lunes, 31 de octubre de 2011

Crítica: Re-Animator

Universidad de Zurich, Instituto de Medicina. Un profesor custodiado por dos guardias se acerca por el pasillo hacia una gruesa mujer de bata blanca que espera impaciente frente a la puerta cerrada de uno de los laboratorios. “De prisa, de prisa, por aquí”, dice al ver llegar a los tres hombres. Los cuatro acercan la oreja a la puerta. Se oyen unos gemidos de dolor. La mujer pica a la puerta y llama al doctor, que suponemos que se haya en su interior. “Abra doctor”, dice insistente. De repente se oyen cristales romper y los policías fuerzan la puerta y consiguen abrirla armados con pistolas. En su interior encuentran al Doctor Herbert West sosteniendo una jeringa de grandes dimensiones agachado junto al cuerpo de otro viejo científico tirado en el suelo con convulsiones. Los policías arrestan a West mientras la mujer se acerca a auxiliar al doctor que de golpe se levanta del suelo. La cabeza le va ha estallar. Intenta sostenerla con las dos manos. El dolor parece muy intenso. Sus ojos, cerrados de puro dolor, se salen de sus orbitas ensangrentados, salpicando a los presentes en la habitación. Finalmente cae al suelo ya fiambre. “Esta muerto”, dice el profesor que se acerca a poner su mano sobre el cuello del fallecido. “Claro que está muerto”, afirma West. “Usted le ha matado”, acusa la mujer llena de rabia. El doctor West la interrumpe. “No, todo lo contrario… Yo le di la vida”. Música intensa de Richard Band, créditos y da comienza “Re-Animator”, todo un referente en el cine de terror y ficción.

No fue hasta la saga Re-Animator, compuesta de “Re-Animator” y “La novia de Re-Animator”, cuando las adaptaciones cinematográficas de Lovecraft obtuvieron mayor éxito. Eran los años 80. Stuart Gordon y el productor Brian Yuzna se aliaban para adaptar la novela corta de Lovecraft titulada “Herbest West: reanimador”. En el proyecto, Gordon realizó, además, labores de co-guionista junto con Dennis Paoli. El doctor West fue interpretado por Jeffrey Combs, actor fetiche desde entonces que dota de realismo al lunático científico y consigue empatizar con el público.

Tras el éxito de “Re-Animator” (1985), Yuzna dirigió, co-guionizó y produjo en 1990 “La novia de Re-Animator”, una nueva adaptación del relato corto de Lovecraft, con clara inspiración de la genial “La novia de Frankenstein” (1935), de James Whale. En 2003 Brian Yuzna rescató la saga Re-Animator con la película “Beyond Re-Animator”, una producción española de la desaparecida Fantastic Factory, con Elsa Pataky y Santiago Segura en el reparto que manchó el éxito de la primera cinta.

“Re-Animator” se argumenta alrededor del personaje del doctor Herbert West (Jeffrey Combs) que estudia en Europa, concretamente en Suiza, métodos médicos regenerativos junto a un conocido científico, que muere en extrañas circunstancias. Su intención es conseguir devolver la vida a los muertos recientes. De baja moral a la hora de aplicar sus experimentos, Herbert es expulsado del instituto de medicina y acaba viajando a EEUU, donde se matricula en la Miskatonic University. Allí continúa con sus experimentos. Su compañero de piso, Dan (Bruce Abbott), y la novia de éste, Megan (Barbara Crampton), se verán envueltos en el macabro proyecto. El doctor necesita cadáveres frescos, pero éstos al volver a la vida se convierten en violentos “zombies”. Algo falla en las pruebas. Frente a Herbert estará el Doctor Hill (David Gale) que intentará acabar con su carrera científica.

Película de culto, terror gore, comedia negra de terror… Fantástico film que nos atrapa desde el primer fotograma y nos devuelve a las historias de los mad doctor con las particularidades propias del personaje de West, quien transmite su locura a través de sus ojos y sus gestos de pasión por la ciencia y nos sumerge en escenas de gran crudeza, explícitos planos de mutilaciones, decapitaciones, vísceras esparcidas… Todo ello mezclado con humor sin caer en el ridículo, sustentando en un guión firme, un argumento sencillo, sin pretensiones, y plasmado en el metraje con gran habilidad por Stuart Gordon (al que tuve el placer de conocer en Sitges 07). Ejercicio sustentado sobre la intención de hablar del miedo a la muerte y del deseo de vencerla de forma cínica y sensual, a modo de sátira.

A parte de West, el resto de personajes se compone de Dan, el compañero de piso de West, el guapo del film y ayudante un tanto torpe del doctor en sus locos experimentos; Megan, la novia sexy de Dan y víctima de la peli; y el Doctor Hill, el antagonista que protagoniza una de las mejores secuencias de humor macabro de la cinta: su cuerpo decapitado entrando con toda normalidad en el hospital disimulando la falta de su cabeza con un busto.

En 1985, “Re-Animator” recibía el premio a la mejor película en el Festival de Cine Fantástico de Sitges. Muertos reanimados, una morgue, un sótano como laboratorio con el cadáver de un gato, lobotomía, probetas, una jeringa con un líquido verde fluorescente, sangre, cabezas cortadas parlantes, cuerpos descerebrados autónomos, sexo oral de ultratumba… todo ello es lo que ofrece el universo de Gordon y Yuzna que entusiasmó a público y crítica en Sitges y allá donde se proyectó.

Desde NIDO DE CUERVOS reivindicamos el visionado de esta macabra obra cinematográfica de terror para este Halloween 2011. Perderéis la cabeza, al verla.


LA ESCENA: La cabeza decapitada del Dr. Hill entre las piernas de Megan.

LA ANÉCDONA: La “poción reanima muertos” es un material llamado Luminol, que sirve para iluminar a un individuo en la carretera en caso de accidente por la noche y se puede comprar en cualquier ferretería.

4 comentarios:

Darkotica dijo...

Una cosa está clarinete, Re-Animator no hubiera sido lo mismo sin Jeffrey Combs, adoro a este hombre... El otro día revisioné el capitulo de Masters of Horror - "The Black Cat", y que maravilla, el mejor capítulo con diferencia y ese Combs dando vida a Poe...sublime!. Si todavía hay alguien en la sala que no lo ha visto, se lo recomiendo encarecidamente para esta noche de Halloween...

Oscar Fortuna dijo...

Te doy la razón Darkotica. "The Black Cat" es uno de los mejores, a mi entender, capítulos de Masters of Horror.

Ted.

Missterror dijo...

Que levante la mano al que no le haya gustado nunca Re-animator!!!
No me veis,pero estoy en mi casa con la mano levantada ( y no es que esté cantando una vomitiva canción de los insufribles Macaco)

Intenté que me gustara esta peli,lo intenté varias veces,pero no hubo manera,no conecto con ella y ella no conecta conmigo.

El Rector dijo...

A mi con Re-Animator, se me levantan muchas cosas, la mano no. Sencillamente, la mejor adaptación cinematográfica que se ha hecho jamás, del amigo Lovecraft.

Lo de Combs haciendo de Poe, inolvidable.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.