jueves, 25 de marzo de 2010

Crítica: Fantasmas de Marte

Vale, de acuerdo, "Fantasmas de Marte" no se puede decir que sea una novedad precisamente, pero la verdad es que hacía tiempo que tenía ganas de hablar de esta película, y coincidiendo con mi reciente adquirida edición en Blue-Ray y su respectivo visionado, me parece una perfecta ocasión para ello. Recuperado ya de la masiva pérdida de fluidos corporales a la que me vi sometido, poniendo incluso en peligro la vida de mi querido televisor de LCD (dudo que el esperma y el cristal líquido sea una buena combinación), os voy a revelar, a riesgo de ser apedreado con sólo pisar la calle, que "Fantasmas de Marte" se encuentra sin ninguna duda entre mis diez películas favoritas, y hago esta aclaración porque sé de muy buena tinta que el grueso de la "comunidad fantástica" no la tiene lo que se dice, en muy alta estima.

Semejante maravilla solo podía ser engendrada por alguien superior, alguien como John Carpenter, quien seguramente sea uno de los mayores talentos para el fantástico que ha dado el siglo XX, y que cuenta en su haber, con una filmografía llena de clásicos difícilmente igualable por ningún otro cineasta del género.


"Fantasmas de Marte" fue filmada por Carpenter en el 2001, tres años después de la también fantástica "Vampiros", convirtiéndose de forma fulgurante en uno de sus trabajos más controvertidos, siendo considerada por muchos (aún a día de hoy), uno de sus peores trabajos, Hecho que siempre he considerado como uno de los grandes interrogantes del cine fantástico moderno, pues en el fondo, "Fantasmas de Marte" no es otra cosa que una revisión de uno de sus filmes más emblemáticos, "Asalto al Distrito 13" (anticipándose unos cuantos años al pobre "remake" que filmó el osado Jean-François Richet), a los terrenos del terror y la ciencia ficción, pero manteniendo intacta la esencia de la original e incluso partiendo de un argumento casi idéntico, es decir, un grupo de defensores de la justicia atrincherados con un grupo de delincuentes mientras una fuerza invasora intenta acabar con sus vidas, con lo que la colaboración entre ellos se convertirá en el único medio de supervivencia.

La película nos pone en la piel de un grupo de policías que viajan hasta una pequeña colonia minera en Marte, con la misión de recoger y trasladar a un peligroso criminal que permanece ahí retenido. Pero al llegar al lugar, descubren que este está totalmente desierto, encontrando un rastro de cadáveres y muerte. Pronto se darán cuenta de que una ancestral raza alienígena ha poseído a las gentes del lugar convirtiéndolos en asesinos sedientos de sangre, con lo que su única posibilidad de sobrevivir será colaborar con el criminal al que venían a buscar y sus compinches.

Como se puede ver, el argumento es un calco de "Asalto al Distrito 13", sólo que ubicando la acción en un Marte futuro e introduciendo la figura de alienígenas en sustitución de los criminales del film de 1976, transformando aquel thriller policíaco (al que curiosamente siempre le encontré un punto terrorífico) en una deliciosa mezcla de ciencia ficción, terror y acción, donde por supuesto tampoco podía faltar ese sentido del humor tan personal que solemos encontrar en muchas de las cintas de Carpenter y que en "Fantasmas de Marte" se traduce en algunas escenas sencillamente delirantes, con lo que a pesar del marcado tono terrorífico del filme, es inevitable soltar una carcajada en el momento más insospechado.

