miércoles, 5 de mayo de 2010

Crítica: Trick´r Treat

Si había una película a la que le tenía ganas desde hacía lustros, esa era "Trick´r Treat" y es que la cinta de Michael Dougherty, quien se estrena con su primer larga duración como director, después de haber trabajado como guionista en películas como "X-men 2" o "Superman Returns", se ha metido en el bolsillo a todo aquel que se ha atrevido con ella, y como no podía ser de otra forma, las alabanzas y buenas críticas no han tardado en llegar, alimentando una bola que ha ido creciendo poco a poco y que con el tiempo la han llegado a convertir en algo casi mitológico. Ahora que por fin la película ha llegado al tercer mundo ( o a "aquel país desconocido" como a mi me gusta llamarlo y sirviendo de homenaje dicho sea, a aquella gran película de la saga Trek), aunque solo sea en formato doméstico, tenemos por fin la oportunidad de comprobar en primera persona todas las buenas impresiones que hemos ido leyendo durante la larga travesía del desierto.

Ambientada en la mágica noche de Halloween, "Trick´r Treat" se nos presenta como una película dividida en cuatro historias que se abre con una divertida secuencia con viñetas de cómic que como no, nos trae a la mente la genial "Creepshow" de George A. Romero, y que inmediatamente después nos sumerge de pleno en esa atmósfera de cuento macabro tan característica de esa noche de 31 Octubre donde los críos se disfrazan y van pidiendo dulces de puerta en puerta al grito del clásico "truco o trato" ("Trick´r Treat").


Las cuatro historias en si están bastante bien paridas: un grupo de niños que deciden gastar una terrorífica broma utilizando una vieja leyenda urbana del lugar, una chica que quiere perder su virginidad en la noche de Halloween con el hombre de sus sueños, un maestro de escuela que por las noches se convierte en un peligroso asesino y un solitario anciano que odia la fiesta de Halloween y que esta a punto de recibir una desagradable visita, pero lo que hace realmente divertida la película es la genialidad con la que Dougherty consigue entrelazar todas ellas, desorientando incluso al espectador en los primeros compases y moviendo el tiempo a su antojo para ir tejiendo una complicada tela de araña que va cobrando sentido a medida que avanza la historia, en este sentido se distancia de la película de Romero, donde las historias sucedían una detrás de la otra de forma independiente y se asemeja mas por ejemplo, a "Pulp Fiction" de Tarantino, sobretodo por la perfección con la que todos esos pequeños detalles que se nos van mostrando y que en principio carecen de transcendencia, van encajando de forma casi matemática en una perfecta ecuación que no deja de sorprendernos en ningún momento gracias a sus constantes giros argumentales, dando como resultado una experiencia muy agradable para el espectador en sus escasos ochenta minutos de duración, siendo este al mismo tiempo el principal problema de la película, pues no puedo dejar de pensar en lo que se podría haber conseguido con un poco mas de metraje, que no es otra cosa que trabajar un poco mas las historias de forma individual, pues aunque estas como ya he comentado, están bien pensadas, en ocasiones (exceptuando la del anciano gruñón) dan la sensación de estar un poco condicionadas por el tiempo, personalmente en este sentido, me hubiera gustado un poco mas de profundización en cada una de ellas.

El reparto tampoco se puede decir que sea "moco de pavo" y en "Trick´r Treat" no solo vamos a encontrar a la guapa Anna Paquin ("X-Men", "Darkness") como cara conocida, a su lado veremos a actores consagrados como Brian Cox ("X-Men 2" entre cientos de otras), quien interpreta de forma brillante a un viejo cascarrabias en plan "Mr. Scrunch" en la que ha mi juicio es la mejor de las historias o al también incombustible Dylan Baker ("Spiderman 2 y 3"), un secundario de lujo pasado aquí a la enseñanza. También veremos a otros actores emergentes como Leslie Bibb ("Midnight Meat Train") o Tahmoh Penikett (el "Helo" de "Battlestar Galactica").

Visualmente la cinta es una delicia, la ambientación es maravillosa se mire por donde se mire, una perfecta recreación de la mejor noche de Halloween americana, sacada directamente de uno de aquellos viejos cómics de "Historias de la cripta", mitad cuento de hadas mitad historia de terror, con unos curradísimos efectos especiales cuando los hay y un mas que convincente repertorio de caracterizaciones. Además no puedo dejar de destacar el marcado aire ochentero que desprende el filme, a mí me ha recordado mucho a la atmósfera que se respiraba en aquella navidad de la primera entrega de "Los Gremlins".

Conclusión, "Trick´r Treat" nos llega en forma de calabaza con el propósito de hacerle justicia de una vez por todas al añejo género de las historias de terror, pues sin duda estamos ante la mejor película de este tipo desde "Creepshow 2", con divertidas pinceladas de humor negro y recordando a pedacitos de nuestra adolescencia como "Noche de Miedo" o "Una pandilla Alucinante", la película del debutante Dougherty (y producida por Brian Synger) es una de las propuestas mas inteligentes de los últimos años, dotada de una belleza visual y sonora de alto calibre y de una frescura narrativa inusual en los tiempos que corren, solo se queda a un paso de la excelencia por la brevedad de alguna de sus historias, de las cuales se podría haber sacado un poco mas de "chicha" y que nos dejan con ganas de mucho mas, por no mencionar que me parece lamentable que una película de semejante calidad no se estrene en las salas españolas (aunque tengo entendido que tampoco lo ha hecho en USA) mientras estas están infestadas de auténtica basura fílmica semana si y semana también. Visionado obligado.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Asquerosamente mala!

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).