perros en las pelis de terror, no puede ser que en cuanto veamos a un peludo sepamos que se masca la tragedia jaja!

Missterror dijo...

...y otra que no he visto...pero vamos que éso tiene remedio,porque me pongo ya mismo a buscarla,esa sensual y casi sexual mezcla de "chiquilladas" y terror,ummmmhhhhhhh,éso tengo que verlo...y encima con Stephen Dorff,que es ya un ídolo...(a este tipo habría que dedicarle hasta una poesía)No hay mas que hablar,"The Gate " tiene que caer este fin de semana.

por cierto...yo también tuve un chaleco vaquero (por supuesto encima de chupa de cuero),pero mi elección en los parches (La S de Sepultura nunca falló,era un imán!!!) supongo que precisamente fue lo que despertó alguna que otra pasión en la población autóctoná masculina.Este mundo es caprichoso Rector...

y Darkotica,te han dicho bien,en esa tienda podías encontrar de toooodo,y si no estaba,una chica muy maja te lo traía... ;)

Los perritos ya no están a salvo en ninguna parte...

El Rector dijo...

Darkotica, que te voy a contar a ti sobre mis rituales satánicos con manta en la cabeza sobre la cama, que tu ya no sepas.... que grande Terry, que lástima que se pierda tanto en la secuela, como nos estropeamos con la edad.

Missterror, estamos hablando de una de mis películas predilectas de la infancia, trátamela con mucho cariño... (joder, tengo que hacer algo con el tema Dorff).

Salvemos a los perritos de las pelis de terror (y ha alguna perrita también)!!

Darkotica dijo...

Ostras Missterror, te va a encantar cuando la veas!y vas a flipar con las criaturillas que salen (y no lo digo por el casi irreconocible Stephen Dorff) ya me lo dirás, ya...

Si, la famosa chica de la tienda, me han hablado mucho de ella, por lo visto es toda una leyenda...

Rector, tus rituales "satánicos" con manta a modo de túnica deberían ser colgados en youtube y ser de dominio público XD

El Sepulturero Torero dijo...

¿Te refieres a ese vinilo de Michael Hoenig, ese mismo en el que salen temas de Tangerine Dream, Vince Carlucci y Julia Bourque?Pues a mí no me costó nada conseguirlo en la tienda que decís, de hecho tuve un romance, de esos condenados a fracasar por el exceso de ruído, con la chica de la tienda de música. Lo sé, lo sé, cuesta creerlo, pero es que era muy difícil resistirse a los encantos de mi chupa vaquera con un lobo a la espalda. No sé quién se comió más chavalas en esa época, si el lobo o yo. Pues no le tengo un apego especial a ese disco, mira, la verdad. Así que, si el Rector saca ese video por el Youtube, con la manta reliá a la cabeza, se lo regalo por Navidad, qué carajo. Pero eso sí, ya puestos, que salga algún cachillo de Darkótica a ser posible, jejeje ;P

El Sepulturero Torero dijo...

Vaaaaale, era un tiro al aire, jajaja, nunca se sabe :D
Yo tampoco he visto esa peli, digo la de The Gate, jeje Pero me pongo a ello enseguida, tiene buena pinta. Os paso un enlace con parte de la banda sonora, para rememorar. Saludos.
http://www.youtube.com/watch?v=0KEW7ttbwNE

El Rector dijo...

Sepulturero, tuviste suerte en la tienda de música, el día que yo fui, el dependiente era un tipo gordo con greñas y un piercing en la ceja, supongo que la chica esa maravillosa, libraría ese día. Y si, el vinilo en cuestión era ese, no lo quería por un tema musical (que si quiero escuchar composiciones de tres teclas, ya tengo en casa discos de NIN), si no por su capacidad de invocar a los demonios (en realidad quería traerme a alguna guarrilla demoniaca), algo que tristemente, se ha perdido en la actualidad, supongo que por eso se venden tan pocos discos de rock...

Por cierto vampirillo, para estar usted muerto, cada día está más vivo, casho perro :)

Darkotica, si se armó revuelo con A Serbian Film, imagínate con lo mío. Mejor que no.

Darkotica dijo...

Rector, después de leer cierto comentario tuyo acerca de ciertas composiciones...ejem! la que piensa hacer un ritual satánico soy yo, prepárate porque esta noche las puertas del averno se abrirán de par en par y unos pequeños seres medio humanoides/medio pollo irán a buscarte y no será precisamente para ir a tomar unas birras...y no, no conseguirás convertirlos en tus esbirros por mucho que les cantes canciones de King Diamond...

Lo siento Sepulturero, pero yo no me reflejo en las cámaras... :P

El Sepulturero Torero dijo...

