domingo, 19 de julio de 2009

Crítica: Farmhouse

No se puede decir que "Farmhouse" sea una película que destaque por su originalidad, pero dentro de lo que serían las catalogadas como road-movies, esta es sin duda una de las pocas que consiguen un buen resultado y que en mayor o menor medida, me ha dejado con un buen sabor de boca, algo que en los tiempos que corren, no es poco. El desarrollo es de lo más típico en este tipo de películas, con la pareja de turno llegando a una bonita granja para pedir ayuda después de sufrir un absurdo accidente de tráfico.

En esta ocasión no nos encontramos con los típicos garrulos caníbales de la zona, todo lo contrario, pues un educado y refinado granjero "moderno" no sólo ayuda a la parejita, sino que les invita a cenar y a pasar la noche...ya os podéis imaginar el resto.


Pese a esta premisa tantas veces antes vista, la cinta resulta de lo más entretenida, primero gracias a unos acertados "flashbacks" que consiguen mantenernos con cierta incertidumbre hasta el final de la película, y segundo por los acontecimientos que van sucediendo a lo largo de la cinta. Acontecimientos que pueden resultar más inesperados y despiadados de lo que el espectador haya podido imaginar en un prinicpio. "Farmhouse" es un film que se pasea entre el horror y el suspense más clásico, para finalmente dar un interesante golpe de efecto con un inesperado giro argumental. La película dirigida por George Bessudo, segundo largometraje del director, tras dirigir la fallida "Lake Dead", utiliza todo tio de artimañas para cogernos desprevenidos y asombrarnos con su desenlace final.

Otro tema ha destacar de "Farmhouse" es su reparto, entre los que se puede ver a la actriz Jamie Anne Allman ("Prey 4 me") y al actor William Lee Scott ("El Efecto Mariposa") como la pareja accidentada, y por otro lado tenemos al aparentemente amable matrimonio que vive en la granja, el actor Steven Weber ("Desperation"), más conocido por su cara que por su nombre, un actor al que le van que ni pintados este tipo de papeles, y a la que da vida a su mujer, la exótica actriz Kelly Hu ("El Rey Escorpión"). Resumiendo, "Farmhouse" es una película que da todo lo que tiene y que se aún se esfuerza en ofrecer un poco más, que aunque parte de una base de lo más trillada, según avanza se convierte en un film de lo más interesante. Una película que seguramente quedará olvidada en la estantería de los videoclubs y que recomendaría a todos aquellos amantes de las road-movies que quieran llevarse una buena sorpresa.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.