miércoles, 1 de julio de 2009

Crítica: El Orfanato

Hacía tiempo que andaba detrás de "El Orfanato", mas cuando la critica cinematográfica de este país nos la había colocado en un pedestal, siendo incluso seleccionada para representar al cine español en el circo de los Oscars.

Después de verla en profundidad, la primera pregunta que asalta la mente de El Rector es, bajo los efectos de que tipo de substancia ilegal se encontraba el bueno de Guillermo del Toro cuando accedió a producir semejante esperpento.

Para definir la cinta, estamos ante un vil y escandaloso intento de copiar la exitosa formula de "Los Otros" de Amenabar, aunque con nefastos resultados. Por supuesto aquí no vamos a encontrar ninguno de los elementos que hicieron de "Los Otros" una notable película, sin conseguir ni por un solo instante producir el mas mínimo ápice de terror, de hecho no creo que estemos delante de un filme de terror, sino mas bien ante un drama paranormal, o "para anormales" si me permitís la grosería.


¿Cuando se darán cuenta de que la fórmula de utilizar a niños como eje central de una historia de terror esta ya largamente caducada? Esto de los amigos imaginarios que luego no lo son tanto, ni amigos, ni imaginarios, ya lo hemos visto muchas veces antes, y generalmente con pésimos resultados, sin ir más lejos en "El Escondite" hace cosa de tres años, con Robert de Niro y Dakota Fanning.

La película es alarmantemente previsible, se ve a una hora lejos todo lo que va a acontecer antes de que suceda, sin conseguir en ningún momento crear una atmosfera mínimamente inquietante, ni tan siquiera encontraremos los sustos tontos que suelen verse en este tipo de filmes.

La cosa funciona a base de tópico tras tópico, como si el guión hubiese sido escrito por alguien que no ha visto nunca una cinta de terror, o que haya visto demasiadas.....

El argumento por otro lado, es igualmente absurdo, dotado de un sinfín de incongruencias que me parecen una total falta de respeto hacia la inteligencia del espectador y difícil de encontrar en un trabajo profesional de este nivel, aquí se plantean demasiadas cuestiones, ¿a quien se le ocurre hacerle el boca a boca a un cadáver sin mandíbula?,¿porqué gruñía cual porcino Simon cuando empuja a su madre a la bañera?, ¿quien empapeló la puerta del sótano? o ¿porqué nadie notó el atroz hedor que emanaría de un cadáver de 6 meses en un húmedo sótano?

Luego, y para colmo, después de haber soportado estoicamente el tostón durante hora y media, nos joden el posible final macabro, y cuidado que esto es un SPOILER, donde se ve a madre e hijo yaciendo muertos en la oscura habitación, lo que por lo menos hubiese dejado cierto buen regustillo final, edulcorándolo descaradamente para convertirlo en un empalagoso y cursi final de cuento de hadas, no sea que el espectador se escandalice y luego lo tachen de mal gusto.

Lo único positivo que puedo destacar, es la interesante secuencia de créditos, francamente original, y el excelente trabajo de marketing al que ha sido sometido el filme.

A nivel de actuación, bueno, las he visto peores, todos los actores están a un nivel aceptable, destacando quizá a Belén Rueda dando vida a la atormentada madre. En referencia a esto, hay otra pregunta que perturba a El Rector, ¿porqué la señorita Chaplin no siguió los pasos de su padre y se dedicó al cine mudo? pues sus cinco minutos de "gloria" no tienen desperdicio, poniendo el punto cómico al filme.

Conclusión, "El orfanato" es un claro ejemplo de como NO tiene que ser un filme de terror, que lejos de aportar nada nuevo, se nutre de todos los tópicos existentes y que no consigue crear ni una sola secuencia incómoda, por lo que no se la recomendaría ni al peor de mis enemigos, y es que esta película esta por que tiene que haber de todo.



8 comentarios:

Max Cady dijo...

Rector, estoy de acuerdo contigo en algunas cosas pero no en todas. Es cierto que el guión es un popurrí de distintas películas (que contiene grandes lagunas y está bastante trillado) y es un drama con elementos fantásticos más que una cinta de terror.

Ahora bien, la parte técnica de la película, tanto la puesta en escena como la realización de Bayona son estupendas, y está además acompañada por una fotografía muy cuidada y una banda sonora que enfatiza perfectamente los momentos álgidos. El apartado interpretativo es correcto, aunque destaca favorablemente Belén Rueda.

Por lo que a mi juicio es una correcta (sin más) cinta de suspense con algún elemento paranormal que no aburre, pero desde luego no pasará a los anales del género.

P.D. El final es lamentable (muy edulcorado para mi gusto). Habría sido de agradecer algo más macabro.

