domingo, 22 de enero de 2017

Crítica: They're Watching

Los directores y guionistas Jay Lender y Micah Wright debieron pensar que mezclar el humor por momentos excesivo y políticamente incorrecto de cintas como ‘Borat’ (Aquí no nos encontramos con un reportero Kazajo que va a Estados Unidos si no con un equipo de filmación y una presentadora que viajan a una pequeña aldea de, como parece ser costumbre últimamente, Europa del este situada en Moldavia), programas televisivos como ‘La casa de mis sueños’ (El equipo que realiza el viaje a tan inhóspito lugar trabaja para el programa 'Home Hunters Global' cuya idea comparte bastantes similitudes con las del show de los gemelos Scott pero esta vez a nivel mundial) y una pizca de terror era la fórmula secreta del éxito.

viernes, 20 de enero de 2017

Crítica: The Ones Below

El guionista de Hanna, David Farr, debuta como director de cine con The Ones Below, traducida como En compañía de extraños en países de habla hispana, el inglés nos deja un film que no se enrola en el cine de terror, pero que, a mi entender, visto desde la más absoluta realidad del mundo, funciona muy bien en dicho ámbito. Porqué ¿hay algo más terrorífico que te intenten arrebatar un pariente de primer grado? De eso trata el film presentado por Farr, que además de dirigir la película con buena mano, también se ha encargado de guionizar la propuesta. Un guión que no es el colmo de la originalidad, pero que presume de cierta elegancia que lo diferencian y que ha hecho que, a un servidor, no le haya desagradado en absoluto.

martes, 17 de enero de 2017

Crítica: Beyond the Gates

Yace en una esquina de la sucia y desordenada habitación bajo la tenue luz de un flexo que lo compadece como si pudiera tener tal capacidad. Él, un pobre desgraciado anclado en glorias pasadas que apenas guarda fuerzas para mantener en el recto sus propios excrementos. El tipo viste una camiseta del “Keeper of the Seven keys” de los “Halloween” (de la primera parte, no de aquel sucedáneo que ya apuntaba a comercial decadencia que sacaron en 1987, por más encumbrado que fuera por la crítica) y poco más... bueno sí, una pegatina arrugada enganchada en la frente en la cual un bicho verde dice: “Toi Colgao”. Él sentado en el suelo sobre sus sudadas nalgas, cuasi pegadas al suelo después de varios días metabolizándose con su propia mierda y orines varios (suyos también). Del brazo le cuelga una jeringa vacía y en ella, puede leerse escrito en grueso rotulador negro, la palabra “nostalgia”. Muerte por sobredosis sentenció el forense justo antes de proceder a levantar el cadáver. Sobredosis de nostalgia, claro. Tú puedes ser el siguiente.

domingo, 15 de enero de 2017

Crítica: Recovery

¿Saben aquel que diu que iba un director en 2016 creyendo que mezclar ideas caducas y nuevas tecnologías saldría bien? El director en cuestión cogió el teléfono y preguntó "¿ es el enemigo?", sin darse cuenta de que el enemigo era él mismo. Recuerdo a los clásicos del chiste, pensando en que la ironía o el humor templado me puede ayudar a sobrellevar el trago de tener que hablar de películas que no aportan absolutamente nada de nada al universo del cine.

viernes, 13 de enero de 2017

Crítica: The Burning

Ya tenía ganas de coger por banda ésta película, tras haber leído buenas críticas sobre ella en las redes, y qué mejor que ponerse al asunto cuando más te apetece un buen Slasher y no quieres ver de nuevo al señor Voorhees y su máscara de hockey. Y eso que para mí no hay mejor killer icónico que el bueno de Jason (con permiso del señor Myers)… Al ver un Slasher sabes a lo que te atienes: asesino más o menos resultón, personajes normalmente de relleno, muertes a cascoporro y guión previsible tirando a flojo, por lo general. La cuestión capital es si nos entretendrá y merecerá la pena haber invertido nuestro preciado tiempo o si será otra copia más… Pues os digo una cosa y os la digo muy en serio: “La quema” puede que supere a “Friday the 13th” en muchos aspectos, no en otros, así que vamos por partes porque merece la pena.

Nido de Cuervos: Raúl Sánchez (Rhaul Black)

¿Cuál es la primera película que te viene a la cabeza, aquel título de la infancia que te marcó para siempre y te aferró al género para el resto de tus días?  

La primera película que vi en el cine: fue Batman (1989), recuerdo el miedo que me daba el Joker de Nicholson y lo que me fascinaba el traje de Keaton. En lo que es más película de terror: Al final de la escalera (1980).