martes, 16 de junio de 2009

Crítica: Bajo Aguas Tranquilas

"Bajo aguas tranquilas" es la obra póstuma de la desaparecida "Fantastic Factory", que desapareció hace ya unos años debido a problemas financieros, dejando en su haber un total de nueve películas: Faust, Arachnid, Darkness, Beyond Re-animator, Romasanta, Rottweiler, La Monja, Dagon y Bajo aguas tranquilas, y en mi opinión tan sólo estas dos últimas han conseguido destacar entre la mediocridad general de todas estas producciones. Pese a esto, hay que aplaudir a toda la gente que ha trabajado durante años en la "Fantastic Factory", un proyecto arriesgado de los que no se suelen ver en este país.

Brian Yuzna, que ya había dirigido "Faust" y "Beyond Reanimator" y producido "Dagon" para la Fantastic, es de nuevo el encargado de conducir a buen puerto el filme, un trabajo muy en su línea, irregular, capaz de lo mejor y de lo peor. "Bajo aguas tranquilas" es en general una película mala, no nos engañemos, lo que no quita que sea una producción francamente entretenida y muy divertida por momentos.

Basándose de forma descarada en "Phantasma" y concretamente, copiando de forma ruin al mítico "hombre alto" en la figura de Mordecai Salas, sin duda alguna lo más parecido que ha podido encontrar Yuzna a Angush Scream, y que pese al evidente plagio, resulta un personaje de lo más efectivo, convirtiéndose en uno de los elementos más atractivos del filme junto a sus excelentes efectos de maquillaje, que pondrán ante nuestros ojos a todo un desfile de criaturas de ultratumba que harán las delicias de los más nostálgicos, aquellos (donde me incluyo) que tenían que frotarse los ojos y limpiarse las babas con el babero al ver películas como "Terroríficamente Muertos" o similares.

El desarrollo no es nada original,, de hecho, utiliza todos los tópicos habidos y por haber de las viejas cintas de terror de los ochenta, y si encima le sumamos las más que deficientes interpretaciones de sus protagonistas, sólo os diré que Raquel Meroño repite nuevamente en el papel principal, debe de ser algún tipo de macabro fetiche de Yuzna, porque sino no se entiende. En el filme también aparecen otros actores de la talla Josep Maria Pou o Manuel Manquiña, que pese a su contrastada calidad, se les ve totalmente perdidos en un género al que no están acostumbrados. Otra de las lacras del filme, son los pésimos efectos digitales, todo un ejercicio de cutrez en estado puro y que consiguen desvirtuar el aspecto general de la obra de forma alarmante.

En definitiva, estamos ante una película que destaca por su fantástico diseño artístico y por "homenajear" a películas tan entrañables como puedan ser "Phantasma" u otras perlas de la serie B, que pese a lo previsible de su desarrollo, sus flojos efectos visuales y las malas actuaciones del reparto, consigue entretenernos e incluso producirnos cierta nostalgia.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

No me gusto, admito que tiene un comienzo interesante pero de ahi en adelante se va en picada, realmente la pelicula en mi opinion es malisima.

Miki dijo...

Ojo, 'Dagon' no la dirigió Yuzna sino su amiguete Stuart Gordon.
Felicidades por el blog.

El Rector dijo...

Miki, gracias por el dato, quise decir que la había producido, no dirigido. Editado.

Me alegra que te guste el blog. Estás en tu casa.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.