El Rector dijo...

Max, puede ser, pero a mi me cuesta a horrores valorar aspectos técnicos de productos tan poco imaginativos y faltos de creatividad. Ok que a nivel técnico, la película cumple, pero, ¿que mérito tiene eso? El problema del cine de género español, no tiene que ver con aspectos técnicos, es algo un poquito más profundo que eso, El Orfanato es un buen ejemplo de ello.

Saludos.

Max Cady dijo...

De acuerdo nuevamente, pero hay que tener muy presente que en este país desde casi siempre se ha menospreciado el cine de género, así que si desde hace unos años (tal vez 10 o 15) empiezan a proliferar este tipo de películas (terror, thriller, etc.) y se intenta realizar de forma seria, no podemos (aunque deberíamos) exigirles lo mismo que cinematografías que vienen usando y bien el cine de terror o de cualquier otro género desde los albores del cinematógrafo.

Tenemos todavía un largo camino por recorrer (¡pero si en este país es escasa, por no decir nula, la industria cinematográfica!).

Un saludo.

El Rector dijo...

Max, comparto lo que dices sobre el hecho de que el fantástico siempre ha estado considerado en este país, como cine de segunda (lo cual dice mucho del nivel cultural del mismo). Ahora, yo creo que esto no quita que lo que se haga por aquí, deba ser valorado por lo que es y no por su denominación de origen, si a la hora de hacer una crítica sobre una película española, debemos ponerle un asterisco, mal vamos.

Se ha demostrado en estos últimos años (ahí tenemos la saga REC, puntera a nivel mundial y objeto de envidia por culturas cinematográficas con mucha más tradición que la nuestra), que a la postre, lo único que importa en esto del cine (como en cualquier otro arte) es el talento. En españa, el problema no es de tradición, ni de medios, el problema es tan serio y sencillo a la vez, como que no hay gente capacitada, con ideas propias y con el suficiente talento, como para dar forma a este tipo de cine.

Saludos.

Max Cady dijo...

Nuevamente coincido al 100% contigo, pero como en este país se trata de rentabilizar al máximo las pocas inversiones (subvenciones), apenas se arriesga, y eso supone muchas veces (tal vez la mayoría) decantarse por cosas que han funcionado y simplemente se les da (o intenta dar) un lavado de cara. ¿Acaso no es El Orfanato una mezcla de Los Otros con El Sexto Sentido mezclado con Peter Pan?

Y sin embargo, es curioso, que cada vez más son los productos más arriesgados y singulares los que funcionan mejor en taquilla (a nivel de cine de género). Por ejemplo, la saga de [Rec] (la cual me gusta mucho, sobre todo las dos primeras) o historias como El Laberinto del Fauno (que no es más que una vuelta de tuerca a un tema trillado como la Guerra Civil).

Aún dicho todo esto, creo que somos más benévolos con productos que vienen de fuera que con los que manufacturamos aquí (solemos hacer leña del árbol caído con mucha más frecuencia de nuestro cine que el que viene e inunda de EE.UU, por ejemplo) y otro lastre es el hecho de no contar con una industria cinematográfica plenamente desarrollada, lo cual es una verdadera rémora.

quetzal dijo...

a mi no me disgusto, esta es la que golpea la pared y se le van acercando los fantasmitas de a poco? Bue, no me disgusto, hay cosas mil veces peores, mas hypeadas que vienen de hollywood, mas alla de eso, que buena esta esa belen rueda

El Rector dijo...

Quetzal, el problema de El Orfanato, tiene que ver precisamente con lo que comentas. Y es el hecho de que el cine español de género, en lugar de buscar su propia identidad, intenta la mayoría de veces (y éste es un caso fragante), copiar los clichés y las fórmulas americanas.

A estas alturas y visto lo visto, sacar una película como El Orfanato y encima, darle el bombo que se le llegó a dar en este país, me parece bochornoso.

Saludos.

quetzal dijo...

si, rector, sabes que soy de argentina, aqui las unicas produccciones españolas de este tipo que pueden llegar al consumo masivo deben tener estas estructuras si o si, productos con guiones preestablecidos por la norma de consumo, una lastima, seguramente tienes razon, las pelicuals con esta tematica nunca podrian ser contaminadas con el veneno capitalista, por eso hasta hace unos años no eran muchas las peliculas de terror psicologico sutil si se quiere y del mas alla, volviendo a esta peli, se que no es buena, pero me encanto ese chico con la bolsa en la cabeza, fue una lastima que no fuera mas explotado, me hace acordar a otro personaje de una pelicula con sus altos y bajos que se llamaba trick or treat

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.