lunes, 4 de mayo de 2009

Crítica: Planet Terror

Desde que nos sorprendiera a todos con "Mariachi", allá por el año 1992, Robert Rodríguez se ha convertido en uno de los mejores referentes del género fantástico de la actualidad, y es que este Texano tiene en su haber auténticas obras de culto, como la mencionada "Mariachi" y sobre todo sus dos secuelas, "Desperado" y "El Mexicano" a cual mejor. Películas estas que han llevado al cine de acción a otro nivel, ya no por la gran espectacularidad que Rodríguez imprime en sus filmes, sino por la increíble profundidad de sus personajes, donde no hay ninguno más importante que otro, y nos da la sensación de estar viendo la película desde distintos puntos de vista.

Si la trilogía de "Mariachi" ha creado escuela, poco se puede decir de "Abierto Hasta el Amanecer", una "cult-movie" pura y dura que ha día de hoy sigue siendo un regalo para los sentidos. El Rector, personalmente, necesita reencontrarse con Sex Machine cada cierto tiempo.

Rodriguez siempre se ha caracterizado por ser un director honesto, haciendo películas por diversión y no exclusivamente para ganar dinero, aunque el vil metal tiene su peso, y de vez en cuando hay que hacer alguna pequeña concesión a la industria, por lo que le perdonaremos la infantilada "Spy Kids" y la adolescente "The Faculty", ya que después golpearía de nuevo sobre la mesa con la espatarrante "Sin City".


En "Planet Terror" encontramos de nuevo al genuino Rodriguez, y si hace poco comenté que "Death Proof" era un filme que se cocía a fuego lento, y siguiendo con el símil culinario, "Planet Terror" es vuelta y vuelta, lo justo para que coja color, y es que la cinta no ofrece tregua ni desde el primer minuto, donde ya desde la magnífica secuencia de créditos, donde Cherry nos deleita con un espectáculo erótico-festivo en forma de sensual baile que nos sirve de perfecta introducción al podrido mundo que Rodriguez ha plasmado en la película, gracias a los filtros visuales y sonoros, haciéndonos retroceder 30 años para sumergirnos en las viejas películas de serie Z de los 70, y donde inmediatamente el gore mas visceral nos salpica a la cara en forma de mutilación genital, todo aderezado por el irreverente humor "Made in Rodriguez" que es capaz de arrancarte una sonrisa incluso en la situación mas escabrosa.

Desde este momento, asistiremos a una bacanal de sangre de virgen que nos hará rejuvenecer cual condesa Bathory, perdiéndonos entre kilos y kilos de carne podrida, babosa y supurante de pús como pocas veces se puede ver, y es que los efectos visuales (Nicotero y Berger) son excepcionales y nos dejarán con la boca abierta de principio a fin.

Pero lo mejor de "Planet Terror" no es esto, pues hay muchos filmes con grandes efectos especiales, lo que realmente marca la diferencia son los personajes, y es que esta vez el bueno de Robert se ha sacado de la manga una cantidad obscena de ellos, creaciones todas ellas de gran carisma y rasgos totalmente diferenciales; Cherry (Rose Mcgowan) la bailarina de streptease lisiada, Wray (Freddy Rodriguez) el hombre solitario de misterioso y glorioso pasado y dotado de curiosas habilidades, Dakota (Marley Shelton) la anestesista atormentada, personaje que supura glamour por todos los poros de su cuerpo, J.T. (Jeff Fahey) el cocinero en busca del santo Grial, la salsa barbacoa perfecta (y que nos ofrecerá alguno de los momentos mas divertidos del filme) o el agente Deputy Tolo (Tom Savini) que en esta ocasión deja de lado el cuero y se viste de agente de la ley tronado, y así podríamos seguir con un largo etc.., todo esto deja de manifiesto la gran imaginación y creatividad de este cineasta, que no se queda ahí, pues a parte de dirigir y escribir, Rodriguez también se ha hecho él mismo la música de la película, con un excelente resultado, por cierto, contando además con alguna colaboración de lujo, como la del mismísimo John Carpenter.

"Planet Terror" es pues, un claro ejemplo de clarividencia cinéfila y desbordada creatividad, un festival de efectos especiales a merced, esta vez, de unos muy trabajados personajes que absorben todo el protagonismo, dejando en un plano casi invisible el prácticamente nulo argumento de la obra.

"Planet Terror" es una película de las de antes hecha con los medios de hoy.
Ni se te ocurra perdértela.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.