Visualmente la película es 100% Carpenter, ¿Que significa esto? Pues que el buen hombre vuelve a hacer lo de siempre, es decir, suplir el escuálido presupuesto con mucho talento, no sólo el suyo, sino el de sus colaboradores, porque si algo no es el amigo Carpenter, es tonto, por eso reunió para la ocasión a la que posiblemente es la tripleta más talentosa en lo que a FX se refiere (y con permiso de Tom Savini) de la industria, el también director Robert Kurtzman ("The Rage", "Buried Alive"), Greg Nicotero y Howard Berger, que aquí hacen con cuatro duros, uno de los trabajos más alucinantes que les recuerdo, increíbles caracterizaciones y secuencias "gore" a mansalva, que conjugadas con una gran ambientación y la tétrica atmósfera (el film se rodó íntegramente de noche), hacen de "Fantasmas de Marte" una de las películas de lo más vistosas, y eso pese a ese aspecto un tanto "cutre", que se presenta el filme cuando tiene que echar mano de los efectos digitales, recordando a lo visto en alguna de sus películas de los 80, pero esto, lejos de restarle puntos, aún añade un poquito más de fetichismo al conjunto global, llegando a resultar incluso entrañables.

La banda sonora es otro de los puntos fuertes del film, y es que Carpenter ha demostrado a lo largo de su dilatada carrera, que no solo es un grandísimo cineasta, sino también un soberbio compositor, donde a lo largo de los años nos ha dejado sintonías tan alucinantes como las realizadas en "La Cosa", "Rescate en Nueva York", "Están Vivos" o la propia "Asalto al Distrito 13", pero sin duda este es uno de sus mejores trabajos, la banda sonora más cañera que se ha sacado de la manga, interpretada por artistas de la talla de Steve Vai, Buckethead o los mismísimos "Anthrax", dando como resultado una banda sonora que solo puede catalogarse de obra maestra por cualquier amante del Heavy Metal y el Rock duro, en una relación cuasi simbiótica con las numerosas secuencias de acción del filme, aunque sin dejar de lado esas partes más atmosféricas y marciales marca de la casa que Carpenter utiliza para crear esa atmósfera suya tan característica.

Pero lo mejor de todo me lo he guardado para el final, y es que si pese a todas las excelencias que ya he comentado, si una cosa encandila desde el primer momento en "Fantasmas de Marte", es el mimo con el que se ha construido todos y cada uno de los personajes protagonistas (en este sentido me recuerda mucho al "Planet Terror" de Rodriguez) así como el excelente trabajo de casting realizado.

Para el papel protagonista, Carpenter (en otro ejemplo de clarividencia y exquisito paladar) eligió a la preciosa Natasha Henstridge, la cual ya había encandilado a todo pene viviente con su alienígena calentorra de "Species", y que aquí demostró algo que yo mismo había puesto en duda hasta ese momento, y es que un personaje femenino (y no quiero sonar sexista) pudiera resultar igual de carismático que uno masculino (salvando a la teniente Ripley de la saga "Alien" y si me apuráis, a esa versión femenina de Serpiente Plinsken que interpretó Rhona mitra en "Doomsday"), y es que la teniente Melanie Ballard es carisma en estado puro, una recta y ejemplar agente de la ley (si pasamos por alto su pequeño problema de adicción) tan sensual como mortífera. A su lado uno de los mejores anti héroes que han pisado una pantalla, "Desolación" Williams, un delincuente macarra de aires ochenteros interpretado por el rapero Ice Cube en un papel hecho a su medida y que junto a la teniente Ballard, forman una de esas parejas de hecho que tanto gustan a Carpenter, como ya pudimos ver en "Están Vivos" con Roddy Piper y Keith David o en "Vampiros" con James Woods y Tim Guinee. A su lado toda una galería de grotescos personajes como la capitana lesbiana Helena Braddock, interpretada por la actriz de culto de los 70 Pam Grier, el cachondo y mujeriego sargento Jericho Butler, a quien dio vida un semi desconocido por aquel momento, Jason Statham o el trio de compinches de "Desolación" Williams, llamados muy acertadamente, "Uno", "Dos" y "Tres". Todo esto sin olvidarnos de otro de los personajes fundamentales de la historia, el villano de turno, que en esta ocasión no es otro que "Big Daddy", una guerrero mutante de dos metros que lidera las tropas alienígenas y que se las hará pasar putas al personal para nuestro disfrute.

