domingo, 14 de noviembre de 2010

Crítica: Piraña 3D

Joder, pues si “Night of the Demons” era la película ideal para verla con los amigos una noche de Halloween, “Piraña 3D”, es ideal para verla una tarde de verano con los amigos… de tu hermano pequeño. Y es que “Mr. Remake” (también conocido como Alexandre Aja) regresa con un nuevo capítulo de su particular cruzada “refritera” en lo que representa el tercer remake en su filmografía de cinco películas después de la genial “Las Colinas Tienen Ojos” y la pasable “Reflejos” .


Aja recupera “Piraña”, una de aquellas películas míticas de la infancia de muchos (“mua” incluido) que dirigió un tal Joe Dante en 1978, título de referencia de las denominadas en la actualidad “monster movies” y que “Mr Remake” adapta a los tiempos modernos para hacer la propuesta un poquito mas interesante, añadiendo los elementos necesarios para que en la clase del lunes a primera hora, no se hable de otra cosa que de su película, es decir, las máximas tetas y culos por metro cuadrado posibles y las secuencias gore mas desproporcionadas de los últimos tiempos, todo ello y para rematar la mezcla, protagonizado por personajes tan ridículos y de vergüenza ajena como los exaltados adolescentes a los que está destinado el filme.


“Piraña 3D” nos sitúa en “Lake Victoria”, escenario de una popular fiesta veraniega anual en la localidad de “Spring Break” donde cientos de jóvenes se reunen para montar una macro fiesta en el lago. Coincidiendo con la celebración, un gran temblor de tierra habre una grieta en las profundidades, dejando libre a una antigua especie de piraña que se ha mantenido con vida en las entrañas de la tierra desde tiempos prehistóricos y que comienzan a dar señales de un apetito voraz devorando a algunos pescadores y bañistas. La sheriff y un grupo de científicos se hacen eco de la situación e intentan cancelar el festival y desalojar a los asistentes al festival antes de que lleguen los depredadores.

Está bastante claro que esta reimaginación de “Piraña” anda mas cercana a la comedia adolescente que al cine de terror de las viejas películas y podría definirse como un gag chorra (aunque lamentablemente reflejo de un alto porcentaje de la juventud actual) de ochenta minutos con estética de videoclip hortera de raperos de la MTV, con un montón de tías en bikini meneando el culo al son de una terrible banda sonora a la espera, por supuesto, de esos famosos últimos veinte minutos donde se retoma la senda de la serie B mas clásica a base de mutilaciones múltiples, situaciones imposibles y mucho humor negro, un divertidísimo festín que justifica con creces los insípidos sesenta minutos anteriores, donde tan solo la presencia de un montón de caras conocidas y cameos varios, o el excelente trabajo en los efectos especiales del tándem Nicotero/Berger (solo mancillado por algunos efectos digitales que no están a la altura de las circunstancias) mantienen el interés de una historia que en realidad, carece de tal cosa.

La película está plagada de caras conocidas, por un lado actores veteranos de renombre como Richard Dreyfus o Christopher Lloyd, quienes se auto parodian para la causa en sus escasos minutos de protagonismo, la inolvidable Elizabeth Shue de “Live in las Vegas” como la Sheriff Forester (quien curiosamente ya compartiese reparto con Lloyd en dos entregas de “Regreso al Futuro”), el asiduo al género Ving Rhames (“Amanecer de los Muertos, "Evil Angel” ) como su ayudante, el cachondo Eli Roth que no se pierde una en un papel que le viene como anillo al dedo e incluso una famosísima pornstar como Riley Stelee que a pesar de chupar mas cámara que el resto del reparto junto (de lo cual tampoco nos vamos a quejar aunque lleve a su máximo exponente aquello de la mujer florero) no abre la boca en toda la película para otra cosa que no sea morrearse con sus compañeras del mismo. Por supuesto hay que sumar una larga lista de modelos y alguna que otra actriz porno mas (atentos a la genial secuencia que protagoniza Gianna Michaels) para completar este aspecto fundamental del filme.

Conclusión, “Piraña 3D” pese a su clara naturaleza de producto facilón descaradamente pensado para estimular las hormonas adolescentes y sacar tajada de la moda del 3D, es una experiencia entretenida que va claramente de menos a mas, pasando de la vergüenza ajena de sus inicios a la carcajada fácil de su tramo final. Una película vacía en su fondo que se mantiene a flote gracias a las aportaciones puntuales de su atractivo reparto, su seductora puesta en escena y a la innegable capacidad de Aja de ofrecer entretenimiento puro y duro en cualquier circunstancia, aunque a algunos nos duela un poco a la vista verlo “desperdiciar” su tiempo y talento en este tipo de productos. En cualquier caso, un título disfrutable pese a su falta de contenido y sus muchas connotaciones sexistas.


2 comentarios:

Darkotica dijo...

Después de tantas imágenes, tráilers, spots, pósters y mil cosas más, ya imaginaba con lo que me iba a encontrar en "Piraña 3D": Muchas tias ligeras de ropa y muchísimas pirañas hambrientas, el resultado es un guión plano (creo que es lo único plano de toda la película, permitidme este chiste fácil...) pero con unas imágenes gore realmente impactantes.

Se nota que Aja ha mamado del cine de los ochenta y sabe que ingredientes utilizar para que su película sea alabada por los fans del género. "Piraña 3D" no es una gran película, pero es divertida y además está repleta de desmembramientos. Me atrevería a decir que es una mezcla entre "Porky's", "Destino Final" y "Tiburón".

Andres David Forero dijo...

ya me la vi y no da tanto terror pero aguanta versela

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.