lunes, 11 de mayo de 2009

Crítica: Buried Alive

"Buried Alive" o "Enterrados Vivos" es la enésima película de terror adolescente donde un grupo de universitarios se reúnen en un solitario lugar y son perseguidos por algún tipo de psicópata, en esta ocasión, el espíritu de una vieja demoníaca con hacha en mano tendrá este dudoso honor.

Tengo que decir que le tenía ganas a esta película, sobretodo después de ver el último trabajo de su director, Robert Kurtzman, la divertidísima "The Rage", desgraciadamente, éste es el único nexo de unión entre los dos filmes, pues aquí no vamos a encontrar ninguno de los elementos que hicieron de "The Rage" una de las mejores películas gore del año pasado. "Buried Alive" es una cinta mala, con un argumento totalmente absurdo, unos personajes planos, un desarrollo previsible y muy poquita sangre, un par de escenas en toda la película, que aunque muy bien realizadas, no consiguen justificar la hora y media que estaremos ante nuestro televisor. El irreverente humor que nos ofreció Kurtzman en "The Rage", aquí brilla por su ausencia y se convierte en vergüenza ajena en más de una ocasión, debido a lo absurdo de las situaciones y a la poca credibilidad de sus personajes, salvando únicamente la actuación de Tobin Bell, conocido por la repetitiva saga de "Saw", que por lo menos consigue dibujarnos una ligera sonrisa de vez en cuando.

Con todo este berenjenal en sus manos, el pobre Kurtzman echa mano del único recurso que le queda para intentar captar nuestra atención y prorcionarle un poco de interés al filme, enseñar tetas y culos a diestro y siniestro, a riesgo de sacrificar el único ápice de argumento que pueda tener el filme, aprovechará cualquier situación para hacer que las señoritas nos enseñen el máximo de carne posible, haciendo que se bañen, que hagan el pino vestidas de conejita de playboy o incluso que corran desnudas por el desierto, lástima, no sólo de "chicha" vive el hombre.

Conclusión, "Buried Alive" es una producción menor en el más amplio sentido de la palabra, que ni aporta nada ni resulta divertida, una experiencia totalmente prescindible y una pequeña mancha negra en el currículum de Robert Kurtzman, que de seguro nos tiene reservado para el futuro, trabajos infinitamente superiores a éste, y que con el tiempo, se convertirá, sin duda alguna, en un autor de referencia dentro del género.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.