Conclusión, "Fantasmas de Marte" hace bueno aquello de (y lo digo con cariño) "no se hizo la miel para la boca del asno", y es que esta auto adaptación galáctica de "Asalto al distrito 13" es un producto destinado a un público muy minoritario, sibaritas de la serie B y enamorados obsesivos del cine de Carpenter, los cuales sin duda sabrán apreciar en ella, todas las virtudes (y también defectos) que han caracterizado a la obra de este personaje único a lo largo de su filmografía, destacando sobretodo la capacidad de rodar fantásticas películas con irrisorios presupuestos y de acuerdo, puede que no estemos ante una obra maestra como "la Cosa", "Golpe en la pequeña China" o "Rescate en N.Y", pero si ante una película honesta donde las haya y dotada de una capacidad casi ilimitada de divertir, con una narrativa que se sale de lo habitual, una ambientación envidiable, excelentes caracterizaciones, grandes dosis de sangre, nostálgicos efectos especiales ochenteros, acción a mansalva, buenas coreografías de lucha, carismáticos personajes, humor negro por doquier, una banda sonora de alucine y la presencia de Natasha Henstridge, por supuesto.

Todo esto hace de "Fantasmas de Marte" una de las películas de serie B, mas redondas que he tenido la oportunidad de disfrutar en esta década. No obstante, como suele ocurrir con las películas de Carpenter, tiene admiradores y detractores a partes iguales (como pasó con la genial "Pro-Life" que filmó para la serie "Masters of Horror"), en este caso incluso mas de los segundos que de los primeros, pero que se le va a hacer, no se puede contentar a todo el mundo. Por la parte que me toca, lo único que puedo hacer es quitarme el sombrero ante semejante maravilla y esperar a que nos lleguen sus dos nuevas obras, que sin duda alguna, seguirán dando que hablar, ya sea para bien o para mal.

"Fantasmas de Marte", una divertidísima película, que jamás me cansaré de recomendar por mas ostias que me lleve en el intento.


7 comentarios:

RUBÉN ARNAIZ dijo...

Parece increíble. Éste no es mi John Carpenter, me lo han cambiado o clonado cual Van Damme en 'Replicant'....¿Es el mismo director de varias obras maestras como 'La Cosa', 'Golpe en la pequeña China' o 'En la boca del miedo..?. Pues parece que sí. Carpenter dirige a unos actores (es un decir...) en unos decorados de cartón piedra; un plató risible; una música que es el colmo de lo ruidoso y con unos villanos de risa ( el Marylin Manson ese gritando : ''¡ wareaddashhhh!!! o algo así...).

En fin, que la peor película del director. Mención especial a los, como decía antes, 'actores', que estan patéticos,en especial 'el florero' Liam Waite (que solo salía por que era el novio de la Henstridge) y Pam Grier (bueno...y Clea Duvall, y Ice-cub e incluso Jason Satatham...); el montaje es horrible (esos cambios de plano...bufff) y el estilo visual, entre Desafío Total y el Vengador Toxico acaban por hundirla más en el fango de los horrores... El único punto es para Natasha Henstridge: es demasiado hermosa ella sola...

Anónimo dijo...

Ni caso, de miel y asnos va el asunto, jeje. Muy buena pelicula, va a lo que va y lo consigue con creces. Si hoy en dia tildan a cosas como Pacific Rim de obras maestras....asi va la cosa. Saludos. -frankenhauser el loco-

El Rector dijo...

Frankenhauser, con este comentario, no haces para nada gala de tu apodo... supongo que mi subconsciente, haría caso omiso a la blasfemia de Rubén, jeje... destacar entre una filmografía que en el 90% de los casos roza la excelencia, es harto complicado y "Fantasmas de Marte" lo hace, un cúmulo de virtudes que la convierten en un grandioso divertimento. A día de hoy, sigo sin poder (saber) encontrarle pegas a esta pequeña pieza de culto... y eso que no me va en exceso la miel ;)

Saludos.

P.D: ¿"Pacific Rim" obra maestra? Pues ya me has sacado la primera carcajada del día.

