domingo, 18 de abril de 2010

Crítica: Furia de Titanes

Por todos los dioses del olimpo que ganas le tenía a este remake del clásico de Desmond Davis "Furia de Titanes", junto con "Jason y los Argonautas", mi película de aventuras favorita de la adolescencia. El encargado de llevar a cabo tan osado proyecto no ha sido otro que el francés Louis Leterrier, quien ya diera buena muestra de sus aptitudes como director en trabajos como "Danny the Dog" o "Transporter 2", dos mas que notables cintas de acción.

"Furia de Titanes" nos introduce de pleno en el corazón de la mitología griega y nos cuenta la historia de Perseo, un joven hallado por unos pescadores cuando tan solo era un bebé en un ataúd de madera emergido del mar, quien resultará ser nada mas y nada menos que hijo de Zeus, díos del olimpo. Años después, Perseo y su familia son testigos de la sublevación de los humanos cuando un grupo de soldados de Argos, derriban una estatua de Zeus. Es entonces cuando Hades, Dios del inframundo, emerge de las profundidades de la tierra y mata a todos los presentes menos a Perseo, quien consigue sobrevivir. A partir e ese momento, la venganza guiará al joven semi dios, quien encabezará la expedición de un grupo de valientes soldados con la misión de descubrir la forma de matar al Kraken, criatura que Hades piensa liberar al cabo de diez días para destruir la isla de Argos.


La película de Leterrier sigue bastante fielmente las pautas del filme original, si bien es cierto que suprime algunas partes de la trama para darle mas protagonismo a las secuencias de acción. Así pues, bien poco veremos por ejemplo, de la infancia de Perseo o de personajes tan carismáticos antaño como el pequeño búho mecánico, quien tan solo aparece unos segundos a modo de guiño cómico. Por el contrario, la película tiene un ritmo mucho mas trepidante, donde la sencilla trama argumental es una mera excusa para poner al joven Perseo y cia en camino y poder mostrarnos así el grandioso despliegue visual llevado a cabo para la ocasión, que pese a todo, no es ni la mitad de sorprendente de lo que fue en 1981, y es que a estas alturas, encomendar el destino de una gran producción de este tipo a sus efectos especiales, es algo demasiado temerario.

Con esto no quiero decir que "Furia de Titanes" no luzca bien, de hecho la película nos regala algunos de los paisajes mas bellos que se han visto últimamente, donde destaca la espectacular isla de Argos, así como algunas de las criaturas, especialmente las realizadas al modo tradicional, sin efectos digitales, tales como el logradísimo Caronte y su barcaza tirada por muertos o las brujas de Estigia. Por que entrando en los siempre oscuros dominios de los efectos digitales, la cinta ofrece una de cal y una de arena, y si bien el Kraken, los escorpiones gigantes o las arpías voladoras dan el pego sobradamente, las apariciones de Hades o sobretodo, una decepcionante y alarmantemente cutre Medusa, resultan de lo mas decepcionantes. Digo yo que no habría costado demasiado utilizar a una actriz real para encarnarla y ponerle luego los añadidos en lugar de dibujarla íntegramente por ordenador.

Otra de las grandes bazas del filme, es sin duda su impresionante reparto, encabezado por el omnipresente Sam Worthington ("Terminator: Salvation", "Avatar") como Perseo, Liam Neeson ("La Lista de Schindler", "Star Wars: La Amenaza Fantasma") como Zeus, Ralph Fiennes ("El Dragón Rojo", "La Lista de Schindler") como Hades, Gemma Arterton ("Quantum of Solace") como Io, Alexa Davalos ("Las Crónicas de Riddick", "The Mist") como Andromeda, Mads Mikkelsen ("Casino Royale") como Draco o Jason Flemyng ("La Liga de los Hombres Extraordinarios") como Calibos. Todos ellos bastante correctos aunque sin demasiados alardes, destacando a un siempre sobrio Leam Neeson y a una apasionada Alexa Dávalos. Por el contrario, a Worthington no lo encontré ni mucho menos tan sembrado como en "Terminator: Salvation" y sobre Gemma Akerton, dejando de lado su incuestionable belleza, decir que pasa con mas pena que gloria. La peor parte pero, se la lleva el talentoso Ralph Finnes, desperdiciado en un papel un tanto ridículo, el de Hades, un villano que no está a la altura de las circunstancias, tópico, poco aterrador y que parece directamente sacado de alguna película de la Disney.

Conclusión, aunque "Furia de Titanes" me ha supuesto una pequeña decepción, debido sobretodo a la superficialidad con la que se pasa sobre la mitología griega, la nula profundidad de personajes y la simplificación de su argumento respecto a la cinta original, así como por el excesivo abuso de efectos digitales, tomando a la descafeinada Medusa (nada que ver con la terrorífica criatura que nos mostraba su hermana mayor) como mas claro ejemplo, no se puede negar que estamos ante una película de aventuras de lo mas entretenida, con un aspecto general muy llamativo, grandes caracterizaciones, una correcta y épica banda sonora, un buen puñado de rostros conocidos, entre ellos algunos de los mejores actores de Hollywood como la pareja Neeson/Fiennes, mujeres esculturales (lo de Arterton no tiene nombre), excelentes coreografías de lucha, personajes graciosos (esa pareja de cazadores portugueses) y sobretodo la sensación de satisfacción que nos deja su visionado pese a sus muchos aspectos a mejorar. Esperemos que tal y como dijo el propio Leterrier, estemos ante el principio de una trilogía y podamos disfrutar de algo un poquito mas profundo en posteriores entregas.



1 comentarios:

Darkotica dijo...

Cuando me enteré que iban a hacer un remake de "Furia de Titanes" (Desmond Davis, 1981) , pensé que se trataba de alguna broma o de un falso rumor, nunca imaginé que alguien fuera capaz de coger uno de los mejores clásicos del cine de aventuras y realizar su propia versión, me parecía una de esas películas intocables y míticas que jamás debían ser mancilladas por el simple y vulgar hecho de ganar unos cuantos millones en la taquilla.

Pero aquí tenémos el remake, que tras verlo me ha dejado cierto sabor agridulce, y es que francamente era imposible igualar al de 1981. Uno de los principales fallos del film, es el abuso de los FX realizados por ordenador, recordemos la belleza de los seres mitológicos del film original, aquellos realizados con la ingeniosa técnica del stop motion, aquellos que eran capaces de transmitir verdadero espanto, aún recuerdo cuando vi por primera vez a Medusa, un ser aterrador que parecía salido del mismísimo infierno.

Pues bien, como es obvio una de las cosas que más me intrigaba de éste remake era precisamente como sería la nueva versión de Medusa, y menuda decepción me he llevado, no daba crédito a lo que veían mis ojos, Medusa se había convertido en un ser de dibujos animados, peor imposible. La historia queda demasiado resumida, y abusa de las escenas de acción, incluso en alguno momentos me pareció que estaba viendo una nueva entrega de "Piratas del Caribe" y es que me sobraron los chistes fáciles de esos dos personajes infantiloides (me refiero a los dos portugueses o brasileños o de donde demonios sean...) que se han sacado de la manga para que los cuatro bobos de turno se rian de sus gracias, y por otro lado los personajes protagonistas estan totalmente desaprovechados, casi no se profundiza en ellos. En fin, una película no me pareció mala ni mucho menos (claro que es prácticamente imposible fastidiar semejante historia...), pero que no le llega ni a la suela de las sandalias al clásico de Desmond Davies.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.