La Virgen, hoy me duele todo. Hasta el dolalgial que me he tomao, me duele. Joder, he pasado una noche rara. A cosa de las cuatro de la madrugada empiezo a notar unas caricias en la espalda. Al entreabrir los ojos me encuentro con unas manecitas que salían de debajo de la cama, moviendose de un lado a otro, como si buscaran agarrarme para arrastrarme con ellas al abismo. Me digo entornces:
-¡La leche con la maldición de la mamonaza de Darky! ¿Pues no le ha funcionao?
Ni corto ni perezoso, cojo a la maléfica criatura por las muñecas y, con fuerza, la arrojo por el balcón.
Pasado el mal momento, mi mujer se remueve inquieta entre las sábanas y me pregunta:
-¿Qué te pasa, chiquillo?, ¡que te meneas más que un saco pulgas!
-Nada, nada, una petarda, que me ha echao una maldición gitana y he tenido una pesadilla.
-Ah, bueno. Oye, Guille, ¿DÓNDE ESTÁ LA NIÑA?

Missterror dijo...

Rector-yo mas bien imagino que la chica esa vio los parches de tu chaleco tejano y prefirió irse a la trastienda a escuchar algo de NIN...o sí,puede ser tuviera fiesta ese día,creo que libraba los lunes...

por cierto,me está costando un ojito de la cara encontrar "The Gate"...parece ser que invocar a los demonios con discos de rock no es lo único que se está perdiendo.

Darkotica dijo...

Jajaja! serás cernícalo!! Que conste que yo no tengo nada que ver con lo ocurrido ehh! eso te pasa porque cenas fuerte y después tienes pesadillas (no comas aceitunas por la noche para acompañar el bocadillo, te lo tengo dicho...)que te despiertas sobresaltado y mira luego lo que pasa...XD

El Rector dijo...

Sepulturero, tengo la impresión (y la esperanza)de que a esa criatura la invocó usted solito.

Missterror, ahora que lo dices, igual sio que estaba la chica, lo que ocurre es que me quedé tan embriagado, por la suavidad de las ingles del gordo con greñas, que apenas me percaté de su presencia.

Por cierto, quédate con ese ojito tuyo.
http://www.megaupload.com/?d=Z4YOW7NX

Missterror dijo...

La acabo de terminar de ver justo en este momento y he disfrutado como una perra (¿se puede decir éso en el especial de Navidad?)
Lo primero ha sido la fantástica calidad VHS (o si somos mas modernos y mas guays lo llamaríamos "old school"),con la que tuve que levantarme del sofá para asegurarme que esos granillos de arena con los que se veían las escenas no eran que la tele tenía polvo....bien,la tele estaba limpia,y ya había retrocedido 20 años de golpe...

Los personajes son grandiosos.Soy fan absoluta de Terry y también de las amigas de la hermana con el collar de ajos que dicen que han ido a catequesis...Glen no es repelente y su hermana Al tiene la voz de la abeja Maya ¿qué mas puedo pedir? ahhh,si...repetir una y otra vez la escena de la piernecita de la barbie en el ojo...

Terminó la peli,hora de volver a la edad actual.

un descubrimiento!!!Bien Rector,bien!!!

El Rector dijo...

Se puede Missterror, se puede (pero bajito, ssshhh). Que grande ese Terry... si quieres verlo en su versión adolescente, puedes pegarle un tiento a la secuela, The gate II, pero esta no tiene ni punto de comparación con la primera.

Cuanta razón tienes con el tema del doblaje, es una pasada, lo de la hermana es sencillamente, entrañable, daban unas ganas de abrazarla... SOLO de abrazarla.

newzombie dijo...

un clasicazo, eso si que fue una deliciosa niñez con buena mezcla del cine juvenil y terror. recuerdo que es una pelicula muy oscura. a ver si sale alguna edccion en dvd que mi vhs esta muy gastado

El Rector dijo...

Newzombie, que ilusión cuando alguien le dedica unas bonitas palabras a mi querida The Gate, tu lo has dicho: "una buena mezcla de cine juvenil y terror" y si, recuerdas muy bien, por que oscura es un rato. Existe una fantástica edición en DVD (con subtítulos en español), pero solo puede conseguirse de importación. Crucemos los dedos para que la editen por aquí... aunque no creo que sea suficiente. Igual con una invocación demoníaca...

newzombie dijo...

escuche que habia una edicion en dvd de una marca casi desconocida en españa, pero me an comentado que el master es lamentable y el audio mono eso yo me imagino. por eso yo me quedo con mi VHS que aunque no tenia la estupenda caratula de alquiler le tengo cariño.
lo mas curioso esque salio en una coleccion llamada pesadillas con el dichoso libro que estaba de moda entre los niños.compre la pelicula y que le dieran por saco al libro

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.