jueves, 14 de mayo de 2009

Crítica: Bloodrayne

Muchos han sido los que han catalogado a Uwe Boll como uno de los peores directores de todos los tiempos, como en su día se hizo con otros, véase Ed Wood. De acuerdo que el hombre tiene una filmografía un tanto peculiar, con bodrios tan sonados como "Alone in the dark" o "House Of the Dead", pero con esta "Bloodrayne", yo me lo he pasado bien, y de acuerdo que no estamos ante una gran película, igual ni tan solo una buena película, pero es un producto realmente interesante, teniendo en cuenta sobretodo la nula capacidad de la industria del cine en plasmar un videojuego en la gran pantalla, solo hay que echar la vista atrás y pegarle un ojo a adaptaciones tan poco fieles como "Resident Evil" ( y de estas nos han enchufado 3), "Street Fighter", o "Mortal Kombat", y es que reproducir la esencia de un videojuego en una película y viendo lo visto, no parece tarea fácil, pues bien, en esta ocasión, el señor Boll no lo ha hecho mal del todo.


Argumentalmente se nos cuenta la historia de Rayne, una muchacha mitad vampira mitad humana que tras escapar de un circo ambulante donde era utilizada como atracción de feria, se unirá a una sociedad de cazadores de vampiros para buscar unas antiguas reliquias que otorgan grandes poderes a quien las posea, Kagan un poderoso vampiro y padre de la propia Rayne también busca las reliquias, lo que terminará en una inevitable lucha familiar.

Lo que mas sorprende de entrada es el reparto protagonista, pues "Bloodrayne" cuenta con actores de la talla de Kristanna Loken ("Terminator 3", "Painkiller Jane") en el papel de Rayne, Ben Kingsley ("Ghandi", "Caza al Terrorista") como Kagan, Michael Madsen ("Species", "Reservoir Dogs") interpretando a Vladimir, Michelle Rodríguez ("Resident Evil") e incluso al bueno de Meat Loaf. Actores todos ellos de primera línea que le dan ya de entrada un toque de glamour al filme.

Aquí encontraremos pequeñas dosis de sangre y un buen puñado de efectos especiales (como la clásica pulverización de los vampiros al ser exterminados) muy bien realizados amén de unas escenas de lucha mas que aceptables, todo ello con una buena ambientación, destacando el vestuario de todos los personajes (algo que no se consiguió en "House of the dead", todos recordamos aquellos zombies que no eran mas que tíos en chándal con una mascara de Rey Misterio), unas también muy buenas localizaciones, tanto de exteriores, donde gozaremos de unos paisajes muy bellos , como de interiores, castillos, iglesias.. Y una mejor banda sonora, que otorga al film un toque oscuro/majestuoso que queda realmente bien, si sumamos todo esto nos damos cuenta de que estamos ante un producto bastante fiel al original y que en ningún momento aburre en exceso, a pesar de algunas fantasmadas marca de la casa, como no podía ser de otra forma tratándose de Uwe Boll.

De acuerdo que argumentalmente hay que cogerla con pinzas y el guión ofrece mas bien poco, además tendremos que soportar el constante lucimiento personal de su protagonista femenina, que no dejará de dar saltitos y volteretas en toda la película, explotada una y otra vez hasta limites insospechados, pero la verdad es que la chica no lo hace nada mal, desde luego mucho mejor que por ejemplo la señorita Kate Beckinsale en "Underworld".

Por todo esto creo que es esta una buena oportunidad para intentar empezar a comprender a este curioso personaje que es Uwe Boll.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.