viernes, 4 de noviembre de 2011

Crítica: Dellamorte Dellamore

Francesco Dellamorte, guardián del pequeño cementerio de Buffalora, intenta remediar un molesto problema que sufre desde hace un tiempo: a los muertos que han sido enterrados en su cementerio les ha dado por levantarse de sus tumbas. Pero esto no es lo mas grave del asunto, lo peor que es que ninguno de los responsables del ayuntamiento parece estar por la labor de pagarle las horas extras que el pobre Francesco debe invertir en dar de lo suyo (y lo suyo es reventarles la cabeza, básicamente) a estos no-muertos; a los que encima no se les ocurre otro momento para volver a la vida que hacerlo a altas horas de la noche, a veces en el peor momento para el pobre Francesco.

Francesco (Rupert Everett) se nos presenta como un personaje extremadamente melancólico, solitario, cuyo único amigo es su ayudante en el cementerio Nagui, un tipo que solo sabe decir “gña!” (o algo parecido).

La película inicia casi como una comedia, cercana incluso a la serie B (italiana, para mas inri…) si no fuera por el grandísimo trabajo en la dirección de Michele Soavi, su preciosa fotografía y cierta influencia de su compatriota Pasolini en la ambientación. Como decía, el film empieza dando rienda suelta y sin mucho complejo a situaciones comico-gores y sexuales (esto ultimo imagino que siempre esta asegurado en una cinta producida por Silvio Berlusconi Communications, como es el caso). Entre estos primeros compases, nuestro protagonista se recibe la visita de una joven viuda (la preciosa Anna Falchi, especialmente guapa en esta película) que va a visitar la tumba de su recién difunto esposo a Buffalora, donde nuestro protagonista se enamorará perdidamente de ella, logrando seducirla y llevársela al huerto (cementerio en este caso). Ya entre las tumbas y con cara entre las tetas de la alegre viuda, nuestro protagonista olvida complemente el pequeño problema que en los últimos meses ha estado inquietándolo y, en el peor de los momentos, reciben la visita del marido zombi de la viuda, quien la morderá fatalmente provocando su muerte.

Esto sume mas si cabe a nuestro protagonista en la tristeza y la melancolía y a partir de aquí, lo que parecía una pequeña película de zombis italiana sin muchas mas pretensiones, va tomando un cariz cada vez mas serio, dentro de la seriedad que puedan tener las cabezas parlantes o los motoristas zombis.

No tiene demasiado sentido que os cuente nada sobre la trama, ya que esta carece totalmente de ella, (o no, según se mire), lo cual no quiere decir que no sucedan cosas, de hecho suceden muchísimas cosas, aunque esta sucesión de situaciones, siempre con la muerte como protagonista omnipresente, son mucho mas reflexivas que durante la primera parte, la película se torna onírica y surreal perdiendo totalmente ese halo de comedieta graciosa.

Con un gran ritmo, la película va avanzando en ese guion cargado de metáforas, diálogos increíbles, frases que se nos quedaran grabadas y situaciones complejas que parece que no nos lleven a ningún sitio hasta que llegamos a su increíble final, final largo en su desarrollo que no solo dará sentido absoluto a toda la historia, sino que incluso provocara ganas de revisionarla para poder darle una explicación a todo lo visto, incluso las situaciones mas absurdas tendrán su razón de ser y que cada uno interpretará a su manera.

Se trata de un viaje por la mente y la personalidad humana de forma muy metafórica, una película sobre la soledad y sobre la perdida de personas a las que amamos, y todo ello dentro de una película de zombis! De zombis y de gore, o como el propio cartel dice: “Zombis, guns and sex! Oh My”, aunque en realidad es mucho mas que eso. “Dellamorte Dellamore”, o “Cemetery Man” o, como patéticamente se bautizo en España “Mi novia es un zombi” (lo de los títulos en español es ya de risa triste) es una película redonda, una película de notable alto en todas sus aspectos, un autentico clásico de los noventa, eso si, no quiero que el lector se lleve a engaño: mas allá del ritmo ágil que tiene, que en ningún momento llega a aburrir, y de que en esencia, puede pasar como película de zombis, no es un película fácil, es tremendamente compleja aunque solo podremos llegar a esa conclusión después de ver su increíble final.

A modo de curiosidad comentar que el guion esta escrito por el creador del personaje de comic Dylan Dog, Tiziano Sclavi, de hecho el personaje de Francesco esta claramente inspirado en El detective de lo oculto.

4 comentarios:

Oscar Fortuna dijo...

Interesante peli. No la conocía. Y siendo italiana, seguro que nos reímos.

Ted.

El Rector dijo...

Sr. Williams, hacia como tres años, que la tenía en mi poder sin desprecintar siquiera. Compré un pack para un regalo donde venía esta como dices, tristemente rebautizada Mi Novia es un Zombie+Las Colinas Tienen Ojos+Nueva York bajo el terror de los zombis y al final me lo acabé comiendo yo. El caso es que desde entonces, que la tenía pendiente. La semana pasada, justamente, ordenando mi videoteca, me topé con ella y me dije, de esta semana no pasa y entonces llegas tu y te cascas la crítica. Me quedé de piedra, gran casualidad.

Bueno, anécdota chorra a parte, coincido contigo plenamente, sobretodo en el tema Anna Falchi, jaja! Un punto de partida de peli de serie B de terror/humor del montón, que se va tornando en algo mucho mas complejo (surrealista si se quiere) y que al final da mucho que pensar, puede que demasiado incluso. Una fotografía preciosista y añado, una banda sonora de vicio. En lo negativo, pues me esperaba algo mas de morbo en el tema sexual, mas que nada por el royo de la necrofilia y tal, tema donde el filme pasa de puntillas.

Y sobre lo que comentas sobre Tiziano Sclavi, madre mía, este Everett si que es un Dylan Dog fidedigno y no el papanatas de Brandon Routh.

Gña!!

Ash Williams dijo...

Joder, que casualidad entonces, por que ademas creo que en su día fue una pelicula que paso bastante "de puntillas". Los 90 no fue precisamente la mejor decada del genero fantastico...

Tenemos mucho en comun, sr. Rector. Guarde usted esa copia (aunque sea la edicion española con ese titulo) por que es una pequeña joya!

Y tienes razon en lo que comentas, le falta un punto de "depravacion" en el tema sexual que hubiera molado, ademas, estamos hablando de un produccion de Berlusconi!


Un saludo!

Darkotica dijo...

Que grande, para mi es como una especie de Evil Dead dirigida por Jean-Pierre Jeunet y con unas pinceladas de Dario Argento, además en esta película no pude evitar comparar a Rupert Everett con Bruce Campbell. Dellamorte Dellamore is too hot...Mierda! he leído el nombre de Berlusconi y se me ha girado el estomago!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.