Bieitols dijo...

Pues yo asno también!
Con todos mis respetos Sr. Rector, no se lo tome a mal, pero si Fantasmas de Marte es 9 sobre 10 cuánto le damos al Asalto, a Halloween, a Christine y a The Thing. Por sólo citar las más dstacadas de su filmografía.

Que conste que no soy yo ni de puntuar ni de discutir puntuaciones, pues soy consciente de que es imposible hacer retrospectiva cada vez que se da una nota como para ser justo comparando nuestro propio histórico de notas. Y desde luego que lo que nos influye a la hora de ver una película y escribir su crítica es tan complejo e incontrolable que cualquier atisbo de imparcialidad es pura ciencia ficción.

Quiero decir que si intercambiáramos los momentos en los que vimos las peliculas que hemos visto a lo largo de nuestra vida seguro que nuestros propios gustos cambiarían bastante.
Aunque no deja de ser una paranoia trivial, pues nunca podremos comprobarlo. Pero estoy convencido de ello. Pues la influencia no es solo del estado de ánimo puntual sobre el visionado concreto, sino que la influencia de unos filmes sobre los otros va en cascada. Como piezas de dominó cayendo unas por efecto de las otras.

Todo esto para decir que a mi no me gustó nada. Me pareció una tomadura de pelo, aburrida y mal hecha. No suelo ser muy duro en mis críticas porque sé lo que cuesta hacer una película, pero es que a Carpenter se le puede exigir. Por eso me suelto.

El rollo inicial era para tratar de autoengañarme, soy asno, me gusta la miel, pero al menos aún mantengo intacta mi capacidad de ocultar mi condición tras palabrería barata.
;)

El Rector dijo...

Bieitols, como bien dices, es imposible hacer ese paralelismo entre unas puntuaciones y otras, pues estas, dependen de infinidad de factores que varían en cada ocasión. Si podría darle una nota a día de hoy, a cada una de esas películas que citas y podría decirte también, que a día de hoy, "Fantasmas de Marte" sigue manteniendo intacto ese 9 que le casqué en su momento (si ha habido ocasiones, con otras películas, donde me he replanteado juicios anteriores, pero no es el caso). Como siempre, fruto de gustos personales. Y es que por ejemplo, algunos de los títulos que citas, a mi juicio, ni de lejos son lo más destacado de la filmografía de Carpenter (hablo de "Asalto..." o "Christine").

No cabe duda de que "Fantasmas de Marte", es una de las cintas más controvertidas del maestro (a día de hoy sigo sin entender el porque) y que existe un término medio, o se ama, o se odia. Como queda patente en la crítica, yo soy de los primeros y puedo decir, que rara vez he disfrutado tantísimo en una sala de cine como el día que me topé con esta, para mi, modesta película, pero gran joya de la serie B.

Saludos.

Sutter Cane dijo...

Aquí tenéis otro defensor de esta cinta. Aunque para un servidor un 9/10 le parezca una nota algo excesiva esta "Fantasmas De Marte" me parece una cinta divertidísima y tremendamente recomendable y es que aun a día de hoy aguanta perfectamente un revisionado con el que echarte unas risas y pasar un buen rato.

Aunque para mi está lejos del mejor nivel de Carpenter el maestro demuestra aun en sus obras más pequeñas toda su clase y es que cuando alguien como él se pone tras las cámaras siempre algo bueno nos regala.

Un saludo.

El Rector dijo...

Sutter, me alegra que tu también la disfrutaras, aunque sea en menor medida que yo, que reconozco que es una de mis grandes "perdiciones" del genio Neoyorkino junto a "Rescate en N.Y", "La Cosa", "They Live", "Golpe en la Pequeña China" y "Vampiros". En realidad, cualquiera de ellas me merece un diez, pues soy incapaz de encontrarles una sola pega. En el caso de "Fantasmas de Marte", me contuve con el 9 para no parecer excesivamente entusiasta :)

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.